Qué son los protocolos IMAP y POP y cómo usarlos en Gmail

Qué son los protocolos IMAP y POP y cómo usarlos en Gmail

Javier Jiménez

El correo electrónico es sin duda uno de los métodos de comunicación más utilizados en la red hoy en día. Existen muchas plataformas que ofrecen diferentes posibilidades. Algunas están más orientadas en la privacidad y seguridad, otras cuentan con más espacio y otras pueden tener herramientas adicionales interesantes. Sin embargo entre los clientes de correo más utilizados hay que nombrar Gmail. Vamos a explicar qué son los protocolos IMAP y POP y cómo usarlos en Gmail.

Qué son los protocolos IMAP y POP

Si empezamos a hablar de qué es el protocolo POP tenemos que decir que sus siglas vienen de las palabras en inglés Post Office Protocol (en español sería Protocolo de Oficina Postal). Básicamente lo que nos permite es sincronizar otros clientes de correo con Gmail. Por ejemplo Outlook o Thunderbird.

Gracias al protocolo POP podemos almacenar los correos de manera local. Esto significa que los podemos descargar y acceder posteriormente a ellos sin necesidad de contar con una conexión de Internet. Una manera más de tener un control sobre los mismos.

Hay que mencionar que el caso de Gmail es peculiar, ya que además de almacenarlos de manera local también se mantienen en el servidor.

El protocolo IMAP también permite configurar varios clientes de correo. Sin embargo en este caso los e-mails no se descargan de manera local, sino que siguen permaneciendo en el servidor. Tiene la ventaja de que si le pasa algo a nuestro dispositivo no le ocurriría nada a los mensajes, ya que siguen almacenados. Pero claro, necesitamos siempre tener conexión a Internet.

Cómo utilizar los protocolos IMAP y POP en Gmail

Gmail es hoy en día el cliente de correo electrónico más popular. Cuenta con una gran cantidad de usuarios en nuestro país y también ofrece herramientas y funciones alternativas que pueden ser muy interesantes. Entre ellas podemos nombrar la posibilidad de configurar los protocolos IMAP y POP.

Para acceder a estos protocolos en Gmail hay que iniciar sesión en nuestra cuenta y posteriormente entrar en Configuración. Tras esto vamos al apartado de Reenvío y correo POP/IMAP.

Configurar protocolos IMAP y POP en Gmail

Aquí veremos todo lo relacionado a los protocolos IMAP y POP en Gmail. En el caso del protocolo POP podemos habilitarlo para todos los mensajes recibidos desde que nos creamos la cuenta. También podemos habilitarlo solo para los mensajes que recibamos desde ese momento o inhabilitarlo en todos los casos.

También podemos configurar qué ocurre cuando accedemos a los mensajes a través de POP. De manera predeterminada viene marcado que se conserve la copia en Recibidos, pero podemos archivarla o eliminarla.

Por último, podemos configurar el cliente de correo electrónico. Aquí pondremos nuestra cuenta de Outlook o el servicio que sea.

Respecto al acceso IMAP, también podemos habilitarlo o inhabilitarlo fácilmente. Veremos la opción adecuada justo debajo del apartado de POP. Aquí podremos configurar el cliente de correo electrónico que queramos utilizar, como los que mencionamos anteriormente.

En definitiva, en Gmail podemos utilizar los protocolos IMAP y POP. Existen diferencias entre los dos, como hemos visto.