Qué es el formjacking y cómo pone en peligro tu información y datos bancarios

Son muchas las amenazas que podemos encontrarnos a la hora de navegar por Internet. Muchos tipos de ataques que pueden comprometer los datos e información de los usuarios. Por suerte también son muchas las herramientas que podemos utilizar para defendernos. Hoy vamos a hablar del formjacking. Vamos a explicar qué es y cómo puede poner en riesgo nuestra información y datos bancarios. También daremos algunos consejos prácticos para evitar ser víctima.

Qué es el formjacking y cómo roba datos bancarios

El comercio electrónico ha crecido mucho en los últimos años. Cada vez son más los usuarios que optan por este medio para realizar sus compras. Es una manera cómoda, rápida y segura, siempre y cuando tomemos precauciones. El problema es que muchas de las amenazas más recientes están orientadas en robar información bancaria. En eso es en lo que consiste el formjacking.

Cuando hablamos de formjacking nos referimos a la técnica que utilizan los ciberdelincuentes para interceptar la información que ponemos al comprar por Internet. Cuando entramos en una página y realizamos un pago, tenemos que introducir unos datos de nuestra tarjeta bancaria. Esa información es la que buscan robar los ciberdelincuentes con esta técnica.

Lo que hacen los ciberdelincuentes es secuestrar los sitios web donde compran los usuarios. De esta forma la información que introducen va a parar a un servidor controlado por ellos. Inyectan código malicioso en esas páginas. De esta forma roban información de pagos, número de la tarjeta y cualquier información que pongamos.

Esto ocurre cuando rellenamos el típico formulario con los datos necesarios para comprar. Aquí aparecerá nuestro nombre, dirección, número de teléfono… También el número de la tarjeta bancaria. En caso de ser víctima de este tipo de amenazas podemos vernos en la situación de que nuestra tarjeta, los números, sean vendidos en la Dark Web.

Hay que mencionar que han sido muchas las páginas que se han visto afectadas por el formjacking. Algunas incluso de gran importancia a nivel internacional. Por suerte la mayoría de estos ataques son interceptados.

Qué es el malware metamórfico

Cómo evitar ser víctima de un ataque de formjacking

Los ciberdelincuentes utilizan JavaScript para atacar a la víctima. A veces se basan en vulnerabilidades que pueda haber en los navegadores. Uno de los consejos más importantes para evitar ser víctima es tener siempre el control de nuestros navegadores. Contar con las últimas versiones y que tengan los parches de seguridad instalados.

También hay que tener cuidado con los sitios que puedan usar JavaScript. En un artículo anterior explicamos cómo activar o desactivar JavaScript en Chrome y Firefox.

Además, los expertos en seguridad informática recomiendan evitar las páginas que puedan ser vulnerables. Por ejemplo aquellas que tengan una menor cuota de mercado y que puedan sufrir algún tipo de ataque y tardar en repararlo.

Por otra parte, y esto es algo que podemos aplicar de manera genérica, es interesante contar con programas y herramientas de seguridad. No hablamos solo de protegernos contra el formjacking, sino contra cualquier tipo de amenazas. Gracias a utilizar software de seguridad podremos reducir el riesgo de nuestros equipos.