Windows Sandbox: así es la nueva medida de seguridad que llegará a Windows 10 19H1

Escrito por Rubén Velasco

Ayer mismo Microsoft confirmó que la última gran actualización de su sistema operativo, Windows 10 October 2018 Update, estaba disponible para todos los usuarios. Sin embargo, la compañía lleva ya tiempo trabajando en la que será su próxima actualización, de momento conocida como Windows 10 19H1, la cual llegará con interesantes mejoras y novedades de todo tipo, tanto de características, que podemos ir siguiendo día a día gracias a los compañeros de SoftZone, como de seguridad, como es el caso del nuevo Windows Sandbox.

Un sandbox, o cajón de arena, es una herramienta que nos permite crear un espacio aislado en la memoria de nuestro sistema operativo donde poder instalar y ejecutar aplicaciones de forma segura y totalmente aislada del resto del sistema operativo y de todos los datos guardados en él. De esta manera, si la aplicación resulta ser un virus, por ejemplo, nuestro equipo no se verá en problemas, y simplemente con vaciar ese cajón de arena estaremos limpios de nuevo.

Hasta ahora era necesario recurrir a aplicaciones de terceros para tener nuestro propio sandbox, como la conocida Sandboxie, sin embargo, parece que Microsoft va a incluir muy pronto esta nueva característica nativa en Windows 10.

Requisitos para poder usar Windows Sandbox

Aunque de momento no se sabe con certeza, lo más probable es que esta nueva función de Windows llegue en primavera con la próxima gran actualización del sistema operativo, actualización que esperamos no tenga tantos problemas como la última.

Además, será necesario cumplir los siguientes objetivos:

  • Usar Windows 10 Pro o Enterprise.
  • Procesador con arquitectura AMD64.
  • 4 GB de RAM, 1 GB de espacio libre y procesador de 2 núcleos.
  • Virtualización habilitada en la BIOS.

Además, esta función tendremos que habilitarla manualmente en el sistema operativo, y para ello tendremos que ir al apartado de «Características de Windows» para activar la llamada «Windows Sandbox«, siguiendo las instrucciones que nos irá mostrando el sistema operativo.

Activar Windows Sandbox

Windows Sandbox hace uso de Windows Containers, una característica del sistema operativo diseñada para funcionar en la nube, lo que significa que Microsoft está trabajando para traer esta característica a todos los usuarios, y parece que lo ha conseguido.

Cómo funciona Windows Sandbox

Una vez que hemos habilitado ya esta característica ya podemos empezar a utilizarla. Para ello buscaremos (desde Cortana, por ejemplo) esta nueva característica y la abriremos con permisos de administrador. A los pocos segundos podremos ver ya un entorno virtualizado, similar a un contenedor o una máquina virtual, desde el que podremos usar el sistema operativo de forma segura y aislada del resto del equipo.

Windows 10 Sandbox

Ahora podemos copiar a este cajón de arena cualquier ejecutable y abrirlo en él con total seguridad. Si se trata de una aplicación inofensiva no pasará nada, pero si se trata de un malware este solo afectará al entorno del sandbox, y el resto de nuestro equipo quedará intacto.

Sin duda una de las mejores novedades, en cuanto a seguridad, que ha presentado Microsoft en los últimos meses, y es que la compañía se está tomando muy en serio todo lo relacionado con la seguridad de su sistema operativo.

¿Qué te parece Windows Sandbox? ¿Sueles usar cajones de arena para probar aplicaciones de forma segura?

Fuente > Windows