No tires tu dinero, ajusta esto en tu contrato de luz para ahorrar

No tires tu dinero, ajusta esto en tu contrato de luz para ahorrar

Sergio De Luz

No es ningún secreto que en los últimos meses el precio de la luz eléctrica ha sufrido un aumento exponencial, aún recordamos cómo hace un par de años podríamos tener horas en los que el precio del kWh era de unos 4 céntimos, y ahora es raro encontrarnos con tarifas por menos de 20 céntimos. Por este motivo todos nosotros estamos buscando qué hacer para ahorrar lo máximo posible en la factura de la luz. Hoy en RedesZone os vamos a explicar qué debes ajustar en tu contrato para ahorrar dinero mes tras mes, y es que si no lo estás aprovechando, estás directamente tirando el dinero.

¿Qué es la potencia contratada?

La potencia contratada es la máxima potencia que puedes utilizar en tu casa para utilizar diferentes electrodomésticos. Por ejemplo, una potencia muy habitual en viviendas es 3,45kW, esto significa que vamos a poder utilizar electrodomésticos de forma simultánea hasta llegar a los 3450W. Cuanta más potencia tengamos contratada, más dinero tenemos que pagar mes tras mes aunque realmente no la utilicemos. Por ejemplo, imaginemos que tienes contratado 6kW pero realmente en el último año has utilizado como mucho 3,5kW, la diferencia de potencia es dinero que estás tirando porque realmente no es algo que estás utilizando.

Actualmente hay potencia punta y valle, hay comercializadoras que tienen el mismo precio en punta y valle, y otras que tienen un precio mucho más bajo en valle. Dependiendo de tus necesidades, deberías bajar la potencia y ajustarla lo máximo posible a tus necesidades, tanto de la potencia punta como de la potencia valle. Lo más normal es tener la misma potencia en ambas, pero puedes modificarla para ahorrar más aún, pero teniendo en cuenta los horarios.

Cómo saber la potencia contratada y la que necesito

Para saber la potencia que tenemos contratada, basta con mirar la última factura de la luz que no ha llegado. Aquí podemos ver perfectamente los kW de potencia en punta y valle, con su correspondiente precio a pagar. En la parte superior de la factura veremos la potencia contratada junto con su precio anual o mensual, y finalmente el importe que pagamos por ello.

Ver la distribuidora de luz

En la parte inferior de la factura, podemos ver los detalles técnicos de nuestro suministro de luz. Podemos ver que la potencia contratada es de 3,45kW, tal y como os hemos explicado anteriormente. Sin embargo, también nos indica una información muy importante: cuál ha sido la potencia máxima demandada en el último año. Esta información es crucial para saber si realmente necesitamos tanta potencia o no.

En nuestro caso en potencia valle nos hemos pasado hasta los 4,317kW. ¿Cómo es posible que hayamos demandado más potencia de la contratada? Porque el ICP (Interruptor Control de Potencia que va en el contador) tiene una tolerancia, si nos pasamos unos segundos e incluso unos minutos de la potencia contratada, no saltará y podemos seguir funcionando sin problemas. Por ejemplo, si nos pasamos solamente un 10% de la potencia contratada podemos estar hasta 50 minutos sin problemas, pero cuánto más te pases de lo contratado, menos tiempo tendremos hasta volver por debajo de lo contratado si no queremos que salte el ICP y tengamos un corte de luz.

Si accedemos a la web de nuestra distribuidora, vamos a poder ver toda esta información en detalle para optimizar la potencia contratada. En el menú principal de i-DE de Iberdrola podemos ver las potencias máximas demandadas que hemos tenido por meses.

Consumo de luz en tiempo real

Si queremos entrar más en detalle, podemos irnos a la sección de «Potencia» y ver que nuestra potencia contratada está bien dimensionada, incluso podríamos bajarlo a 3kW y seguramente no tuviéramos problemas, porque solamente en casos muy concretos hemos pasado la potencia contratada.

El coste de bajar la potencia contratada es de unos 11 euros aproximadamente sin importar cuánto la bajes, por lo que debes valorar si te merece la pena el cambio o no. Por ejemplo, en nuestro caso bajar de 3,45kW a 3kW nos ahorraríamos unos 11 euros en un año, por lo que este coste lo amortizamos a partir del primer año. De manera general, el ahorro por cada kW que bajemos de potencia es de unos 30 euros anuales.

Algo que debes tener muy en cuenta es el coste por subir la potencia contratada, en este caso es de unos 45€ por cada kW que quieras subir, por lo que míralo bien para que luego no te arrepientas de haberlo hecho.

2 Comentarios