Controla en tiempo real la producción de tus paneles solares con esto

Controla en tiempo real la producción de tus paneles solares con esto

Sergio De Luz

Cuando realizamos una instalación fotovoltaica en nuestros hogares con paneles solares, generalmente tenemos un inversor que nos proporciona estadísticas sobre la producción solar y también sobre el consumo que estamos realizando en un determinado momento. Sin embargo, esta información generalmente no es en tiempo real, sino que normalmente se retrasa unos 5 minutos aproximadamente. Esto hace que, si es un día nublado o pasa una nube esporádica, no tengamos la producción en tiempo real para aprovecharlas al máximo sin importar energía de la red eléctrica. Hoy en RedesZone os vamos a explicar lo que debes hacer para verlo siempre en tiempo real, sin ningún tipo de retrasos.

Así funciona el Shelly EM y Shelly 3EM

Hay dos dispositivos que son muy recomendables para medir en detalle la potencia eléctrica que nos están proporcionando las placas solares, además, también podemos medir en tiempo real la potencia que estamos demandando a la red eléctrica. Teniendo en cuenta la potencia medida en W o kW, se puede calcular la producción fotovoltaica y el consumo acumulado muy fácilmente, aunque el propio dispositivo ya se encargará de eso internamente, sin que tengamos que encargarnos de ello.

Los Shelly EM y Shelly 3EM son dispositivos que incorporan una o varias pinzas amperimétricas, con el objetivo de medir correctamente los W o kW que están circulando por los cables de corriente alterna. Generalmente las pinzas amperimétricas incorporadas por la compra de este dispositivo son de 50A, por lo que son capaces de medir más de 11kW sin ningún problema, aunque también existen pinzas más grandes de hasta 120A, pero generalmente esto es para empresas donde tienen instalaciones fotovoltaicas más grandes y una potencia demandada superior.

Estos dispositivos los podemos encontrar en Amazon. La principal diferencia entre el Shelly EM y el Shelly 3EM, es que el primero de ellos nos permite instalar dos pinzas amperimétricas, por tanto, podremos medir con una pinza la producción solar que nos llega al cuadro eléctrico, y con otra pinza la potencia que demandamos de la red eléctrica o la que inyectamos a la red si el valor es negativo. El modelo Shelly EM tiene un adaptador que se compra de forma opcional para carril DIN y poder colocarlo directamente en el cuadro eléctrico, siempre que tengas espacio.

El Shelly 3EM es un modelo más profesional que nos permite conectar hasta 3 pinzas, aunque generalmente este dispositivo se usará para empresas donde tengan instalaciones más complejas.

En ambos casos, este dispositivo se conectará directamente a nuestra red WiFi para comunicarse localmente y a través del Cloud de Shelly. Cuando lo conectamos a la red WiFi, podemos acceder vía web y ver tanto todas las opciones de configuración, como también la monitorización de los paneles solares. Esto lo podemos hacer desde el navegador web o desde la app, ya que en ambos casos tenemos exactamente las mismas opciones de configuración.

Este dispositivo es compatible con Google Home, Amazon Alexa y también incorpora el protocolo MQTT para integrarlo perfectamente en la domótica del hogar. Por ejemplo, si tenemos un sistema de domótica como Home Assistant, podemos integrar este Shelly EM para realizar estadísticas en tiempo real sobre la potencia demandada, tanto solar como eléctrica, y también ver el consumo total de nuestra vivienda. A continuación, podéis ver cómo quedarían algunos gráficos y estadísticas:

Si lo integramos en la sección de «Energía» podremos ver un histórico similar al que nos proporcionan los inversores, aunque aquí podremos utilizar esta información para muchas más cosas. Por ejemplo, podemos ver el consumo neto de la red, el porcentaje de autoconsumo, una gráfica de consumos por cada hora y todo ello filtrarlo para realizar comparaciones avanzadas.

Gracias a Shelly EM y Shelly 3EM, vamos a poder monitorizar en tiempo real nuestra producción solar en un determinado momento, para que nuestro sistema domótico se encargue de aprovechar esa energía solar lo mejor posible, ya que hoy en día la venta de excedentes está por los suelos, y merece más la pena climatizar la casa con radiadores o bombas de calor y así podemos complementar la calefacción a gas.

¡Sé el primero en comentar!