10 consejos fundamentales para mantener tu móvil seguro

Escrito por Alberto López

Si alguna vez te has planteado si tu smartphone está correctamente protegido, leyendo este artículo aprenderás un par de trucos para hacer más seguro su uso, y evitar que tus datos personales o de cualquier otra índole caigan en manos no deseadas. ¿Quieres saber cómo dar más seguridad a tu dispositivo de bolsillo? En RedesZone te lo contamos a continuación.

Es cierto, a día de hoy seguimos eligiendo contraseñas tan obvias como 1234, todavía son muchos los que piensan que sus archivos no son lo suficientemente importantes como para que nadie se fije en ellos, y así, vemos cada año, con verdadero asombro, informes y estudios que señalan este tipo de contraseñas como las más utilizadas para proteger archivos, cuentas de correo o cuentas en redes sociales. Algunos invasores de nuestra privacidad, los más hábiles, son difíciles de contener incluso poniendo por medio las medidas de seguridad más avanzadas, pero muchas miradas indiscretas podrían ser evitadas con solo prestar atención a unos cuantos detalles y configurar contraseñas de manera algo más compleja.

Primer consejo – Usa una contraseña de seguridad

Si con tan solo deslizar el dedo sobre nuestra pantalla (es decir, una falta de seguridad total) ya tenemos acceso a todas nuestras aplicaciones y datos contenidos en nuestro teléfono, habremos ahorrado unos dos segundos al activar nuestro smartphone, pero a costa de que cualquiera que ponga las manos sobre nuestro smartphone tenga acceso de inmediato a todo el contenido del mismo. Debemos tener en cuenta, que hoy en día la información contenida en nuestro smartphone no es poca, por lo que parece un precio a pagar muy alto teniendo en cuenta la cantidad de información personal que contiene, por tan solo ahorrar un par de segundos cada vez que queremos mirar nuestro móvil.

La clave de un iPhone es vulnerable

Lo mejor ante esto es usar algún tipo de medida de protección para evitarlo. Sin duda la mejor opción si nuestro dispositivo dispone de lector de huella dactilar, es usarla para bloquear tanto el teléfono como las aplicaciones más delicadas, ya que hasta ahora es el sistema de identificación más seguro. Si no disponemos de lector de huella dactilar en nuestro dispositivo, la siguiente opción, por orden de seguridad, es la contraseña numérica. Cabe destacar que si usamos esta medida debemos tener en cuenta que por ingeniería del comportamiento humano se puede obtener fácilmente la contraseña si hemos puesto algo como el número de nuestro documento de identidad, la fecha de nacimiento de algún familiar o alguna otra fecha destacada en nuestro calendario. Por último, el patrón de desbloqueo, realmente no es una medida muy segura, pero es mejor que nada. Conviene cambiar el patrón cada poco tiempo ya que puede ser fácil descifrar el patrón por las marcas que puedan quedar en la superficie de la pantalla al introducir el patrón de desbloqueo varias veces al día.

Segundo consejo – Añade un bloqueo para las aplicaciones más delicadas

Dentro del inmenso catálogo de aplicaciones que nos ofrecen los distintos sistemas operativos para smartphone, contamos con varias aplicaciones destinadas a añadir un bloqueo de seguridad a las aplicaciones que nosotros mismos consideremos oportuno. La misma aplicación nos permitirá insertar un bloqueo de tipo huella dactilar si disponemos de lector en nuestro dispositivo (la propia aplicación lo detectará), de tipo contraseña numérica o bien de tipo patrón de desbloqueo. De esta manera, podremos proteger las aplicaciones que manejan nuestros datos bancarios y médicos, o aplicaciones que puedan contener todas nuestras interacciones sociales y datos personales de toda índole.

Una de ellas y más conocidas, es AppLock, para Android. Esta aplicación nos permite guardar un patrón de desbloqueo y nos da la opción de seleccionar a qué aplicaciones queremos asociar dicho patrón, para que queden protegidas a la hora de su apertura. La misma aplicación la podemos usar para proteger fotos, mensajes u otros contenidos multimedia que queramos mantener especialmente a salvo de miradas inoportunas. En los móviles y dispositivos de Apple, esta función viene ya incorporada de serie.

Schützen (AppLock)
Schützen (AppLock)
Developer: DoMobile Lab
Price: Free+

Tercer consejo –  Utiliza la navegación oculta

Al igual que cuando usamos nuestro ordenador, los smartphones pueden utilizar el modo de navegación incógnito, para que el navegador que estemos usando en el dispositivo no guarde la información de los sitios web y páginas por las que pasamos en nuestro periodo de navegación. Sin embargo, esto no nos ocultará por completo (nuestro proveedor de internet, por ejemplo, podrá saber qué hacemos, donde pisamos y qué visitamos), pero este método sí evitará que si alguien, por cualquier motivo, echa un vistazo en nuestro historial de búsqueda o navegación, pueda ver las webs y sitios a las cuales hemos accedido.

Cuarto consejo – Instala una aplicación antirrobo

Ni que decir tiene que es mejor no tener que utilizar nunca una aplicación de este tipo, pero ante un robo o una pérdida de un dispositivo móvil, los cuales, en ocasiones, pueden llegar a las cuatro cifras, sin duda serán nuestro mejor aliado. Una de las más conocidas dentro de las aplicaciones antirrobo es Cerberus.

Cerberus es una aplicación antirrobo completa. Es una de las mejores protecciones para que podamos recuperar nuestros dispositivos Android extraviados, perdidos o robados. No es solamente una aplicación para localizar mi teléfono o un rastreador de smartphones, Cerberus cuenta con muchas funciones que nos facilitarán la ardua tarea de localizar nuestros smartphones o tablets, identificar al ladrón y recuperar nuestro dispositivo.

Logotipo de Cerberus Anti-Robo

Si hemos extraviado nuestro dispositivo podemos acceder vía web a la base de datos de Cerberus y localizarlo mediante el sistema de posicionamiento global o GPS, lo cual te puede evitar el mal trago de perder el dispositivo y tener que adquirir otro, y si a ello le sumamos la cantidad de información irrecuperable, la perdida puede ser bastante considerable.

En caso de robo, nos permitirá controlarlo a distancia para bloquearlo, borrar los datos de la tarjeta de memoria, hacerlo sonar, grabar o sacar fotos para intentar encontrarlo, identificar al ladrón e incluso mostrar un mensaje en la pantalla para tratar de que el desagravio sea el menor posible.

Quinto consejo – Sumo cuidado con las redes Wi-Fi públicas

Realmente dentro de una red Wi-Fi pública toda persona conectada a ella es susceptible de ser un hacker en potencia. En aeropuertos, cafeterías, ayuntamientos, bibliotecas, centros de estudios, etc. Las redes Wi-Fi abiertas o públicas nos hacen un servicio realmente apreciable, más aún si vamos justos con nuestra tarifa de datos móviles, pero convendría que tomáramos la analogía de una plaza pública llena de gente que ve pasar nuestro tráfico de datos por delante de sus ojos, es decir, que es mejor que no pongamos a su alcance información especialmente sensible, privada o restringida.

Wi-Fi Android

Si no te queda más remedio que recurrir a este tipo de redes Wi-Fi, os recomendamos utilizar una VPN para cifrar tu información punto a punto:

Sexto consejo – No descargues aplicaciones sin cerciorarte de su viabilidad

Al igual que descargar en nuestro ordenador software no oficial puede llevarnos a grandes quebraderos de cabeza por culpa de virus y aplicaciones malintencionadas, lo mismo ocurre cuando hacemos descargas a través de nuestro smartphone. Lo mejor que podemos hacer es utilizar los medios oficiales para la adquisición de aplicaciones, App Store de Apple o Google Play de Android, recurriendo a ellas tendremos una capa más de seguridad. Aunque se ha demostrado que muchas apps maliciosas se han colado en las tiendas de aplicaciones oficiales, en la gran mayoría de los casos evitaremos la instalación de este tipo de aplicaciones fraudulentas, software malintencionado, y por supuesto, virus.

Séptimo consejo – Mantén tu dispositivo actualizado siempre

Es muy importante que mantengamos actualizado el sistema operativo de nuestro smartphone. Cada día se descubren nuevas vulnerabilidades del software de todos los dispositivos, según se van descubriendo los errores también se descubre cómo repararlos, y estas reparaciones se hacen a través de parches de archivos los cuales se van incluyendo en las actualizaciones que van naciendo prácticamente a diario para cada dispositivo, ya sea smartphone, tablets etc.

El riesgo de las actualizaciones falsas

Si conseguimos tener nuestro dispositivo actualizado, cosa sencilla, ya que hoy en día estas actualizaciones se detectan automáticamente con solo estar conectados a internet, bien sea por Wi-Fi o mediante datos móviles, conseguiremos estar protegidos de todas esas vulnerabilidades que pueden causarnos muchos problemas en nuestros dispositivos, tales como perdida de información, ralentización de funcionamiento, restricción en el uso de varias funciones, y, en ocasiones, la inutilización completa del dispositivo.

Octavo consejo – Realiza copias de seguridad a menudo

Podemos elegir varios soportes a la hora de realizar una copia de seguridad o backup de nuestro dispositivo, ya sea en un soporte físico como puede ser un DVD (cuidado con esta opción, los DVDs se degradan con el paso de los años) o también en discos duros externos. Otra opción es la de realizar las copias de seguridad y subirlas a la nube, en diferentes servicios como Google Drive, Dropbox o similares. Por último, también puedes guardarlas en tu propia nube privada con un servidor NAS:

Copia de seguridad - Backup

Desde las opciones de seguridad de nuestro dispositivo (iOS y también Android) tenemos la opción de realizar una copia de seguridad de la totalidad de los datos que tenemos en nuestro dispositivo, de tal manera que, si alguna vez debemos restablecerlo a valores de fábrica por cualquier motivo, solo con volver a cargar la copia de seguridad en el teléfono, volveríamos a tenerlo en las condiciones previas sin haber perdido ni uno solo de los archivos, contactos y configuraciones que tuviésemos guardados con anterioridad. Incluso podremos programar nuestras copias de seguridad para que, por ejemplo, se realice a una hora determinada, cada quince días y que se suban automáticamente a la nube. De esta manera tendremos todos nuestros datos a salvo en todo momento y estaremos preparados ante cualquier imprevisto.

Noveno consejo – Usa aplicaciones de cierre,  evitarás el acceso inmediato

Dado que la mayoría de aplicaciones de nuestro smartphone no se cierran cuando cambiamos de una pantalla a otra aplicación o cuando usamos el botón atrás para retroceder hasta que nos saca de la aplicación al menú principal del teléfono, debemos usar este tipo de aplicaciones ya que aunque no lo estemos viendo, la aplicación se seguirá ejecutando en segundo plano para garantizar un acceso más rápido la próxima vez que necesitemos usarla de nuevo, para cerrarlas por completo y evitar que se acceda de nuevo rápidamente a aplicaciones que puedan contener todos nuestros datos personales, médicos o de contacto.

Lo que os recomendamos desde RedesZone es usar una aplicación de «cierre y limpieza» para que cierre todas las aplicaciones que estén abiertas en ese momento y, además, limpie los datos de caché como si lo hiciésemos nosotros desde el menú de aplicaciones dentro de los ajustes de nuestro smartphone. Con la ayuda de otras aplicaciones como Advanced Kill Task, una aplicación que con tan solo un click nos cerrará todas las aplicaciones abiertas en nuestro smartphone y, como os comentamos, borre todos los archivos de caché y nos informe incluso de la cantidad de megas de memoria RAM que ha liberado al ejecutar el cierre. Con ello conseguiremos que al reabrir nosotros mismos, o cualquiera que manipulara nuestro smartphone, se nos vuelva a requerir la identificación de tal manera que con solo darle a la tecla de aplicaciones activas no se pueda entrar directamente a nuestros datos.

Crear contraseñas propias es un error

Puede que tener que introducir el usuario y la contraseña cada una de las veces que abramos aplicaciones como WhatsApp o Telegram nos resulte incómodo y pesado, por no mencionar que no se recibirán notificaciones de ningún tipo a estas aplicaciones mientras se mantengan cerradas, así que puede que sea una medida realmente excesiva. Sin embargo, no nos lo parecerá tanto para aplicaciones que manejen nuestros datos bancarios o con aplicaciones en las que estén vertidos nuestros datos médicos entre otras cosas. Lo tendremos en cuenta y cerraremos sesión mediante este tipo de aplicaciones cuando terminemos de utilizar cualquier aplicación para mantener la mayor seguridad posible, así como cuando nos registremos en cualquier web de comercio virtual para pagar cualquier transacción que hagamos. Más vale dedicar unos minutos al día a introducir nuestras credenciales seguras que tener que lamentar un susto por un uso malintencionado de un tercero.

Décimo consejo – Administra meticulosamente los permisos para aplicaciones

Todas las aplicaciones instalables en nuestro smartphone requieren una serie de permisos para poder acceder a diferentes funcionalidades de nuestro dispositivo con el fin de funcionar correctamente. Algunas aplicaciones nos pedirán permisos para acceder al sistema de posicionamiento global o GPS, otras nos pedirán permisos para acceder a nuestra galería de imágenes, nuestra cámara, micrófono, etc.

Tenemos que saber a qué aplicación le estamos dando qué permisos y para qué necesita esa aplicación dicho permiso, si aceptamos todo lo que nos aparezca en pantalla al iniciar por primera vez la instalación (que generalmente es cuando las aplicaciones nos piden que aceptemos todos los permisos que va a necesitar esa aplicación), probablemente todo vaya bien si la aplicación es una aplicación oficial, la cual ha sido revisada, con el fin de no generar ningún tipo de problema en los usuarios, pero si por el contrario, es una aplicación que se ha descargado de algún sitio web no oficial y tenemos desactivada la opción de instalaciones verificadas, seguramente nos cree algún quebradero de cabeza.

Como primer punto de acción, recomendamos no desactivar la opción de instalaciones verificadas dentro del menú de desarrollo de nuestro smartphone, con el fin de que ninguna aplicación no verificada tenga acceso a los datos o funciones de nuestro dispositivo. Con ello lograremos que aplicaciones malintencionadas no obtengan información sobre nosotros sin que nosotros lo consintamos. Un claro indicativo de ello es que una aplicación de, por ejemplo, frases célebres, nos pida acceso a nuestra galería, ¿para qué quiere una aplicación que solo nos va a mostrar en pantalla frases famosas de personajes conocidos acceso a las fotos que vamos guardando en nuestro dispositivo? Claramente está recabando datos nuestros sin que nos demos cuenta, pero, por otro lado, hemos aceptado ese permiso, seguramente porque hemos pensado que la aplicación lo necesitaba para funcionar correctamente, en definitiva, un error.

En caso de que estemos hablando de una aplicación oficial, tampoco debemos despreocuparnos totalmente, ya que hay aplicaciones que nos pedirán acceso casi total a nuestro dispositivo, con lo cual podemos o no, estar de acuerdo.

Los permisos se nos solicitarán en dos ocasiones, la mencionada anteriormente al iniciar por primera vez la aplicación en el dispositivo, y cuando la aplicación requiera del uso de alguna función del smartphone, como, por ejemplo, la cámara o el micrófono. Pues bien, deberemos poner atención en cada uno de los permisos que vamos aceptando en cada momento, la aplicación funcionará igual, pero el acceso a nuestros datos, a nuestra privacidad, al fin y al cabo, será más limitada.

En definitiva, si nos hemos planteado darle más seguridad a nuestro dispositivo, estos pequeños consejos que os hemos comentado van a ayudar en gran medida a que nuestro dispositivo móvil este a salvo de pequeños ataques, miradas indiscretas y perdidas de datos. El resto depende de nosotros mismos.