Posibles problemas al intentar conectarte a un Wi-Fi en la banda de 5 GHz y cómo solucionarlo

Como sabemos los routers modernos de hoy en día permiten conectarnos a la banda de 5 GHz y a la de 2.4 GHz. Existen diferencias y en algunos casos será mejor optar por una opción que por otra. El problema es que no siempre funcionan correctamente. A veces pueden generarse problemas a la hora de conectar nuestros equipos. En este artículo vamos a explicar cuáles son los posibles problemas al intentar conectarnos al Wi-Fi en la banda de 5 GHz y qué podríamos hacer para solucionarlo.

Os dejamos un artículo donde explicamos las diferencias entre la banda de 2.4 GHz y la de 5 GHz. Pero si lo resumimos, podemos decir que a través de la banda de 5 GHz podemos obtener una mayor velocidad. Eso sí, a costa de ser más sensible e inestable cuando nos alejamos del router.

Problemas al conectarnos al Wi-Fi en la banda de 5 GHz

Como hemos mencionado puede haber problemas que no nos permita conectarnos a esta banda o en caso de hacerlo que la conexión no funcione correctamente. Vamos a explicar cuáles son los principales problemas y también qué podemos hacer para intentar solucionarlos.

Dispositivo no compatible

Uno de los primeros problemas y más evidentes es que los dispositivos no sean compatibles. Puede ocurrir que nuestro móvil, por ejemplo, no pueda conectarse a la banda de 5 GHz y únicamente acepte la de 2.4 GHz.

Pero también puede ocurrir que sea el propio router el que no ofrece más que una banda. Es cierto que los más modernos prácticamente todos son doble banda, pero podríamos toparnos con un dispositivo que no lo sea. De esta forma tendríamos problemas para conectarnos al Wi-Fi 5 GHz porque simplemente no lo ofrece.

Demasiada distancia con el router

Una de las principales limitaciones al conectarnos al Wi-Fi en la banda de 5 GHz es la distancia. Es mucho más sensible que la banda de 2.4 GHz. Por ese motivo si experimentamos problemas con nuestros dispositivos puede deberse a que estamos demasiado lejos o hay paredes o muros por el medio.

La solución en este caso es sencilla: probar a acercarnos al router o modificar el lugar donde lo tenemos puesto. Recomendamos que se encuentre en un espacio céntrico de la vivienda, en un lugar elevado y alejado de otros dispositivos que puedan interferir.

La banda de 5 GHz no está habilitada en el router

Otro problema que nos podemos encontrar es que la banda Wi-fi de 5 GHz no esté habilitada en el router. Puede que por alguna mala configuración que hayamos realizado, algún fallo del dispositivo o que viniera así de fábrica.

Si vemos que la red Wi-Fi de 5 GHz no aparece cuando intentamos conectarnos, una de las cosas que podemos probar es entrar al router y ver que realmente sí está habilitado.

Estás conectado, pero sin saberlo

Puede que busquemos Wi-Fi y no veamos la opción de la banda de 5 GHz. Esto nos daría a pensar que no está habilitado, que hay algún problema y no podemos conectarnos. Sin embargo existen routers inteligentes que son capaces de conectarnos automáticamente a una u otra banda según las circunstancias.

Esto significa que podemos estar conectados a la banda de 5 GHz sin saberlo. El propio router nos conectará a la que encuentre mejor según las circunstancias (distancia, interferencias, tipo de dispositivo…).

Drivers desactualizados

Algo común y que no solo afecta al hecho de conectarnos al Wi-Fi en la banda de 5 GHz, sino también al buen funcionamiento en general. Siempre debemos actualizar el router y nuestros dispositivos a las últimas versiones. Por un lado por rendimiento y tener las últimas mejoras; por otra parte también por seguridad.

Si tenemos problemas al conectarnos al Wi-Fi en la banda de 5 GHz algo que podemos hacer es asegurarnos de tener los drivers de la tarjeta de red actualizados. Os dejamos un artículo donde explicamos cómo actualizar correctamente la tarjeta de red.

Canales DFS incompatibles con todas las tarjetas

Por último, un problema que también podría estar presente es la incompatibilidad de los canales DFS con nuestra tarjeta. Esto puede ocurrir con los canales denominados DFS, que son los canales 52 en adelante, y también los canales «altos» del 100 en adelante. Los canales DFS pueden no ser compatibles con todos los dispositivos. Es algo que debemos descartar para intentar encontrar el fallo.