5 señales que indican que alguien ha podido acceder a nuestro router y cómo evitarlo

La velocidad de Internet es un factor muy importante para los usuarios a la hora de conectarse a la red. Son muchos los motivos por los cuales podemos experimentar problemas. Por ejemplo si hemos sido víctimas de algún tipo de malware. También puede ocurrir que haya algún problema con nuestra conexión o que incluso haya intrusos en nuestra red. En este artículo vamos a hablar de las señales que nos indican que alguien se ha podido conectar a nuestro router. También vamos a dar algunos consejos para evitarlo.

5 señales que indican que hay intrusos en el Wi-Fi

Mala velocidad

Sin duda es el factor más frecuente por el que nos damos cuenta de que algo va mal en nuestra conexión. Hacemos un test de velocidad y notamos que no nos llega lo que debería. Incluso al navegar podemos experimentar problemas.

Esto puede ser un síntoma de que alguien está dentro de nuestra red y la está ralentizando. Especialmente esto puede ser un gran indicativo si tenemos una conexión más limitada.

Imposibilidad para conectarnos o pequeños cortes

También podemos tener problemas para conectarnos o sufrir pequeños cortes. Esto puede ocurrir si hay muchos usuarios utilizando nuestro router Wi-Fi. Por ejemplo si lo tenemos abierto y muchos vecinos se conectan a la red.

Podría llegar a causar un problema al haber muchos dispositivos conectados al mismo tiempo. Un problema que deriva en imposibilidad para conectarse o sufrir pequeños cortes.

que es el filtrado MAC de direcciones

Nuestra red está oculta o ha cambiado de nombre

¿Hemos notado cambios en la red? Seguramente se deba a que hay intrusos. Puede ocurrir que oculten la red. Si alguien entra a nuestro router tendría un control total sobre la conexión. Podría ocultar la red Wi-Fi para evitar que incluso otros usuarios se conectaran y de esta forma evitar que vaya lento Internet.

Parpadeo de la señal Wi-Fi si no la usamos

Muchos routers tienen un LED indicativo y parpadea cuando se está utilizando la red Wi-Fi. Pongamos que en ese momento no estamos utilizando ningún dispositivo y notamos que la luz parpadea. Sin duda es un indicativo de que alguien puede estar usando nuestra conexión.

Pistas dentro del router

Pero es en el propio router donde podemos ver con mayor seguridad si hay intrusos o no. Normalmente podemos acceder a través de la puerta de enlace predeterminada 192.168.1.1 e introducir las credenciales. Aquí veremos un apartado correspondiente al Wi-Fi y a las conexiones. Suele venir representado como DHCP en la mayoría de dispositivos.

Aquí veremos una lista de los dispositivos que se han conectado al router recientemente. Si vemos algo raro, algún equipo que no conocemos, puede tratarse de un intruso.

Cómo evitar que nos roben Wi-Fi

Cifrar correctamente la red Wi-Fi

Algo básico y esencial es crear una contraseña que sea fuerte y compleja. Hay que evitar introducir datos que nos relacionen. Muy importante que tenga letras (minúsculas y mayúsculas), números y otros caracteres. Tiene que ser totalmente aleatoria. Además, es conveniente cambiarla de vez en cuando.

Cambiar los valores de fábrica

Esto es algo que muchos usuarios pasan por alto. Nos referimos principalmente a cambiar la contraseña de acceso al router, no solamente al Wi-Fi. La clave que ponemos al acceder al aparato y que suele ser del tipo admin, admin123.

Es vital que cambiemos el nombre de la red Wi-Fi, así como los valores que hemos mencionado. Mientras menos pistas demos (de la compañía, modelo de router, etc) mejor.

Mantener el dispositivo actualizado

Como en la mayoría de equipos, a veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los ciberdelincuentes. Nuestro consejo es mantener el dispositivo siempre actualizado. En un artículo anterior explicamos cómo actualizar un router.