Qué hacer cuando Chrome o Firefox no se inicia en Windows 10

Qué hacer cuando Chrome o Firefox no se inicia en Windows 10

Javier Jiménez

Son muchos los navegadores que tenemos a nuestra disposición hoy en día sin importar el tipo de dispositivo o sistema que estemos utilizando. Algunos pueden estar más orientados en la privacidad y seguridad. Otros pueden tener más herramientas y complementos disponibles. Pero si hablamos de los más populares no podemos dejar de lado a Google Chrome y Mozilla Firefox. La cuestión es que en ocasiones puede haber problemas. En este artículo vamos a explicar qué hacer si Chrome o Firefox no funcionan en Windows 10 y no se inician.

Qué hacer si Chrome o Firefox no se inician

Esto es algo que puede ocurrir en un momento dado. Iniciamos el navegador pero vemos que no se abre. Necesitamos navegar por la red pero no funciona. Las causas pueden ser diversas, pero también las soluciones. Vamos a explicar los pasos principales que podemos dar para arreglar Google Chrome o Mozilla Firefox y hacer que se inicien correctamente en Windows 10.

Hay que tener en cuenta que el hecho de que no se inicie el navegador en Windows 10 no es algo exclusivo de Firefox y Chrome ni mucho menos. Sin embargo nos vamos a centrar en estos dos ya que son los más populares y utilizados. Pero es algo que se puede aplicar perfectamente a cualquier otro.

Una de las causas por las cuales es posible que tanto Firefox como Chrome no se abran al intentar iniciar el navegador es porque se cerró de mala manera o algún proceso quedó colgando. Lo que podemos hacer es ir al administrador de tareas de Windows 10 y buscar los procesos abiertos de estos navegadores. Simplemente tenemos que cerrar todos los posibles procesos que haya. Así, al iniciar nuevamente el navegador, se abriría de cero y es bastante posible que se solucionen ciertos problemas.

Problemas al iniciar el navegador

Conflictos con el antivirus o posible malware

Otra causa puede ser un programa de seguridad que tengamos instalado. Es cierto que contar con software de seguridad es algo fundamental para proteger nuestros equipos. Sin embargo en ocasiones pueden generar problemas. A veces interpretan que un programa determinado es una amenaza y lo bloquea. Es lo que podría pasar en el caso de Chrome y Firefox. Puede que nuestro cortafuegos o antivirus lo esté bloqueando.

Lo que podemos hacer es iniciar ese antivirus y ver posibles procesos que esté bloqueando. Lo normal es que podamos agregar una lista blanca de aquellas aplicaciones en las que confiamos.

Puede pasar también el caso contrario. Es decir, puede que sea un malware lo que está bloqueando el buen funcionamiento del navegador.  En este caso lo que podemos hacer es realizar un análisis completo de nuestro sistema en busca de posibles amenazas.

Si todo esto que hemos mencionado falla, también podemos simplemente reiniciar el equipo. En ocasiones el sistema operativo queda procesos sin cerrar adecuadamente e incluso aunque intentemos cerrarlos desde el administrador de tareas siempre queda algo abierto. Al reiniciar el ordenador puede que se solucionen estos problemas y que podamos iniciar adecuadamente tanto Google Chrome como Mozilla Firefox.

Por otra parte puede darse el caso de que se inicie Google Chrome y Mozilla Firefox pero no funcionen correctamente. Puede que tengamos problemas para abrir páginas, por ejemplo. En estos casos hay que mirar bien que no haya una extensión que esté creando conflictos o una pestaña abierta problemática. También hay que asegurarse de que nuestro navegador no tiene adware o algún complemento malicioso instalado.

En definitiva, estas son las principales medidas que podemos tomar si Google Chrome o Mozilla Firefox no se inician en Windows 10.