Cómo van a desaparecer las contraseñas clásicas hacia nuevos sistemas de autenticación

Escrito por Javier Jiménez

La contraseña es una de las capas más importantes de seguridad que podemos utilizar. Sirve para proteger nuestras cuentas, registros, dispositivos… Eso sí, no basta con introducir cualquiera. Lo ideal es que cumpla unos requisitos que sean lo suficientemente complejos para evitar intrusos. Ahora bien, las contraseñas tal y como las utilizamos hoy en día tienen sus horas contadas. La tecnología avanza, las medidas de seguridad aumentan y por ello las claves y métodos de autenticación, también lo harán. Vamos a hablar de ello en este artículo.

Las contraseñas como las conocemos desaparecerán

Nos hacemos eco de un informe presentado por expertos de seguridad y que viene recogido en The Next Web. Informan de cómo vamos a utilizar las contraseñas en un futuro no muy lejano. Siempre con miras a mejorar la seguridad.

Según indican, cada vez vamos a utilizar menos contraseñas. Nos referimos con esto a lo típico de introducir letras, números, símbolos… Uno de los motivos principales es que este tipo de caracteres son legibles. De una u otra forma podría haber intrusos que comprometa todo esto. Además, en muchas ocasiones los proveedores de servicios las almacenan de manera insegura. Un problema añadido importante.

Es por ello que poco a poco aparecen nuevas formas para autentificarnos. Lo vemos ya en nuestros móviles, por ejemplo. Podemos evitar introducir un código PIN y en cambio poner simplemente nuestra huella o que nos reconozca la cara. Sin duda aporta un valor de seguridad extra.

Llaves U2F

Utilizaremos múltiples formas de autenticación

Pero los expertos van más allá. Aseguran que la tendencia es utilizar formas de autenticación de varios factores. Esto ya se utiliza en muchas plataformas cuando por ejemplo entramos desde un dispositivo que no reconoce. Así evitamos intrusos que puedan acceder. Pero esto se va a generalizar aún más y surgirán nuevas opciones relacionadas.

Sin embargo, si miramos un poco más al futuro, los expertos en seguridad informan de que las llaves U2F van a ser lo más común. Va a ser el método de autenticación que todos vamos a usar. Ya explicamos en un artículo qué son llaves U2F. Pueden ser simplemente un dispositivo USB con el cual poder identificarnos.

Hoy en día todavía son caros, pero es cuestión de tiempo que sean más accesibles a todo tipo de usuarios. Va a ser la manera en la que iniciaremos sesión en nuestras cuentas.

Aman Khanna cree que próximamente utilizaremos una combinación de autenticadores biométricos. No vamos a utilizar solo nuestra huella dactilar, por ejemplo. Esto es así ya que, aunque complicado, es posible poder engañar a estos sistemas. Será común combinar el acceso mediante huella y nuestra voz, por ejemplo. También el reconocimiento facial con nuestra huella o iris.

En definitiva, los expertos aseguran que en muy poco tiempo diremos adiós a las contraseñas alfanuméricas. Dejaremos a un lado este tipo de claves que llevan con nosotros décadas. Cada vez usaremos más nuestra huella dactilar o reconocimiento facial, así como las llaves U2F. Siempre combinando dos o más métodos para proteger aún más los dispositivos y cuentas.

Fuente > The Next Web