Cómo compartir tu red Wi-Fi sin revelar tu contraseña a familiares y amigos con un código QR

Escrito por Javier Jiménez

¿Os ha pasado alguna vez que ha llegado algún amigo o familiar a vuestra casa y os pide la clave Wi-Fi? Seguro que sí. Esto puede ser un problema por diferentes motivos; el primero, por comodidad, especialmente si usamos una clave larga y compleja, y el segundo, más importante, por seguridad, según la configuración que tengamos o las precauciones que queramos tomar. En este artículo vamos a explicar cómo compartir Wi-Fi con invitados sin tener que revelar la contraseña. Ya vimos cómo crear una red WiFi para invitados.

Cómo compartir Wi-Fi sin revelar la contraseña

Muchos usuarios optan por dejar la contraseña predeterminada en el router. Esto es un problema. Es difícil de memorizar, lógicamente. Estamos hablando de números y letras aleatorios sin mucho sentido. Pero además esto supone un riesgo de seguridad, ya que es un error grave mantener la clave que viene por defecto.

Esto significa que tenemos que ir al router y mirar la clave o en su defecto acceder al dispositivo para verla. Posteriormente copiarla de alguna manera y mostrársela al invitado para que se conecte.

Pero además de las molestias que comentamos, puede ser que simplemente no queramos que conozca nuestra clave. Tal vez para evitar que se conecte desde otros dispositivos y pueda afectar a la velocidad o por cualquier otro motivo de seguridad.

Sea cual sea el motivo, siempre podemos compartir Wi-Fi con invitados sin necesidad de revelar la contraseña. En este artículo vamos a explicar cómo hacerlo.

Lo primero que necesitamos es conocer el SSID (nombre de red), así como nuestra contraseña y el tipo. Esto tenemos que apuntarlo en algún sitio o simplemente tenerlo presente.

Wi-Fi Direct

Generar un código QR

Una vez recopilada esta información, lo que necesitamos es descargar e instalar un generador QR para Android (luego hablamos de iOS). Tenemos muchos programas disponibles. Eso sí, de forma predeterminada la aplicación generará un código para texto. Nosotros lo que nos interesa es que lo genere para una clave Wi-Fi, por lo que lo configuramos así. Cuando lo configuremos, nos pedirán que introduzcamos los datos que ya buscamos antes.

Cuando le demos a aplicar, nos generará una imagen con el código QR. Esta imagen la podemos guardar en el móvil o incluso imprimir en un papel para tenerla de manera física.

Eso sí, como podemos imaginar la otra persona necesita una aplicación para leer código QR. La podemos descargar desde Google Play. De esta manera simplemente tiene que leer ese código y se introducirán automáticamente los parámetros necesarios.

Para los usuarios que tengan iOS este proceso puede ser incluso más sencillo. También pueden utilizar una función similar a Android. Sin embargo desde iOS 11 hay una opción para compartir la red inalámbrica sin necesidad de introducir contraseñas.

Esto funciona si ambos dispositivos tienen al menos iOS 11. El móvil que esté ya conectado tiene que estar desbloqueado. El que quiere tener conexión buscamos la red a la cual queremos acceder, le damos a conectar, lo acercamos a este móvil que ya cuenta con Internet y enviará una solicitud que tendrá que aceptar. Ambos tienen que tener habilitada la conectividad Wi-Fi y Bluetooth.

De esta manera automáticamente se conectará a la red sin necesidad de revelar ninguna contraseña.