Li-Fi: Conoce todo sobre esta tecnología para transmitir datos a través de la luz

Escrito por Alberto López

¿Alguna vez has pensado en que la luz puede servir para algo más que para iluminar? Que puede ser aprovechada, por ejemplo, para transmitir información, algo que convertiría a las miles y miles de bombillas que a diario usamos, en útiles puntos de acceso que no solo iluminan nuestro día a día, sino que también nos mantendrían conectados entre todos nosotros y todos nuestros objetos conectables.

La luz que producen las bombillas de nuestra casa, oficina, incluso la que producen las farolas de las autopistas o los coches, nos sirve para iluminar aquello que no podemos ver y facilitarnos la vida a diario, pero alguien pensó que la luz puede servir para algo más, que aparte de iluminar, puede tener algún otro uso de mucha importancia. De este pensamiento nace el concepto de Li-Fi. El principio fundamental de Li-Fi es crear una red de transmisión de datos entre los millones y millones de puntos de luz que nos rodean a diario por todo el mundo.

Li-Fi es una tecnología inalámbrica móvil que utiliza luz, en lugar de frecuencias de radio para transmitir datos, contiene la clave para resolver los desafíos a los que se enfrenta el 5G. Li-Fi puede transmitir a velocidades superiores a los 200 gigabits por segundo, es más estable, prácticamente libre de interferencias y es excepcionalmente más seguro que la tecnología de radio como el Wi-Fi o las conocidas redes móviles 3G y 4G.

Ahora la pregunta evidente es: ¿Cómo funciona?, lo primero que debemos saber es que, aunque las bombillas usadas para la transferencia de datos no son únicas, ni excesivamente caras, si que deben ser de tecnología LED, tecnología que hoy día podemos encontrar en cualquier establecimiento y a un precio muy asequible. Estas bombillas pueden modular su frecuencia de encendido y apagado, prácticamente como cualquier LED de cualquier dispositivo que usamos continuamente, este concepto se empezó a usar para ahorrar energía puesto que, el ojo humano tiene sus límites, si una luminaria LED se enciende y apaga demasiado rápido, el ojo humano la percibirá siempre encendida.

Es justo este principio de modulación de los pulsos de luz el que usa Li-Fi para transmitir los datos, esos pulsos que podemos modular a la frecuencia que queramos se convertirán en «los unos y los ceros» de la comunicación entre el emisor, la luminaria LED y el receptor, el equipo decodificador.

En un presente en el que nos estamos quedando sin rango aprovechable del espectro de ondas de radio, Li-Fi parece ser la solución, Harald Haas, profesor en la Universidad de Edimburgo, en el Reino Unido, acuñó el término «Li-Fi» en su TED Global Talk donde introdujo la idea de «datos inalámbricos de cada bombilla». Es el presidente de Mobile Communications en la Universidad de Edimburgo y cofundador de la empresa PureLiFi.

La terminología “comunicación con luz visible”, se remonta a la década de 1980, implica la utilización de cualquier porción de luz del espectro electromagnético para transmitir información. El proyecto D-Light, promovido por Harald Haas, iniciado en el año 2010, fue financiado hasta el año 2012 por la Digital Communications del Instituto de Edimburgo. ​ Harald Haas, dio a conocer e hizo promoción, de esta nueva tecnología durante la Conferencia TED en el año 2011, a la vez que fundó una empresa para su comercialización,  PureLiFi, que comenzó a conocerse como PureVLC, se establece como fabricante de equipos originales, la firma para comercializar los productos lifi para integrarlos en los sistemas de iluminación led existentes. ​ En octubre del año 2011, cuatro organizaciones interesadas en la tecnología lifi fundaron el Consorcio Li-Fi, para promover el desarrollo y la distribución de tecnologías ópticas inalámbricas en las comunicaciones, la navegación, interfaces naturales de usuario y otros campos.

Realmente esta nueva tecnología nos plantea algunas ventajas significativas, conforme a lo que a seguridad se refiere, es obvio que, si la comunicación viaja a través de la luz, para poder hacer uso de esa información es necesario estar al alcance de esa luz, con lo que evitamos sustos innecesarios como nos ocurre día a día con el Wi-Fi, quien quiera hacerse con nuestra información lo tiene aún más difícil. Es más, hay que tener en cuenta que las codificaciones dentro de Li-Fi están hechas para ir de un punto identificado a otro punto identificado, es decir, cuando emitimos, esa cantidad de información emitida está destinada a una sola salida, una luminaria LED donde espera un receptor, el único receptor para el cual está permitida la comunicación.

Otra ventaja es que el espectro de luz está completamente a nuestra disposición, no nos ocurre lo mismo con el espectro de frecuencias de radio en el que emiten todas las comunicaciones de hoy en día, entre operadores, frecuencias de uso doméstico, frecuencias de uso protegido o frecuencias de uso militar, todo el espectro de radio frecuencia está copado en su totalidad, por lo menos hasta que la tecnología avance y nos permita aprovechar frecuencias que hasta ahora no son alcanzables. Tenemos un gran espectro de luz, ya que no solo hay que contar con el espectro de luz visible, si no que tenemos un rango por encima y otro por debajo que podemos aprovechar para este tipo de comunicación.

A diario tenemos problemas de cobertura en nuestro teléfono gracias a, inhibidores de frecuencia instalados en edificios protegidos, uso excesivo de una misma antena o lugares exentos de ondas de radio como hospitales o aviones. Con Li-Fi no tendremos ese problema ya que allá donde haya un punto de luz, tendremos un punto de acceso operativo para mantener una comunicación sin crear ningún peligro.

Las centrales de telecomunicaciones gastan muchos de sus recursos en su propio mantenimiento, se necesita mucha energía para refrigerarlas y mantenerlas en un optimo estado operativo. Sin embargo, con Li-Fi la totalidad de la energía consumida por este tipo de comunicación en es sí, para mantener la comunicación, por lo que la eficiencia es una ventaja decisiva.

El coste de mantenimiento de esta tecnología es muy bajo, no hace falta adornar más este punto, es de vital importancia para la implantación de una tecnología nueva que sea eficaz y que tenga los pies en la tierra, cuando un punto de acceso de radio frecuencia se malogra hay que invertir mucho tiempo, esfuerzo y dinero para volver a ponerlo en funcionamiento, por lo no hablar de los contratiempos que puede causar perder la operatividad de una antena móvil, por ejemplo. Con Li-Fi, si perdemos un punto de acceso, es tan sencillo como sustituir una bombilla por otra, no necesitamos mucho tiempo, ni personal cualificado, ni un gran despliegue de medios.

Pero no todo pueden ser puntos fuertes, está claro que Li-Fi tiene aún que mejorar y saltar escoyos tales como, la perdida de conexión, es el defecto más claro de ver y más destacable.

Si perdemos la línea de visión con el punto de acceso o nos separamos demasiado de él, perderemos totalmente la conexión, esto nos plantea dudas como, ¿Qué pasa si tengo el teléfono móvil en el bolsillo?, ante esto dejaríamos de recibir notificaciones hasta que volviésemos a sacar el móvil del bolsillo como mínimo, cosa que a día de hoy es impensable. ¿Si quiero ver una un vídeo en streaming en mi ordenador por la noche, tengo que tener la luz encendida? Aquí entraría en juego el espectro de luz no visible, por un lado, con una bombilla que emitiese luz ultravioleta, por ejemplo, no tendríamos este problema, seguiríamos emitiendo y recibiendo datos y no tendríamos una luz visible iluminando la estancia, pero, incurrimos en otro problema de diseño, la luminaria debería estar preparada para emitir también en ese rango del espectro de luz, con lo que el coste de la misma ya no sería tan asequible.

Tampoco lo pone fácil el alcance, deberemos estar cerca del punto de acceso, la luminaria, para tener una comunicación estable, nos afecta tanto la distancia como el ángulo en el que incide la luz en nuestro dispositivo. Este problema con la cobertura es quizá el que más atención precise, ya que si no disponemos de los suficientes puntos de luz en la estancia donde estemos, es posible que, por culpa de la angulación y la distancia, no podamos tener una comunicación estable y sin cortes.

Tiempos duros los que ha escogido Li-Fi para hacer su aparición ya que ha decidido subirse al ring con el 5G en pleno despliegue. Otra de las desventajas del Li-Fi es justo esa, ahora mismo todas las compañías tanto operadoras, como fabricantes, están apostando por el 5G y al Li-Fi le está costando más brillar, las redes Wi-Fi cada día son más seguras y más rápidas con lo que le están poniendo difícil su puesta en escena al Li-Fi, Li-Fi necesita que tanto operadores como fabricantes apuesten por ella para que se forje como un estándar de uso.

A día de hoy está claro que Li-Fi debe mejorar, no podemos decir que sea el sustituto del Wi-Fi, por lo menos de momento, pero está más que claro que esta tecnología en ciernes tiene un futuro extremadamente prometedor. El año pasado nuestros compañeros de ADSLZone tuvieron la oportunidad de probar LiFI en el MWC 2018, aquí tenéis toda la información sobre aquella prueba:

Relacionado:https://www.adslzone.net/2018/02/26/prueba-purelifi/

Continúa leyendo
  • Igual no deja de ser una tecnología bastante mala, se limita a una habitación, no hace uso de mas de uno o dos amplitudes de onda y por último, no supera a una red 100Base-T2, necesita si o si estar en «contacto» con la luz y tener un dispositivo compatible, osea, será para el 0,00001% de los usuarios
    Seria como Punto de Acceso pero mas inútil
    Hace poco un entusiasta dijo poder compatibilizarlo amañándose con el sensor de luz y/o la cámara frontal del celular ¿que paso? le dijeron que no, cerraron mas el sistema quitando la API

  • Gustavo Sobrales

    Esto parece una publicación del día del inocente. Porque…

    Otra limitación es la velocidad de transmisión, ya que en un LED no puede ser modulada su intensidad a una velocidad mayor que 1GHz. En muchas aplicaciones esta velocidad puede ser suficiente pero en la actualidad necesitamos cada vez mayores velocidades, lo que implica el uso de diodos láser (LDs)…

    200 GB x segundo, ja. Quisiera ver ese LED…