Cómo identificar correctamente botones y links de descargas y no caer en trampas

Cuando navegamos por la red podemos llegar a muchos sitios donde realizar descargas de archivos, programas, imágenes… Sin embargo como podemos imaginar no todos esos links o botones para descargar son legítimos. En muchas ocasiones nos topamos con enlaces que nos redireccionan a sitios fraudulentos y creados únicamente para robar nuestras credenciales o hacer que descarguemos software malicioso. Por ello en este artículo vamos a dar una serie de pautas para identificar botones o links de descargas falsos.

Cómo saber si un botón o link de descarga es legítimo

Esto puede ocurrir tanto en dispositivos móviles como en equipos de escritorio. Depende también de la página en la que estemos navegando, pero incluso aunque ese sitio sea legítimo es posible que de alguna manera haya sufrido algún ataque, sea un anuncio fraudulento o que incluso por error contengan enlaces de descarga dañinos.

Es por ello que conviene saber cómo identificar botones o links de descarga que puedan ser un fraude. De esta forma podremos proteger nuestros dispositivos y evitar correr riesgos innecesarios para nuestra seguridad.

Algo muy común es encontrarnos con un anuncio que simula ser un repositorio de software. Nos aparece ahí y sale un botón para supuestamente ir a la página para descargar un programa que estamos buscando, por ejemplo. Pero en realidad nos lleva a una web muy diferente, puede que se abran varias ventanas o incluso en el peor de los casos llevar a un sitio cargado de malware.

Mirar bien la URL antes de hacer clic

Uno de los primeros consejos para identificar si un botón o link de descarga es legítimo es observar bien la URL. Pero ojo, no hay que hacer clic y esperar a ver a qué dirección vamos. La idea aquí es pasar el cursor del ratón por encima, pero sin llegar a pulsar. Veremos que automáticamente en la parte de abajo del navegador aparecerá la dirección URL que lleva a ese link.

También podemos hacer clic con el botón derecho encima de ese banner o link y darle a copiar enlace. Posteriormente lo pegamos en un archivo de texto o incluso en la barra de direcciones, pero sin llegar a pulsar para entrar.

¿Vemos algo raro en ese enlace? La idea aquí es identificar si el dominio del sitio es real, concuerda con lo que buscamos y nos inspira confianza. Si vemos que el enlace es muy extraño, largo y no nos muestra nada de lo que realmente esperamos, se trata de un botón o link falso.

Lugar y forma en la que aparece ese botón o link

También podemos fijarnos en dónde aparece ese botón de descarga o link y de qué manera. Por ejemplo si vemos un banner llamativo, grande, con colores vivos e incluso cambiantes, mientras que el resto de la página es todo más estático y distinto, podría tratarse de simplemente un cebo para hacer clic.

Lo mismo ocurriría si vemos que esos links de descarga no están posicionados donde deberían. Por ejemplo fuera de contexto en un sitio web.

Mensajes insistentes

“Por favor actualiza cuanto antes”, “tu ordenador está en peligro y tienes que instalar este complemento”… Mensajes que buscan el miedo de una posible víctima inexperta. De esta forma puede que hagan clic para intentar solucionar el problema.

Esta es otra muestra de que estamos ante un botón de descarga o link falso. No vamos a obtener nada al abrirlo, más allá de posibles problemas de seguridad.

La propia página en la que estemos

Aunque como hemos dicho un sitio legítimo podría verse afectado de alguna manera por estos problemas, la visibilidad de la página en la que estemos es muy importante. Con esto nos referimos a sitios que sean fiables, legítimos y de garantías.

De esta forma podemos tener menos posibilidades de que un botón o link sea en realidad un fraude.