¿Subes archivos a la nube? Así puedes evitar infectar a otras carpetas o documentos

Escrito por Javier Jiménez

El almacenamiento en la nube ha ganado peso en los últimos años. Es una opción muy interesante para crear copias de seguridad y también para liberar espacio en discos físicos. Son muchas las plataformas que tenemos a nuestra disposición. Las hay tanto gratuitas como de pago, y también con capacidad muy variable. Pero hay cosas básicas que son comunes a todas ellas. La seguridad, por ejemplo, es un factor que debemos cuidar. Por ello vamos a dar algunos consejos para subir archivos a la nube sin comprometer la seguridad de otros usuarios y evitar que infecte a otros archivos y carpetas.

Cómo subir archivos a la nube con seguridad

Siempre que vayamos a subir archivos a la nube hay que tener en cuenta la seguridad. Si por ejemplo tenemos una carpeta compartida en Dropbox, una de las plataformas más populares, y subimos aquí un archivo infectado, éste podría afectar a otras carpetas y a los sistemas de otros usuarios.

Por tanto, siempre que vayamos a alojar archivos o carpetas en la nube hay que asegurarnos de que están libres de malware. Ya sabemos que son muchas las amenazas que pueden comprometer nuestra seguridad.

Uno de los puntos básicos es analizar los archivos en busca de amenazas. Podemos utilizar alguna de las muchas herramientas de seguridad que tenemos a nuestra disposición. Esto nos permite no solo analizar un archivo en concreto, sino también evitar que nuestros sistemas se vean infectados.

Subir grandes archivos en un e-mail

Cómo evitar infectarnos con un archivo descargado de la nube

También hay que tener en cuenta ciertas recomendaciones para evitar que nuestros equipos se infecten con archivos descargados de la nube. Nosotros podemos tener cuidado de los documentos que tenemos en nuestro equipo, de evitar que se infecten y subirlos a la nube. Pero no podemos saber si otra persona tiene algún virus en su sistema y ha subido un archivo infectado y que posteriormente vamos a descargar.

Nuestra recomendación principal es saber siempre qué es lo que estamos descargando. Bajar esos archivos únicamente de fuentes oficiales, de carpetas compartidas en las que confiamos o de usuarios que conozcamos. Además, si vemos que al descargar una carpeta, ésta contiene algo extraño, lo mejor es no abrir ese archivo. Es posible que se trate de algún tipo de malware.

Además es vital contar con programas y herramientas de seguridad para analizar todo tipo de archivos que descarguemos de la nube. Es tan importante evitar subir documentos infectados como evitar descargarlos con malware.

Una última recomendación que queremos dar es crear siempre copias de seguridad. Esto es importante en caso de que algún archivo haya sufrido alguna infección. Pongamos como ejemplo el ransomware, una de las peores amenazas que pueden llegar al subir o bajar archivos en la nube. Es importante tener siempre un respaldo de todos los archivos y así evitar perder datos valiosos.

En definitiva, estos son algunos consejos interesantes a la hora de subir archivos a la nube y al descargarlos. El objetivo siempre es evitar que nuestros sistemas se vean afectados por malware.