¿Qué es una copia de seguridad 3-2-1 y cómo nos ayuda a proteger nuestros datos?

En RedesZone os hemos hablado en muchas ocasiones sobre lo importantes que son las copias de seguridad, y qué hay que tener en cuenta a la hora de realizarlas. También os hemos dado una serie de consejos si vas a almacenarlas en la nube. Hoy os vamos a explicar qué es una copia de seguridad 3-2-1, para salvaguardar todos nuestros datos y que sea complicado perder toda la información ante un desastre.

Copias de seguridad 3-2-1: ¿qué son y cómo podemos realizarlas?

A la hora de realizar una copia de seguridad de nuestro sistema o de nuestros datos, no solo es necesario realizar la copia de seguridad en local, o remoto (cloud) y darlo por hecho. ¿Qué ocurriría si un ransomware infecta nuestro equipo? No solo afectaría a los datos que tengamos en el equipo, sino también a nuestra valiosa copia de seguridad. Lo mismo ocurre si solamente la almacenamos en la nube, ¿y si no está disponible en un determinado momento?

Para evitar casi cualquier contingencia, para realizar una buena copia de seguridad, debemos realizar el esquema de backups 3-2-1. ¿En qué consiste este esquema a la hora de realizar copias de seguridad?

  • 3 copias de seguridad en total
  • 2 soportes diferentes donde tengamos estas copias de seguridad
  • 1 copia de seguridad externa u offline, alejada físicamente de la ubicación

Realizar 3 copias de seguridad, no solamente una

Cuando vamos a realizar una copia de seguridad de nuestros datos, nuestro sistema operativo, o de cualquier información que tengamos en nuestro ordenador y que consideremos muy valiosa, debemos hacer tres copias de seguridad en total. Dependiendo de lo que vayamos respaldar, será necesario hacer uso de programas como Acronis True Image para Windows, el cual nos permitirá realizar múltiples copias de seguridad, e incluso nos permitirá subirla al Cloud de la empresa de manera totalmente cifrada.

Dos de estas copias de seguridad las tendremos almacenadas localmente en nuestro hogar, o en la empresa, pero en soportes distintos. Esto significa que podremos almacenar una copia de seguridad en un servidor NAS, para que esté disponible en red siempre que lo necesitemos, pero también es recomendable que almacenemos una copia de seguridad en un almacenamiento offline, como por ejemplo, en un disco duro externo o en un DAS, el cual solo conectaremos en caso de necesitar una recuperación de nuestros datos.

Si haces uso de un DAS, sería ideal que también tuviera la posibilidad de configurarse en RAID 1, RAID 5 u otro tipo de RAID, el cual nos permita evitar posibles problemas de un mal funcionamiento de un disco, de esta forma, toda la información la tendremos replicada en uno o varios discos.

Os recomendamos leer nuestro análisis rápido del QNAP TR-004, un DAS realmente interesante que dispone de 4 bahías, y que se puede integrar perfectamente en un servidor NAS del propio fabricante.

Por último, la tercera copia de seguridad la deberemos realizar en un servidor remoto fuera de nuestro hogar o empresa. No importa si vamos a almacenar esta copia de seguridad en la nube, o vamos a utilizar un servidor NAS remoto que esté físicamente en otra ubicación. Hoy en día tenemos múltiples formas de realizar este paso, como por ejemplo contratar almacenamiento en cualquier servicio de «los grandes», como Dropbox, Google Drive, Microsoft OneDrive y muchos otros, e incluso podremos contratarlo en Amazon AWS si queremos algo más profesional.

Diferencias entre Google Drive, OneDrive y Dropbox

Tal y como habéis visto, haciendo el esquema de copia de seguridad 3-2-1, tendremos las suficientes garantías para no tener ningún tipo de problema en caso de desastre. No solo es importante realizar una copia de seguridad, sino verificar que está actualizada y que funciona correctamente. En muchas ocasiones realizamos la copia de seguridad y no comprobamos si está correctamente realizada.