7 formas de navegar por la red de forma privada y sin ser detectado

Escrito por Javier Jiménez

Internet es un mundo lleno de posibilidades muy grande. Ha cambiado la forma en la que nos comunicamos, informamos, buscamos entretenimiento… Dispone de un gran abanico de posibilidades y además hoy en día podemos acceder a la red desde casi cualquier dispositivo y lugar. Sin embargo la seguridad y privacidad no siempre están presentes. Muchos usuarios buscan poder navegar de forma privada y sin ser detectado. No hablamos solo al utilizar el navegador, sino también en las diferentes plataformas y servicios como correo electrónico o redes sociales. Por ello vamos a hablar de algunas opciones para navegar de forma privada.

Formas de navegar anónimos y no ser detectados

El navegador, clave

Sin duda el navegador es pieza fundamental. Cuando utilizamos alguno de los más populares, como pueden ser Google Chrome o Mozilla Firefox, muchos datos e información pueden quedar expuestos. Es lo que conocemos como cookies o rastreadores. En parte sirven para ofrecer una experiencia mejor a los usuarios, pero también atenta contra la privacidad.

Muchas empresas de marketing pueden utilizar esos datos relacionados con nuestra navegación para enviar publicidad orientada. Seguro que en alguna ocasión hemos buscado algún producto para comprar y a partir de ahí nos salen muchos anuncios de ese tema.

Los navegadores permiten cambiar diferentes parámetros para enviar lo mínimo posible al navegar. Por ejemplo en Google Chrome podemos ir a Configuración, Configuración avanzada, Privacidad y seguridad y accedemos a Configuración del sitio web.

Configurar la privacidad en Chrome

Entre otras cosas podemos permitir o no que los sitios almacenen cookies.

Configurar las cookies en Chrome

Pero además de configurar estos navegadores, podemos utilizar otros que están basados en la privacidad y permiten una navegación anónima sin ser detectados. En un artículo anterior nombramos los mejores navegadores para navegar de forma anónima.

Controlar los perfiles de redes sociales

Las redes sociales pueden filtrar mucha información personal de los usuarios. Son muchas las opciones que tenemos en este sentido, pero algunas de las más populares son Facebook, Twitter o Instagram. A poco que tengamos un perfil en estas plataformas y no pongamos en práctica consejos para proteger la privacidad, nuestros datos podrían filtrarse fácilmente.

Una posibilidad es que los rastreadores puedan obtener datos sobre el uso que hacemos. Por ejemplo en Facebook puede ocurrir. En un artículo anterior hablamos de Facebook Container, una extensión que evita esto.

Pero es principalmente en el uso que demos a las redes sociales y cómo creemos los perfiles donde realmente está la diferencia para ser detectados o no. Es importante que tengamos presente aspectos como configurar nuestro número de móvil, e-mail, poner nombre real en el perfil… Todo esto podría hacer que seamos detectados. Por ello en un artículo anterior explicamos cómo crearnos un perfil en redes sociales totalmente anónimo.

Proteger nuestro e-mail

¿Queremos mandar un correo electrónico pero sin comprometer nuestros datos? En este sentido tenemos varias opciones. Por un lado podemos hacer uso del modo confidencial que tienen algunos servicios como Gmail. Pero por otra parte podemos utilizar una cuenta totalmente anónima y que además sea desechable.

Anteriormente ya vimos cómo crear un e-mail que caduque. Es una opción cuando vamos a registrarnos en sitios que puedan comprometer nuestra privacidad, por ejemplo. También cuando queremos publicar en algún foro de manera abierta y no queremos que aparezca nuestros datos. Una forma interesante de mantener el anonimato y no ser detectado.

Utilizar un VPN

Esto es muy importante para preservar la privacidad y no ser detectado. Especialmente es vital cuando vamos a utilizar redes que pueden no ser seguras. Por ejemplo un Wi-Fi público en un aeropuerto o centro comercial.

Son muchos los servicios VPN que podemos utilizar. Ya explicamos cómo elegir correctamente un VPN. Los hay de pago y también gratuitos. El objetivo es permitir que la conexión vaya cifrada y no pueda ser interceptada por posibles intrusos.

Proxy

Una alternativa a un VPN son los proxys. Es otra forma más de ocultar nuestra ubicación o dirección IP y navegar de forma anónima. Aunque existen diferencias, el objetivo en muchos casos es el mismo.

La red TOR

Otra manera muy interesante de navegar de forma privada y no ser detectado es hacer uso de la red TOR. De esta forma nuestros datos son prácticamente imposibles de rastrear. Todas las comunicaciones van cifradas.

Os dejamos algunos consejos para conectarnos a la red TOR de forma segura.

I2P

Seguro que mucho menos conocida y también utilizada, I2P es una alternativa a TOR. Es cierto que en los últimos años ha perdido fuerza, pero sigue siendo una opción más para conectarnos de forma anónima a la red y evitar ser detectados.

Si queréis saber más de esta opción, os dejamos un artículo de qué es y cómo funciona I2P.