Cómo proteger y ocultar tu IP fácilmente cuando te conectas a Internet

Cuando navegamos por Internet podemos dejar rastro de todo lo que hacemos. También podemos filtrar información personal o de nuestros sistemas a los sitios que visitamos. Esto puede ser un problema si queremos preservar la privacidad. Un ejemplo es nuestra dirección IP, que podría mostrar dónde nos encontramos o qué compañía de Internet estamos utilizando. Esto podría ser un arma muy utilizada por las empresas de marketing. Por suerte podemos evitarlo. En este artículo vamos a explicar cómo ocultar nuestra dirección IP al navegar por la red.

Cómo ocultar la IP fácilmente al navegar por Internet

Utilizar un servicio VPN

Una de las mejores formas que tenemos para ocultar nuestra dirección IP es hacer uso de un servicio VPN. Es una manera sencilla y segura de lograrlo. Además, como sabemos existen múltiples opciones para ello. Podemos utilizar VPN gratis y también de pago. Eso sí, hemos visto los problemas que conlleva usar la primera opción, la cual no recomendamos.

Gracias a un VPN no solo ocultamos la IP de nuestro dispositivo, sino que mejoramos la seguridad y privacidad general. Todos los datos que enviamos van cifrados.

En definitiva, la primera opción que debemos tener en cuenta para ocultar nuestra IP es hacer uso de un servicio VPN. En un artículo anterior explicamos cómo elegir un VPN correctamente.

Usar un Proxy

Otra opción que tenemos para ocultar la IP es usar un Proxy. En ocasiones se confunden con la opción anterior. Vimos en qué se diferencia un Proxy de un VPN. Un Proxy actúa como una máscara para ocultar nuestra información en la red.

Con esto logramos que nuestra IP no quede registrada cuando entramos en una página. Hay que tener en cuenta que no tiene las mismas medidas de seguridad que un servicio VPN. Por ejemplo nuestra conexión no va cifrada. Sin embargo puede servir para el objetivo de lo que planteamos en este artículo.

Navegar a través de Tor

También podemos navegar a través de la red Tor. Ya vimos la última versión de Tor Browser. Es una alternativa más a ocultar nuestra IP al navegar. Podemos mejorar la privacidad cuando estemos en la red.

Estas son, en definitiva, las mejores formas de ocultar nuestra dirección IP al navegar. A continuación vamos a explicar algunos motivos por los que puede ser interesante hacerlo.

Para qué ocultar la dirección IP

La principal razón es por privacidad, como hemos comentado. Así evitamos que se filtre información relacionada con nuestros datos, proveedor de Internet, etc. Evitamos que nos puedan enviar publicidad relacionada con nuestra localización.

Lo que hacemos al ocultar nuestra dirección IP es proteger nuestra identidad en la red. Nos aseguramos de navegar libremente, sin que interfiera ningún tipo de datos que podamos filtrar.

También puede ser muy interesante para evitar bloqueos geográficos. Ya sabemos que algunas plataformas no están disponibles en determinados territorios. Es lo que ocurre si queremos acceder a servicios de vídeo de Streaming, por ejemplo. Para algunos países no están disponibles y podemos saltarnos el bloqueo al ocultar la IP con alguna de las herramientas que hemos mencionado.

En definitiva, ocultar la IP al navegar puede beneficiar a nuestra privacidad y seguridad, pero también es útil en algunas circunstancias.