Cómo blindar la seguridad de tu cuenta de Gmail y evitar que te la roben

Gmail es sin duda la plataforma de correo electrónico más popular hoy en día en España. No es la única, como sabemos. Son muchos los servicios de correo electrónico que podemos usar. Sin embargo es la que cuenta con más usuarios y también una de las que ofrece un mayor abanico de posibilidades. Hoy vamos a centrarnos en la seguridad, un factor determinante. Vamos a dar algunas claves para blindar nuestra cuenta de Gmail y evitar que pueda ser robada o tengamos intrusos.

Cómo asegurar nuestra cuenta de Gmail

Cuidado con los archivos adjuntos y el correo Spam

Una de las causas más comunes de ser infectado por alguna amenaza en Gmail es mediante los archivos adjuntos. Podemos recibir un correo que contiene algún archivo que a priori puede parecer inofensivo, pero que realmente no lo es. Especialmente si no conocemos al destinatario hay que evitar descargar este tipo de archivos.

Pero también el Spam puede representar una amenaza. Es importante no contestar nunca a este tipo de correos, ya que de lo contrario estaríamos confirmando que hay un usuario activo detrás. Lo mejor es borrarlo.

La suplantación de identidad, una amenaza muy presente

La suplantación de identidad, más conocido como ataques Phishing, es otro de los problemas más latentes. Como sabemos, este tipo de amenazas puede llegar de varias formas, pero sin duda una de las más típicas es a través del correo electrónico.

Una manera muy importante de proteger nuestra cuenta de Gmail es estar alerta ante este tipo de amenazas. No solo podrían robarnos nuestra cuenta de Gmail, sino que también podría afectar a redes sociales o cuentas bancarias, por ejemplo.

Contar con una contraseña fuerte y compleja

Algo esencial para proteger cualquier cuenta o registro es tener una contraseña fuerte y compleja. Esto es vital para blindar nuestra cuenta de Gmail. ¿Cómo tiene que ser esa clave? Lo ideal es que contenga letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres especiales. Es importante que sea aleatoria y que sea lo suficientemente larga. Nunca poner datos personales como nuestro nombre o fecha de nacimiento.

En un artículo anterior explicamos cómo crear contraseñas fuertes.

Activar la autenticación en dos pasos

Hoy en día son cada vez más los servicios que ofrecen la posibilidad de activar la autenticación en dos pasos. Esto es algo que podemos hacer en Gmail y que ayuda a aumentar la seguridad de nuestra cuenta. Usar la autenticación en dos pasos en Gmail es importante. De esta forma si alguien lograra nuestra clave, aún necesitaría un segundo paso para entrar.

Activar la verificación en dos pasos en Gmail

Para activarla hay que entrar en Cuenta, Seguridad y Verificación en dos pasos.

No hacer pública nuestra cuenta

Uno de los errores que cometen los usuarios en la red. Pongamos de ejemplo que comentamos en un foro público y ponemos allí nuestra cuenta de correo. Podría ser registrada a través de bots o usuarios malintencionados. Esto podría derivar en recibir correos Spam y poner en riesgo nuestra seguridad. Es importante evitar poner nuestra cuenta públicamente.

Cuidado al acceder en redes y equipos públicos

Cuando navegamos por redes y equipos públicos hay que tener en cuenta una serie de medidas de seguridad básicas. No sabemos realmente quién puede haber detrás de una red abierta, por ejemplo. En estos casos puede ser interesante hacer uso de un servicio VPN y así cifrar nuestra conexión.

Algo parecido ocurre cuando iniciamos sesión en equipos públicos. Hay que tener cuidado con ello y siempre sentido común. Por supuesto hay que cerrar sesión antes de salir, pero también es interesante utilizar ventana de incógnito o invitados para así evitar que nuestros datos queden guardados.

Revisa la seguridad periódicamente

Gmail tiene una opción en la que podemos revisar la seguridad. Es interesante hacerlo periódicamente. Para ello hay que iniciar sesión en nuestra cuenta, entramos en Cuenta, Seguridad y pinchamos en Empezar.

Revisar la seguridad de Gmail