Skimming: qué es y cómo evitar que nos roben los datos bancarios al navegar

Hoy en día es una realidad que el comercio electrónico está en auge. La forma en la que compramos ha cambiado mucho en pocos años. Tenemos muchas plataformas, páginas, servicios que nos permiten adquirir productos de manera online. Un proceso cada vez más sencillo y rápido, y que también ha mejorado en cuanto a garantías y seguridad. Sin embargo no hay que dejar de lado los posibles riesgos que también pueden ocurrir. A veces podemos toparnos con amenazas que comprometen la seguridad a la hora de comprar. Hoy vamos a hablar del skimming. Vamos a explicar qué es y cómo evitar que nos roben los datos bancarios al comprar por Internet. Ya vimos qué hacer si nos roban la tarjeta para pagar por Internet.

Qué es el skimming de tarjetas

Cuando hablamos de skimming de tarjetas nos referimos a la clonación de ésta. Es un método que por desgracia ha estado siempre presente. Suele ocurrir más en determinados países donde hay menos control y también en establecimientos que no tienen todas las garantías que quisiéramos.

Es un problema bastante serio. Básicamente se realiza durante la transacción de un pago, en el que utilizan un dispositivo para clonar la tarjeta. Puede ocurrir también en un cajero automático, donde podrían hasta recopilar la información del código PIN.

Una de las causas del éxito es que la víctima no suele darse cuenta hasta incluso meses después. Puede que de repente un día llegue un cargo o un intento de cargo de una transacción en un país donde estuvo hace unos meses o incluso en otra nación donde simplemente nunca ha estado.

Esto es algo común entre los viajeros que van a países donde este tipo de prácticas está más presente. A mi amigo le pasó justo lo que comentamos: viajó a un país y al cabo de 2-3 meses de repente ve un intento de varios cobros en ese territorio. Lógicamente se trataba de una clonación que sufrió al realizar algún pago.

Evitar el skimming al comprar por Internet

El skimming en el comercio electrónico

Sin embargo esto no es exclusivo de los cajeros o los establecimientos físicos. El skimming está presente en el comercio electrónico. Según indican en GB Hackers, cientos de páginas web han sido infectadas con malware malicioso. Código skimming que tiene como objetivo clonar las tarjetas bancarias con las que la víctima realiza un pago en Internet.

Indican que este código malicioso está presente en una gran variedad de páginas. Algunas relacionadas con la compra de vuelos o entradas, pero también para compras genéricas. En total, según los investigadores, han encontrado 277 sitios afectados.

Este tipo de código skimming es inyectado a través de JavaScript de terceros. Lo que hace básicamente es leer la información de pago que realizan los usuarios.

tarjetas contactless problemas de seguridad

Cómo evitar ser víctima del skimming

Hay que diferenciar, como hemos visto, entre el skimming online y el que puede ocurrir en establecimientos físicos. Sin embargo algunos de los principales consejos son comunes. Por ejemplo confiar siempre en las páginas en las que realicemos compras. Hay que evitar aquellas que no nos inspiren confianza o puedan representar una amenaza.

Cuando vayamos a pagar en un establecimiento físico, lo ideal es utilizar la función de contactless. Lo mismo en los cajeros. De esta forma evitaremos que puedan duplicarnos la tarjeta.

Por otra parte, una opción muy interesante para evitar que nos clonen la tarjeta tanto en pagos online como en tiendas físicas es utilizar tarjetas monedero. Hay muchas opciones. Funcionan como una tarjeta normal, pero tenemos que recargarla cuando vayamos a realizar un pago. Es ideal para comprar por Internet en sitios que no nos inspiren confianza, por ejemplo. Las recargamos con el importe exacto, realizamos el pago y listo. En caso de algún problema como puede ser que nos clonen la tarjeta, realmente estarían duplicando una tarjeta que tenemos vacía y no afecta a otra más importante que tengamos.