Todo lo que pueden averiguar sobre tí simplemente conociendo tu dirección IP

Escrito por Javier Jiménez

La dirección IP es algo que todos los sistemas tienen. Es necesario para navegar por Internet, ya que los sitios tienen que conocer esta información para saber dónde enviar la información. Se trata de una cifra numérica identificativa. Como sabemos, esta dirección puede ser fija o dinámica. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. En un artículo anterior vimos cómo ocultar nuestra IP al navegar. Hoy vamos a hablar de hasta qué punto pueden obtener información de nosotros si obtienen nuestra dirección IP.

Qué puede saber de nosotros alguien que tenga nuestra dirección IP

Saber la ubicación aproximada

Esto es algo que de primeras no es sencillo. Una dirección IP no se asigna según una zona geográfica o país. Por tener una dirección en concreto no podrían saber dónde nos encontramos. Eso sí, podrían llegar a conocer la ubicación aproximada a través de diferentes herramientas.

Existen herramientas de rastreo de IP que pueden otorgar información a una persona que quiera sacar datos de una dirección en concreto. Llegado el caso, especialmente si estamos en una zona donde haya pocas compañías o usuarios, podrían saber de manera aproximada dónde nos encontramos.

Conocer el proveedor que utilizamos

Siguiendo con lo anterior, una persona que utilice las herramientas adecuadas y tenga nuestra dirección IP podría conocer la operadora que tenemos contratada. Esto es un dato que podría derivar en conocer un poco más sobre nosotros y nuestra localización.

Ataque DDoS

También podrían convertir nuestro dispositivo en una botnet. Podrían realizar ataques DDoS y lograr un control total sobre ese equipo. Para ello tendrían que enviar paquetes maliciosos a esa dirección IP y obtener el control a través del router. Nuevamente estamos ante un proceso complejo que requiere, entre otras cosas, conocer qué puertos están abiertos o que sean vulnerables.

Hacer un escaneo

Otra cosa que podrían hacer es realizar un escaneo para comprobar servicios que estén funcionando en ese equipo. De esta forma podrían llegar a tener más información sobre el usuario.

Cómo protegernos de posibles ataques de alguien que sepa la IP

Como hemos mencionado, no es fácil obtener información o realizar algún tipo de ataque simplemente con saber la IP. Sin embargo a través de una serie de herramientas podrían obtener datos como nuestra ubicación aproximada. Pero podemos llevar a cabo una serie de acciones para ganar en seguridad.

Una de las cosas principales es proteger el router. Es a través de este dispositivo por donde podrían realizar múltiples ataques. Una buena idea es cambiar las contraseñas de acceso que vienen de fábrica. Hay que poner una clave que sea fuerte y compleja y que dificulte así la posible entrada de intrusos.

También es importante que el router esté actualizado. A veces puede tener vulnerabilidades que sean aprovechadas por intrusos para desplegar amenazas. Es vital contar con todos los parches de seguridad disponibles.

Por otra parte, si utilizamos una IP dinámica los riesgos de seguridad disminuyen. Una dirección IP que sea fija puede ser más propensa a sufrir ataques que pongan en riesgo la seguridad y el buen funcionamiento.

Fuente > Make Use Of