Los videojuegos son una de las formas más frecuentes de infectarse de malware; así puedes evitarlo

El malware es sin duda uno de los problemas más graves que existen en la red. Las formas en las que podemos infectarnos son muy variadas. Por suerte también tenemos cada vez más herramientas para protegernos, pero esto no siempre es posible. En este artículo vamos a hablar de un método muy recurrido por los ciberdelincuentes en los últimos tiempos. Se trata del malware en los videojuegos. Vamos a explicar cómo afecta y, lo más importante, cómo evitar ser víctima de este problema.

Los videojuegos están muy presentes en nuestro día a día. No hablamos solo de aquellos títulos conocidos para plataformas importantes, sino también de aquellos minijuegos o aplicaciones de entretenimiento para móviles o tablets. El hecho de que haya tantos usuarios hace que los ciberdelincuentes pongan aquí sus miras.

Si hablamos de estudios recientes realizados por Akami o Kaspersky, muestran que el malware en los videojuegos está cada vez más presente. Son cientos de miles los usuarios afectados por este problema en todo el mundo.

Cómo distribuyen malware a través de los videojuegos

Son muchas las víctimas afectadas por este tipo de problemas. Como hemos mencionado afectan a usuarios de todo tipo de plataformas. Sin embargo no afecta por igual a todos los títulos, como podemos imaginar.

Juegos como Minecraft, GTA V o FIFA han sido algunos de los más hackeados, según Kaspersky. Utilizan la fama del videojuego para introducir malware en archivos que simulan ser el juego o mejoras del mismo. Intentan hacer creer a la víctima que están descargando un paquete que agregará cierta utilidad al videojuego o incluso el juego en sí.

Según los analistas, los atacantes juegan con las ganas del usuario de probar su videojuego favorito antes de tiempo. Esto hace que descarguen el archivo y lo ejecuten sin pensar en las consecuencias. Un problema que, evidentemente, compromete la seguridad y privacidad.

Respecto a los videojuegos específicos para móviles, intentan colar aplicaciones que en realidad distan de ser un juego o incluyen funciones adicionales ocultas. Una forma de registrar información y datos de los usuarios, instalar software adicional malicioso y, en definitiva, atacar a la víctima.

Los videojuegos, una amenaza para la seguridad

Cómo evitar infectarnos de malware a través de los videojuegos

En este aspecto es vital el sentido común. Lo primero es que siempre que vayamos a descargar un juego o supuestas mejoras del mismo, tiene que ser a través de sitios legítimos. Hay que evitar páginas de terceros o plataformas que no den garantías. Especialmente aquellas donde no podamos ver referencias o haya información oculta.

Del mismo modo, es muy importante utilizar siempre las tiendas oficiales cuando hablamos de dispositivos móviles. Descargar un juego fuera de Google Play o Apple Store, por ejemplo, podría comprometer la seguridad del dispositivo ya que no tenemos garantías de que ese software realmente sea legítimo. Eso sí, hay que tener en cuenta que el hecho de descargar de fuentes oficiales no garantiza al 100% que lo que vamos a utilizar sea seguro. Se han dado casos de juegos infectados dentro de la tienda de Microsoft o Steam.

Si vamos a descargar o utilizar algún minijuego a través del navegador, siempre hay que estar alerta ante posibles links fraudulentos, descargas de archivos, supuestas actualizaciones de Flash o del propio navegador que sean necesarias y realmente sea una estafa. Es importante asegurarnos de que ese sitio es fiable.

Por otra parte, sin importar el tipo de dispositivo o sistema que estemos utilizando siempre hay que tener herramientas de seguridad. De la misma forma hay que tener el dispositivo, así como las diferentes aplicaciones que utilicemos, actualizadas a la última versión. A veces pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los ciberdelincuentes. Son los propios fabricantes quienes lanzan parches y actualizaciones para corregirlo.

Os dejamos una lista de los mejores juegos gratis para 2019.