El malware para móviles (Android y iOS) duplicó su presencia en 2018; aprende a protegerte en 2019 de él

Escrito por Rubén Velasco

Es interesante ver cómo han evolucionado las amenazas informáticas a lo largo de 2018. Ayer mismo os contábamos cómo, en 2018, los piratas informáticos habían perdido interés en el malware a cambio de apostar más seriamente por los ataques de phishing, los cuales habían crecido más de un 250% a lo largo del año pasado. Sin embargo, los resultados son muy diferentes cuando nos centramos en la seguridad de nuestros smartphones, pudiendo ver un notable aumento del malware y de las apps maliciosas durante el mismo periodo de tiempo.

A lo largo de 2017, la firma de seguridad Kaspersky Labs detectó un total de 66.4 millones de ataques informáticos contra smartphones basados en apps maliciosas, aplicaciones que, tras instalarse, ganan permisos dentro del sistema operativo, toman el control y lo utilizan para transmitir otras amenazas diferentes o para hacerse con los datos personales o bancarios de las víctimas. A lo largo de 2018, este tipo de ataques informáticos ha duplicado su presencia, registrando un total de 116.5 millones de ataques informáticos basados en software malicioso.

Ataques informáticos móviles 2018

Las técnicas más utilizadas por los piratas informáticos a la hora de crear y distribuir aplicaciones maliciosas son:

  • Trojan-Dropper, herramientas «inofensivas» encargadas para evadir la detección del sistema y las medidas de seguridad para instalar de forma remota un troyano.
  • Troyanos bancarios: malware dirigido para robar información bancaria de las víctimas.
  • RiskTool, aplicaciones diseñadas para causar daños, tanto a nivel de software como de hardware, en los dispositivos.
  • Adware: apps para llenar el dispositivo de anuncios y publicidad.

Tal como asegura la firma de seguridad, los troyanos que utilizan los smartphones para minar criptomonedas (Monero, principalmente) también aumentaron notablemente en 2018, aunque no han llegado a ser una amenaza tan rentable como cabía esperar.

Tipos de malware móvil 2018

Dadas las medidas de seguridad con las que cuentan las últimas versiones de los sistemas operativos móviles, las amenazas informáticas del tipo «Trojan-Dropper» han ganado una gran popularidad en el último año, ya que son capaces de ocultarse fácilmente en cualquier aplicación, evadir los controles de la Play Store e infectar cualquier dispositivo sin ser detectadas. Una vez instalada esta amenaza se encarga automáticamente de instalar otros malware mucho más complejos de forma remota sin levantar las sospechas de las aplicaciones de seguridad.

A lo largo de 2018, Kaspersky Labs detectó un total de 5.3 millones de paquetes de aplicaciones maliciosos, además de 151.359 nuevos troyanos bancarios para Android y 60.176 nuevos ransomware para secuestrar dispositivos móviles.

Mientras que en 2018 se ha visto un importante aumento de los troyanos bancarios, en 2019 Kaspersky cree que podremos ver un importante aumento del ransomware para móviles. Para evitar caer en las garras de los piratas informáticos, a continuación os dejamos una serie de recomendaciones que nos permitirán mantener nuestros dispositivos lo más seguros posible.

Cómo mantener nuestros dispositivos seguros y protegidos

A grandes rasgos, las recomendaciones para mantener nuestros smartphones y dispositivos móviles protegidos frente a las amenazas informáticas son las mismas que las necesarias para proteger nuestro ordenador seguro.

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de estar utilizando una versión de Android actualizada que cuente con los últimos parches de seguridad lanzados por la compañía de manera que una app maliciosa no pueda, por ejemplo, explotar una vulnerabilidad para conseguir permisos de root. Si nuestro smartphone ha alcanzado su final de ciclo de vida y no recibe actualizaciones, es recomendable ir pensando en comprar otro o, al menos, cambiar la ROM oficial por otra, como LineageOS.

Además de mantener nuestro sistema actualizado, debemos cuidar las aplicaciones que instalamos en nuestros dispositivos optando siempre por descargarlas desde tiendas oficiales y de confianza, como la Play Store en Android y la App Store en iOS, y evitar sobre todo descargar aplicaciones modificadas por terceros o que podamos recibir adjuntas en correos electrónicos. Debemos evitar también abrir correos de los que no sepamos con certeza su procedencia y, sobre todo, nunca abrir enlaces sospechosos que puedan venir en estos.

Con estos consejos, no es necesario instalar un antivirus para Android, ya que, tal como explican los compañeros de SoftZone, en realidad no sirven para nada.

España, por suerte, es uno de los países menos afectados por estos ataques informáticos a dispositivos móviles, aunque no por eso debemos confiarnos. Sentido común, junto con las anteriores recomendaciones de seguridad, y no tendríamos por qué estar en peligro.

¿Qué opinas sobre el malware y las amenazas para dispositivos móviles?

Fuente > Kaspersky