Más de 400.000 usuarios afectados por troyanos bancarios; cómo actúa este tipo de amenazas y cómo proteger nuestros dispositivos

Dentro de todas las amenazas que hay hoy en día en la red, una que ha crecido mucho y está más presente que nunca son los troyanos bancarios. Hoy nos hacemos eco de un informe de Kaspersky que asegura que más de 400.000 usuarios se han visto afectados por este problema en lo que va de año. Vamos a hablar de cómo actúan y, lo más importante, qué podemos hacer para evitar ser víctima de este tipo de problema.

Los troyanos bancarios afectan a más de 400.000 usuarios

En concreto han sido 430.000 usuarios los que han sido afectados por este tipo de problemas en los últimos meses. Son cifras que suponen un considerable aumento respecto al mismo periodo del año anterior. Concretamente se ha duplicado.

Los troyanos bancarios tienen como objetivo robar datos e información de los usuarios relacionados con sus finanzas y cuentas bancarias. Un problema que no es casual, y es que la realidad es que cada vez más usuarios confían en las nuevas tecnologías para llevar a cabo tareas de su día a día. Realizar una transferencia bancaria, consultar nuestro saldo o cualquier acción similar, hoy es muy sencillo desde nuestro móvil o accediendo a la web del banco desde el ordenador.

Esto abre la puerta también a nuevas amenazas. A fin de cuentas los piratas informáticos ponen sus miras en aquello que alberga más usuarios. El hecho de que utilicemos nuestros móviles para entrar en el banco también supone la posibilidad de que nos veamos afectados por alguna de estas amenazas.

Hay que mencionar que existen muchas familiares y variedades de troyanos bancarios. Afectan a todo tipo de dispositivos. Algunos de los más populares, según el informe de Kaspersky, han sido Emotet y RTM.

Este tipo de malware afecta tanto a usuarios particulares como a empresas. Está muy presente también en importantes organizaciones. Es importante que sin importar el tipo de usuario que seamos o qué dispositivo estemos utilizando, tomemos medidas.

Aumentan los troyanos bancarios

Cómo evitar ser víctima de troyanos bancarios

Uno de los puntos más importantes es cuidar la manera en la que instalamos software en nuestros dispositivos. Gran parte de las amenazas llegan a través de programas maliciosos. Esto ocurre principalmente cuando descargamos esas aplicaciones desde sitios de terceros. El software ha podido ser modificado de forma maliciosa y ocultar amenazas que pongan en riesgo nuestra seguridad y privacidad.

También es importante tener actualizados los equipos. A veces pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para atacar. Si las corregimos, si instalamos las últimas versiones y parches de seguridad, podemos evitar que puedan aprovecharse de esos fallos.

Por otra parte, no pueden faltar herramientas de seguridad. Un buen antivirus puede detectar posibles amenazas y evitar la entrada de malware en nuestro equipo. No importa el sistema operativo que estemos utilizando, ni tampoco el tipo de dispositivo. Cualquiera puede ser vulnerable y es importante que los protejamos correctamente para evitar problemas.

Pero sin duda algo que no puede faltar es el sentido común. En muchas ocasiones estas amenazas llegan al hacer clic en un enlace fraudulento, ser víctima de un ataque Phishing o similar.