Mi consumo de luz ha bajado casi a la mitad gracias a mis paneles solares

Mi consumo de luz ha bajado casi a la mitad gracias a mis paneles solares

Sergio De Luz

Cuando hacemos una instalación fotovoltaica con paneles solares en nuestras viviendas, lo hacemos con el objetivo de ahorrar lo máximo posible en la factura de la luz. Dependiendo del nivel de autoconsumo que podamos realizar en casa, tendremos un ahorro mayor o menor durante los diferentes meses. Un aspecto importante es que siempre hay que hablar en kWh de consumo, porque las tarifas de las comercializadoras eléctricas pueden variar. Si hemos reducido en un 50% nuestro consumo en kWh, pero la comercializadora aumenta un 100% el precio por kWh, entonces pagaremos exactamente lo mismo, pero pagaremos la mitad en comparación de no haber instalado los paneles solares. Hoy os voy a contar lo que he ahorrado con mi instalación de paneles solares.

Características de mi instalación fotovoltaica

La instalación fotovoltaica en mi domicilio consta de un total de 10 paneles solares de 455Wp cada uno de ellos, por lo tanto, tengo una instalación de 4,55kWp instalados. El inversor que utilizo es el típico Huawei de 4KW de potencia, ya que normalmente se suelen sobredimensionar los paneles porque muy pocas veces estarán funcionando al 100% de su capacidad máxima teórica. Este inversor Huawei me permite ver las estadísticas de producción solar y potencia demandada de la red eléctrica con una aplicación llamada Fusion Solar, aunque también podría acceder localmente a través del WiFi con la app SUN2000 en modo administrador.

Personalmente tengo un sistema de domótica basado en Home Assistant, usando un Shelly EM con dos pinzas amperimétricas para medir la producción solar y también la potencia demandada de la red eléctrica. De esta forma, podré tener las mismas estadísticas que tenemos en el inversor, pero más ventajas:

  • Puedo ver en tiempo real la producción solar, la potencia demandada en la red eléctrica y también el consumo total de mi casa. Con la app Fusion Solar existe un desfase de tiempo entre lo que te muestra y lo que está produciendo realmente, con esto es en tiempo real. Además, no es necesario que esté en casa para entrar localmente al inversor, sino que puedo acceder por VPN a la red de casa y al Home Assistant, o bien a través del proxy inverso con Traefik.
  • Puedo automatizar diferentes acciones para aprovechar al máximo la producción solar, teniendo unos niveles de autoconsumo de más del 70% sin mucho esfuerzo.

Sin lugar a dudas, esto último es lo mejor de Home Assistant, ya que puedo automatizar la climatización de mi casa (ya sea aire acondicionado o bomba de calor) dependiendo de la producción solar, para autoconsumir lo máximo posible. De esta forma, cuando los paneles están produciendo poco (unos 1200W) puedo activar el radiador que consume justamente esto, con el objetivo de aprovechar al máximo la producción solar. En el caso de verano, en cuanto está produciendo unos 1.500W ya puedo activar el aire acondicionado de tipo Split, y cuando produce más de 3.500W puedo activar el AC por conductor y climatizar toda la casa. También puedo activar radiadores portátiles (con sus correspondientes enchufes inteligentes conectados) y cualquier dispositivo «inteligente».

Gracias a la «inteligencia» de Home Assistant, se pueden llegar a niveles de autoconsumo de más del 70% sin muchos problemas, aunque al principio es necesario configurar todo muy bien y ver qué consumos tenemos de cada dispositivo.

Histórico de consumos en kWh

En nuestro caso particular, antes de tener las placas solares teníamos un consumo de unos 350kWh mensuales aproximadamente, excepto en el mes de junio con la llegada del calor que alcanzamos los 450kWh. La instalación solar fotovoltaica se instaló el día 8 de julio, así que estuve una semana sin los paneles solares de ese mes. En el mes de julio gasté unos 350kWh, con el aire acondicionado durante todo el día sin gastar nada de la red eléctrica, no obstante, por las noches había muchas veces que poner el AC debido al calor. En agosto fue donde mayor producción tuve gracias a los paneles fotovoltaicos, y donde tuve un consumo de 250kWh, 200kWh menos respecto al mes de junio, casi la mitad.

Como podéis ver en la gráfica anterior, en el mes de septiembre hice récord en bajo consumo, no llegando a los 200kWh mientras que antes lo normal hubiera sido unos 350kWh-400kWh aproximadamente. A partir de este mes, el consumo ha ido poco a poco subiendo debido a las nubes y lluvias.

Tal y como habéis visto, mi consumo en kWh se ha reducido casi a la mitad gracias a mis paneles solares, además, hay que tener en cuenta las ventas por excedentes a razón de 0,05€/kWh que va directamente descontado en la factura.

¡Sé el primero en comentar!