Cómo saber si un programa que vamos a instalar es seguro y no será una amenaza

Escrito por Javier Jiménez

Muchas de las amenazas que llegan a nuestro sistema es al instalar programas ilegítimos. Puede que descarguemos un archivo malicioso y pueda infectar el equipo o puede que una vez lo instalamos despliega diferentes amenazas que comprometen el buen funcionamiento de los dispositivos. Por ello en este artículo vamos a dar algunas pautas para saber si un programa es seguro antes de instalarlo. Todo con el objetivo de evitar que nuestro sistema se vea comprometido, así como nuestra privacidad y seguridad en peligro.

Cómo saber si un programa es seguro

Lo primero y más básico es conocer la procedencia de ese programa. No hablamos de si es un programa gratuito o de pago, sino de dónde lo hayamos obtenido. Es muy importante descargarlo siempre de tiendas y páginas oficiales. Esto hay que aplicarlo tanto en sistemas de escritorio como en dispositivos móviles. Hay que instalarlos desde fuentes legítimas.

Si lo hemos bajado desde la página oficial del producto, las probabilidades de que sea fiable aumentan. Es una manera de saber si ese software es seguro o no.

También podemos saber si un programa es seguro a la hora de instalarlo. ¿Realmente ofrece lo que promete? Si notamos que el proceso de instalación es extraño, como puede ser que intente agregar software adicional, publicidad o cualquier cosa similar, hay que sospechar y parar la instalación. Puede tratarse de una versión modificada que pudiera poner en riesgo nuestro sistema.

Pero después de la instalación podemos encontrarnos con problemas. Lo más significativo es un mal funcionamiento, que el programa agregue otros subprogramas como hemos mencionado, etc. Es posible que aparezcan iconos en el escritorio que no reconozcamos. Todo esto hace ver que ese programa no es legítimo, sino que estamos instalando una versión maliciosa.

Saber si un programa es fiable

Antes de descargar el programa

Sin duda antes de descargar un programa hay que tener en cuenta varias cosas. Lo primero es, como hemos mencionado, bajarlo de sitios oficiales. Pero además de eso es interesante consultar opiniones de otros usuarios, ver las especificaciones de ese software y cómo va a funcionar.

El tamaño del programa puede ser un indicativo muy importante. Si vamos a instalar algo que por su condición debería de ocupar bastante y ese archivo prácticamente no ocupa nada, algo raro hay. Eso puede hacer que sospechemos de que puede tratarse de malware.

Siempre en caso de dudas lo mejor es buscar información. Simplemente con realizar una consulta en Google podemos determinar si ese software es malicioso o no.

Otra cosa que podemos hacer y que es elemental es contar con programas y herramientas de seguridad. Un buen antivirus puede alertarnos de que ese programa que queremos instalar es realmente una amenaza. Así podemos evitar instalarlo y comprometer la seguridad de nuestro sistema. Una buena idea es antes de nada analizar el propio sitio web desde donde queremos descargar ese programa. En un artículo anterior explicamos cómo analizar un link antes de abrirlo.

En definitiva, estos son algunos consejos interesantes para determinar si un programa puede representar una amenaza para nuestro sistema.