Cómo hacer búsquedas en Internet de forma anónima: todo lo que necesitas saber

Escrito por Javier Jiménez

Cuando navegamos por Internet, cuando realizamos búsquedas, nuestros datos e información pueden ser filtrados. Seguro que en alguna ocasión hemos buscado algo por la red, por ejemplo algún producto que quisiéramos comprar, y al poco tiempo hemos visto anuncios relacionado con eso. Una búsqueda de alojamiento para un viaje y posteriormente vemos anuncios sobre esa ciudad. Eso ocurre porque  las páginas pueden recopilar nuestros datos. Cuando buscamos en Google, que es el navegador más utilizado, esos términos o frases se almacenan. En este artículo vamos a explicar cómo hacer búsquedas anónimas.

Cómo hacer búsquedas de forma anónima

Muchos usuarios optan por realizar búsquedas anónimas. No quieren que lo que buscan se quede guardado en ningún sitio, ya sea en el propio dispositivo o incluso en la página donde realizan las búsquedas. Existen varias opciones que podemos utilizar para ello. Vamos a explicar las más principales.

Buscadores alternativos

Sin duda una de las opciones más interesantes que tenemos es la de utilizar buscadores alternativos basados en la privacidad. Hay varios que ofrecen resultados de búsqueda totalmente privados y anónimos. No registran información personal ni de las búsquedas que realizamos.

Hay que diferenciar entre aquellos que tienen un motor de búsqueda propio y otros en los que se basan en motores de terceros pero que utilizan proxy y otros métodos para que todo sea anónimo. En cualquiera de las dos opciones nuestras búsquedas no quedan registradas.

Aquí podemos nombrar DuckDuckGo, que es uno de los más populares. Se trata de un buscador alternativo a Google que ofrece la posibilidad de realizar búsquedas sin que registre ningún tipo de información.

Realizar búsquedas de forma anónima

Pero DuckDuckGo no es la única opción. También podemos utilizar otras como Startpage. Otro buscador basado totalmente en la privacidad y que permite realizar búsquedas de forma anónima.

Modo privado en el navegador

Si aun así queremos seguir utilizando Google y otros motores similares, siempre podemos al menos reducir los datos que enviamos al realizar las búsquedas. Una opción sencilla es entrar en modo privado en el navegador. Así evitamos que las búsquedas que realizamos se queden guardadas en Google Chrome, Mozilla Firefox o el navegador que utilicemos.

Por ejemplo en Google Chrome podemos acceder al modo privado yendo al menú de tres puntos arriba a la derecha y damos a Nueva ventana de incógnito. En Mozilla Firefox es similar.

Al menos sobre el papel nuestros datos no se van a filtrar y las páginas o extensiones que tengamos instaladas no van a poder recopilar información de las búsquedas que realizamos.

Navegadores basados en la privacidad

Otra opción es utilizar navegadores basados en la privacidad. De esta forma logramos que toda nuestra navegación sea anónima y privada. Con ello podemos incluir las búsquedas que hagamos en la red.

Existen diferentes opciones, una vez más. Sin duda una de las más populares es Tor Browser. Gracias a este navegador podemos cifrar nuestras conexiones y evitar que se filtre información de los sitios a los que accedemos o las búsquedas que realizamos.

Un VPN también ayuda

Si a todo esto le queremos añadir un extra de privacidad podemos hacer uso de un servicio VPN. Lo que hace es cifrar nuestra conexión. Todo lo que enviamos va a través de una especie de túnel y de esta forma evita que pueda ser interceptado por intrusos.

Así también podemos modificar la ubicación en la que nos encontramos, por ejemplo. Una manera más de buscar por Internet de forma anónima.