Cómo hacer transferencias bancarias de forma segura: consejos para preservar tu seguridad

Escrito por Javier Jiménez

La manera en la que compramos hoy en día, pagamos o hacemos transferencias ha cambiado mucho. Tenemos un gran abanico de posibilidades para ello. A través de Internet existen muchas plataformas donde podemos adquirir todo tipo de productos. Lo mismo para realizar transferencias bancarias o cualquier acción similar. Incluso desde nuestro móvil, en cualquier lugar. Ahora bien, hay que tener en cuenta que la seguridad es muy importante. En este artículo vamos a explicar cómo hacer transferencias bancarias de forma segura. Vamos a dar algunos consejos para no poner en riesgo nuestros datos. Ya explicamos cómo pagar con tarjeta de forma segura por Internet.

Cómo hacer transferencias bancarias por Internet de forma segura

Acceder a la página de forma segura

Lo primero y más importante es entrar en la página de forma segura. Con esto nos referimos a acceder a la web a través del navegador, introduciendo nosotros la dirección. Hay que evitar entrar desde links de terceros o enlaces que nos lleguen a través del correo electrónico, por ejemplo. Podría tratarse de un ataque Phishing y lo que buscan es robar nuestras credenciales.

Cuando entremos en la web hay que asegurarse de que la dirección es la correcta y que estamos navegando en una página HTTPS. De esta forma nuestros datos van cifrados. Es muy importante que sea así siempre que vayamos a hacer una transferencia o enviar datos de alguna manera.

Descargar aplicaciones de tiendas oficiales

Pero hoy en día más que desde el navegador lo que solemos utilizar son aplicaciones para móviles. Es muy cómodo poder consultar el saldo, hacer transferencias o cualquier cosa en cualquier lugar y desde nuestro teléfono inteligente. Eso sí, hay que tener muy en cuenta la seguridad.

Nuestro consejo principal es descargar las aplicaciones bancarias desde tiendas oficiales. Hay que evitar bajarlas de sitios de tercero. Si hacemos esto corremos el riesgo de instalar software que haya sido modificado de forma maliciosa. Es un método que utilizan los ciberdelincuentes para desplegar malware en los dispositivos. Por tanto, siempre hay que bajarla de sitios oficiales.

Activar la autenticación de dos factores

Esto es algo que está cada vez más presente en nuestro día a día. No obstante, si nuestro banco nos permite activar la autenticación de dos factores y no lo hemos hecho, hay que hacerlo. Esto significa que cuando vayamos a enviar una transferencia nos mandarán un SMS al móvil o nos harán introducir una firma digital. Un segundo paso que nos protege en caso de que algún intruso haya podido acceder a nuestra cuenta.

Si por algún motivo perdemos la clave, dejamos la cuenta abierta o cualquier cosa, nadie podría realizar una transferencia en nuestro nombre sin ese segundo paso. Sin duda es un método de seguridad muy interesante y que hay que aplicar.

La autenticación de dos factores de Google

Contar con software de seguridad

Por supuesto no puede faltar tener protegido nuestro dispositivo. Existen muchas amenazas, como pueden ser troyanos bancarios, que podrían robar nuestras credenciales y claves. Es importante tener programas y herramientas de seguridad que nos protejan de cualquier amenaza. No importa el sistema operativo o dispositivo que utilicemos.

Cuidado con la red a la que nos conectamos

Otra cosa importante a tener en cuenta es la red desde la que nos conectamos. Hay que evitar redes Wi-Fi públicas cuando vamos a hacer una transferencia bancaria. No sabemos realmente quién puede estar detrás de esa red. En caso de necesidad, siempre podremos hacer uso de un servicio VPN.

Tener el sistema actualizado

Por último, para poder realizar transferencias bancarias con total seguridad es importante que nuestro sistema esté actualizado. En ocasiones surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por ciberdelincuentes. Necesitamos que el sistema cuente con los últimos parches y actualizaciones para evitar que estos problemas sean explotados.