Las mejores alternativas a BitLocker para cifrar datos y discos si no tienes Windows 10 Pro

Cada vez guardamos más datos personales y confidenciales en nuestro ordenador, datos que, aunque parezca que están seguros, el más mínimo fallo puede hacer que caigan en manos de usuarios no autorizados. Si queremos evitar problemas, una práctica de seguridad básica e imprescindible es cifrar los archivos más importantes de manera que, si caen en manos de cualquier persona no autorizada, esta no pueda hacer nada con ellos al no tener la clave para descifrarlos. Una de las herramientas más conocidas en entornos Windows para el cifrado de archivos y unidades es BitLocker, sin embargo, ¿es la mejor opción que tenemos?

BitLocker es la herramienta de cifrado de archivos y discos duros oficial de Microsoft. Esta herramienta, aunque es privativa (de código cerrado, no podemos saber con certeza como funciona) es una de las más sencillas de utilizar en entornos Windows y nos permite cifrar por completo cualquier disco duro conectado al ordenador de manera que, sin la clave de acceso, nadie pueda recuperar ningún dato, aunque se lleve el disco duro y lo conecte a otro ordenador.

Como decimos, el problema que presenta BitLocker es que es una herramienta totalmente privativa, lo que nos impide saber con certeza si es realmente segura, cómo funciona y si no esconde puertas traseras de la NSA o de algún otro organismo gubernamental. Además, esta herramienta de cifrado solo está disponible para los usuarios de las ediciones profesionales de Windows (como Windows 10 Pro), por lo que los demás usuarios no pueden utilizarla.

Por suerte, existen muchas otras alternativas disponibles para todos los usuarios de forma totalmente gratuita para cifrar archivos. En este artículo vamos a ver las más que consideramos que son las mejores opciones para cifrar archivos.

Las mejores alternativas a BitLocker para cifrar datos y discos duros

VeraCrypt

Obviamente no podíamos empezar a hablar de alternativas a BitLocker para cifrar archivos sin hacerlo por VeraCrypt. Esta aplicación nació tras el repentino final de TrueCrypt como una versión derivada de esta con mejoras, correcciones y una revisión completa de su código fuente.

Poner contraseña en VeraCrypt

Esta aplicación es de código abierto (por lo que podemos saber en todo momento qué oculta en su interior y si es segura o no), además de ofrecernos los algoritmos más complejos y seguros desde para cifrar archivos individuales hasta para cifrar unidades o discos duros completos o crear unidades virtuales totalmente cifradas (incluso ocultas) con los datos.

En el siguiente enlace os dejamos un completo manual de VeraCrypt.

FinalCrypt: algoritmo One Time Pad para cifrar archivos

Aunque VeraCrypt es la opción más segura y completa que podemos encontrar para cifrar y proteger archivos, puede que resulte algo compleja para muchos usuarios. Como alternativa a esta aplicación, otra opción que podemos tener en cuenta a la hora de proteger nuestros archivos más personales es FinalCrypt.

FinalCrypt - Crear clave

Esta aplicación nos permite crear una clave privada con la que cifrar nuestros datos de manera que, para poder abrirlos, necesitemos dicha clave. Esta herramienta hace uso de un algoritmo One Time Pad imposible de romper, por lo que se trata de una de las opciones más seguras que podemos encontrar.

Podemos ver un completo manual de FinalCrypt en el anterior enlace.

Cifrar con contraseña los archivos comprimidos

Aunque no es la forma más profesional ni más segura, otra forma de proteger nuestros archivos personales más importantes es utilizando un compresor de archivos. Seguro que todos tenemos instalado en nuestro ordenador WinZIP, WinRAR, 7-Zip, Bandizip, Peazip o cualquier otro compresor similar. Estos compresores de archivos nos permiten comprimir archivos y protegerlos con contraseña de manera que, sin ella, no se puedan recuperar.

Si no queremos complicarnos con las aplicaciones anteriores, nuestro compresor de archivos nos servirá perfectamente para salir de un apuro, aunque, recordamos, no es precisamente la opción más profesional ni la más segura.

Cifrado de dispositivo de Windows 10

Por último, algunos ordenadores (sobre todo portátiles) con Windows 10 (incluso con la versión Home) cuentan con un sistema de cifrado nativo que nos permite cifrar todo el dispositivo de manera que nadie pueda tener acceso a los datos que guardamos en él.

Para poder ver esta función es necesario tener un módulo TPM en el sistema, y además que este está configurado en modo UEFI. Si se cumplen estas dos condiciones, dentro del apartado Configuración > Actualización y seguridad encontraremos un apartado de cifrado de dispositivo.

Cifrado en macOS y Linux

Además del cifrado nativo de Windows 10 que acabamos de ver, y su versión profesional BitLocker, los demás sistemas operativos también tienen herramientas de cifrado nativas. Por ejemplo, en el caso de Linux, la herramienta de cifrado es LUKS, mientras que en macOS tenemos FileVault.

Si queremos más alternativas para proteger nuestros archivos, los compañeros de SoftZone nos hablan de una serie de aplicaciones y webs gratis para cifrar archivos de manera que podamos guardarlos o compartirlos con la seguridad de que estos no caerán en malas manos.