Estos son los radiadores que debes usar para ahorrar en la factura de la luz

Estos son los radiadores que debes usar para ahorrar en la factura de la luz

Javier Jiménez

Los dispositivos inteligentes o de domótica nos ayudan en muchos aspectos de nuestro día a día. También podemos incluso ahorrar energía si los utilizamos correctamente. En este artículo vamos a hablar de qué ventajas tiene disponer de un radiador con Wi-Fi. Si buscas calentar una habitación este invierno, es una buena opción y vamos a explicarte cuáles son los beneficios principales y de qué manera te ayuda.

Ventajas de los radiadores inteligentes

La domótica juega un papel cada vez más importante en nuestro día a día y nos ofrece un abanico de opciones interesante. El hecho de que un dispositivo sea inteligente y tenga Wi-Fi va a aportar algunos beneficios tanto en usabilidad como también en optimizar los recursos disponibles. Ahí podemos nombrar como ejemplo usar un radiador inteligente.

Controlar apagado y encendido

Una de las principales ventajas es que vas a tener un mayor control para encender o apagar el radiador. Vas a poder hacerlo directamente desde el móvil, a través de la aplicación que gestione el aparato. Esto tiene beneficios, ya que no vas a tener que estar necesariamente de forma física delante del dispositivo para apagarlo o encenderlo.

Por ejemplo, algo interesante es que vas a poder encenderlo un rato antes de llegar a casa. También podrás apagarlo desde el móvil si pensabas que ibas a salir solo un momento de casa y resulta que vas a tardar horas en llegar.

Ahorrar energía

Esto que comentamos ayuda a ahorrar energía. El hecho de poder gestionar mejor cuándo apagar o encender el radiador eléctrico inteligente, va a hacer que gastemos menos electricidad. Pero también lo logramos al optimizar mejor los recursos, controlar mejor la temperatura que hace en cada momento y así activar o no el radiador.

Estos dispositivos van a permitir controlar mejor la temperatura y gestionarlos recursos para gastar menos. El hecho de contar con Wi-Fi es un plus para poder administrarlo fácilmente desde el móvil.

Cambiar un plan en remoto

No siempre va a interesarnos tener el radiador encendido, ni tampoco que esté al mismo nivel. Puede que un día haga mucho frío, la casa tenga una temperatura muy baja y queramos que actúe lo más rápido posible y vamos a darle a la máxima potencia. Pero puede que en otra ocasión queramos que tenga menos potencia para ahorrar y porque la temperatura exterior no es tan baja.

Esto lo vamos a poder administrar también de forma remota. Gracias a tener un radiador con Wi-Fi, desde cualquier lugar vas a poder administrar los planes de encendido y apagado, la potencia, el tiempo, etc.

Puedes ver algunas opciones de radiadores con Wi-Fi:

Vincularlo a otros dispositivos

Por supuesto, otro punto a favor es que vas a poder vincularlos a otros dispositivos. Por ejemplo a sensores de temperatura y otros aparatos inteligentes que tengas en casa. Incluso podrás vincularlo a Alexa o Google Home y poder controlar el radiador por voz, para dar órdenes de encendido o apagado.

Cada vez tenemos más dispositivos de este tipo en casa y poder vincularlos entre sí es muy interesante. Eso aportará un plus a nuestro día a día, podremos ahorrar tiempo y también dinero si los sabemos gestionar correctamente.

¡Sé el primero en comentar!