¿Gmail o Outlook no cargan en tu navegador? Así puedes solucionarlo

El correo electrónico es uno de los servicios más útiles que podemos encontrar en la red. Ofrece una gran variedad de posibilidades, más allá de simplemente enviar y recibir mensajes. Son muchas las plataformas que tenemos a nuestra disposición para ello. Algunas están más orientadas en la privacidad, otras pueden ofrecer más espacio de almacenamiento y en otros casos tener más herramientas disponibles. Si hablamos de las más populares tenemos que mencionar a Gmail y Outlook. Sin embargo no siempre funcionan correctamente. En este artículo vamos a explicar qué hacer si Gmail y Outlook no cargan bien.

Qué hacer si Gmail y Outlook no cargan

Como ocurre con cualquier otro servicio de Internet, en ocasiones podemos encontrarnos con problemas y que no cargue. Esto puede hacer que Gmail y Outlook no funcionen correctamente. Tal vez sea un fallo que directamente haga que la plataforma no inicie o simplemente un problema que provoque que algunas secciones no funcionen correctamente o vaya lento.

Problemas en el navegador

Generalmente el problema en estos casos suele estar presente en el navegador. Puede ocurrir que por algún motivo que afecta a este software haga que Gmail y Outlook no funcionen bien. Vamos a explicar cuáles son los motivos más frecuentes y qué podemos hacer para evitarlo.

Lo primero que podemos hacer es borrar la caché y las cookies del navegador. Esta es una de las razones más habituales cuando una página o plataforma no funciona bien. A veces puede haber algún problema y conviene llevar a la práctica este paso.

Borrar la caché en Google Chrome

Otro problema común es que haya algún conflicto con alguna extensión. Especialmente si el problema ha aparecido después de utilizar algún tipo de complemento para el navegador, convendría analizarlo bien y probar a iniciar Gmail y Outlook con las extensiones desactivadas. Así podremos descartar que sea este el problema o haya que seguir buscando.

También puede pasar que nuestro navegador haya sido infectado por algún malware. Esto puede generar problemas al cargar muchas plataformas. Podemos probar con otro navegador y ver si el problema sigue. En caso de que funcione correctamente, habría que ver cuál es el motivo si ya hemos realizado los pasos anteriores. Resetear los valores de fábrica podría ser una solución al problema.

Otros problemas externos que afectan a Gmail y Outlook

El problema puede que no esté en el navegador. Si después de hace todo lo que hemos mencionado seguimos teniendo problemas con Gmail y Outlook, otra solución pasa por ver si hay algún fallo en nuestro equipo, conexión a Internet o algún programa externo que esté provocando errores. Aquí también entra muy en juego la seguridad del sistema, por lo que siempre conviene tener programas y herramientas de seguridad.

Podría deberse a un fallo con el antivirus. Esto podría provocar que ciertas aplicaciones o plataformas no funcionen bien. Si hemos instalado recientemente un antivirus podría ser interesante probarlo sin que esté activo.

Por último, es posible que el problema no sea nuestro, sino de las plataformas. En ocasiones Gmail y Outlook podrían estar caídos.