Cómo debemos guardar nuestras contraseñas de forma segura para evitar que un intruso las robe

Escrito por Javier Jiménez

Las contraseñas representan una barrera muy importante para proteger nuestras cuentas. Es lo que evita que posibles intrusos accedan a nuestro correo, redes sociales o cualquier plataforma. Por todos es sabido que es muy importante generar claves que sean fuertes, seguras y difíciles de averiguar. Sin embargo también es vital guardarlas correctamente. En este artículo vamos a explicar cómo guardar contraseñas de forma segura.

Cómo guardar contraseñas con seguridad

Si hacemos las cosas bien, tendremos una clave para cada cuenta o registro en Internet. Esto significa que tendremos que memorizar una gran cantidad de contraseñas. Algo que sin duda es complejo, ya que si creamos claves aleatorias, con una mezcla de letras, números y otros caracteres, el tema se complica.

Hay usuarios que directamente lo que hacen es guardar las contraseñas en un archivo de texto simplemente en el escritorio. Cuando van a entrar en una cuenta, copian y pegan y listo. Tengo que decir que esto es un error que he visto cometer a muchos usuarios. Es un problema bastante grave.

Un intruso podría acceder a ese equipo de forma remota y encontrarse con las contraseñas de múltiples servicios guardadas sin cifrar, directamente en texto plano. Algo que, como podemos imaginar, atenta contra la privacidad y seguridad de los usuarios.

Por suerte tenemos mejores opciones para almacenar nuestras contraseñas. Vamos a hablar de ello para evitar que nuestras claves puedan ser robadas por los ciberdelincuentes.

Gestores de contraseña en nuestro dispositivo

Como sabemos, podemos contar con gestores de contraseñas para almacenar nuestras claves en los dispositivos. Esto es algo muy interesante y que muchos usuarios utilizan. Podemos guardarlas directamente en nuestro ordenador, de manera totalmente segura y cifrada.

Hay muchas opciones de administradores de contraseñas. Algunas de las más populares son LastPass o KeePass. Además, estas dos opciones permiten utilizar autenticación de dos factores.

Muchos gestores de contraseñas incluso generan claves totalmente aleatorias. Cuando creamos una clave podemos introducir datos que sean fáciles para recordar. Por ejemplo nombres, número de teléfono, etc. Esto es un error y es algo que evitamos al generar contraseñas totalmente aleatorias.

Gracias a este tipo de software tendremos siempre las claves guardadas de forma segura en nuestro equipo. Simplemente tenemos que recordar la contraseña maestra para acceder a todas las demás.

Gestores de contraseña online

También podemos optar por gestores de clave online. Esto tiene sus pros y sus contras. Lo positivo es que nos permite acceder fácilmente a nuestras cuentas desde otros dispositivos. Un ejemplo es el gestor de claves que viene incorporado en Google Chrome.

La parte negativa es que nuestras contraseñas se almacenan en servidores ajenos. Esto no quiere decir que no sea seguro, pero nunca sabemos qué puede pasar.

Tenemos muchas opciones de gestores de contraseñas tanto para equipos de escritorio como para dispositivos móviles.

Formas más rudimentarias, pero seguras

Hemos visto cómo podemos almacenar contraseñas de forma cifrada y segura a través de software. Sin embargo muchos usuarios optan por escribir sus contraseñas, al menos las más importantes, simplemente en una hoja de papel bien guardada. Es una manera de tenerlas disponible en caso de problema informático o que las olvidemos. Eso sí, tiene que ser en un lugar en el que confiemos, no es algo para llevar en la cartera.

También podemos optar por utilizar algún dispositivo antiguo que tengamos sin acceso a Internet. Un lugar ideal para almacenar contenido seguro, como puede ser nuestras contraseñas. Más aún si utilizamos algún gestor de claves para que estén cifradas.