Cosas que nunca deberías compartir en Internet ni en las redes sociales (y seguramente hayas hecho)

Escrito por Rubén Velasco

Las redes sociales nos permiten estar cada vez más conectados con los demás. A través de ellas solemos compartir a menudo todo tipo de información, información que muchas veces es irrelevante (como los cereales que estamos comiendo), pero otras veces, seguramente sin darnos cuenta ni pararnos a pensar, compartimos información que puede resultar interesante para otras personas, ya sea con intenciones oscuras o simplemente con fines comerciales.

Siempre que vayamos a compartir algo en Internet debemos hacerlo con sentido común, ya que no sabemos cómo usan las empresas esa información (para sacar dinero, eso seguro) ni quién puede estar controlando nuestras publicaciones. Todo lo que compartimos en Internet y en las redes sociales deja de ser privado desde el momento en el que pulsamos el botón “publicar”, y esto es algo que siempre debemos tener en mente.

Hay muchas cosas que pueden resultar peligrosas compartirlas en Internet. A continuación vamos a ver algunas de ellas, información que la mayoría de los usuarios de redes sociales comparten y que son un auténtico peligro.

Cosas que nunca debemos compartir en las redes sociales

Cuando vamos a ir a un partido o un evento, a menudo solemos compartirlo con los demás. Esto implica que compartimos un mensaje y, además, una foto de las entradas. Error.

Entradas concierto

Si compartimos una foto de las entradas de un concierto, un partido o cualquier otro evento, es posible que otras personas puedan utilizar el código de barras que viene, o el identificador incluido, para sacar un duplicado de la entrada. Con este duplicado ellos podrían robarnos la entrada y acudir al evento y, cuando nosotros intentemos entrar, la entrada ya se habrá utilizado y, por lo tanto, no podremos acceder.

Lo mismo ocurre, por ejemplo, si publicamos billetes de avión o tren en las redes sociales. Aunque esto es más complicado al ir asociados muchas veces a un DNI concreto, sería posible jugar con dicha información, permitiendo saber a otros dónde vamos a estar… o lo que es lo mismo, dar a conocer a los demás que vamos a estar fuera de casa un tiempo.

Ticket avión

A nadie se le ocurre dejar la tarjeta de crédito a otra persona (o no debería), sin embargo, aunque parece obvio, en realidad es mucho más frecuente de lo que pensamos compartir fotos con la tarjeta de crédito en las redes sociales. No tiene ningún sentido compartir una foto de una tarjeta en las redes sociales (a no ser que sea una Black de esas de saldo ilimitado que están tan de moda), por lo que siempre debemos evitarlo, o al menos, si la publicamos, hacerlo con el número, la fecha y demás información oculta.

Otro tipo de fotos que se suelen compartir bastante a menudo es una foto de nuestro escritorio, mostrando nuestro ordenador, todos los accesorios y periféricos y demás información. Este tipo de fotos aparentemente son inofensivas, sin embargo, puede que sin darnos cuenta estemos compartiendo información confidencial y personal, información que puede haber en los postit de nuestra pantalla o en distintos papeles que pueda haber en un escritorio desordenado, como contraseñas o facturas.

Contraseña postit pc

Otra práctica muy extendida hoy en día es compartir nuestras sesiones de entrenamiento con otras personas. Cuando salimos a correr o vamos al gimnasio, por ejemplo, nos gusta que otros lo sepan y, por ello, lo compartimos en Internet con funciones que, en ocasiones, hasta permiten rastrearnos en tiempo real. Esto es muy peligroso, sobre todo en los tiempos que corren, ya que pueden permitir a otros saber siempre dónde estamos y conocer nuestras rutinas. Una práctica muy extendida que debemos evitar.

Por último, indicar que existen muchos otros contenidos que no debemos compartir online, como, por ejemplo, nuestra dirección de correo o los lugares que solemos frecuentar, ya que estaríamos permitiendo a cualquiera tenernos siempre controlados. Las redes sociales están muy presentes en el día a día de todos, y debemos aprender a convivir con ellas de la forma más segura posible, guardando siempre ese pequeño grado de privacidad que separa al uso responsable del irresponsable, y todos sus peligros, al socializar a través de Internet.

¿Sueles compartir a menudo contenido en las redes sociales? ¿Sueles vigilar lo que compartes en las redes sociales?