Cómo prepararse para los ataques informáticos y protegernos

Ahora mismo vivimos en una época de transición hacia el mundo digital. Cada vez es más común tener algún servicio en la nube, el trabajo remoto y conectar más dispositivos a Internet. Esto está haciendo que se abran más vectores de ataque para los ciberdelincuentes y puedan obtener sus beneficios. Así se aprecian cada vez más el aumento de ataques de ransomware, Phishing, DDoS, de ingeniería social, de fuerza bruta y más. En ese aspecto tanto particulares como empresas de cualquier tamaño no estamos libres de sufrir un ataque en cualquier momento. En este artículo vamos a hablar de cómo prepararse para los ataques cibernéticos.

Por qué deberíamos preocuparnos por los ataques

La tecnología cada vez está más presente en nuestras vidas, cada vez tenemos más equipos conectados a la red de redes y además dependemos más de Internet para trabajar. Los ataques cibernéticos cada vez se producen con mayor frecuencia y esto está generando preocupación entre empresas y usuarios particulares.

Según la empresa de seguridad Cybersecurity Ventures, estos ciberataques le van a costar a la economía mundial 6 billones de dólares al año para 2021. A pesar de que existen diversas maneras de combatir este tipo de ataques, podemos hacer tres cosas para proteger nuestros datos. Aquí tenéis todos los ataques que puede sufrir vuestra red.

Reduce la superficie de ataque externa

La superficie de ataque externa podemos definirla como cualquier interfaz de red donde su dispositivo da acceso a información o sistemas en su red interna. Tras el concepto de superficie de ataque externa es que hay muchos puntos en los que un atacante podría potencialmente obtener acceso a un sistema objetivo. Los expertos en ciberseguridad en este aspecto recomendarían dos cosas:

  1. Mantener la superficie de ataque externa lo más pequeña posible.
  2. Minimizar, en la medida de lo posible, lo que se comparte con los demás.

Esto lo conseguimos reduciendo los servidores, sistemas y firewalls vulnerables. Así, sólo permitirían que el flujo mínimo de tráfico se utilice para fines comerciales. En este caso partimos de la premisa de que como compartimos menos información, también hay menos datos que robar y menos sistemas que atacar.

La importancia de la concienciación en seguridad

Un apartado importante para la prevención de los ataques cibernéticos es la concienciación en seguridad. Los trabajadores son un eslabón débil desde el punto de vista de la seguridad. El error humano como el inicio de un ataque es una cosa que sucede habitualmente.

Por este motivo, hay que educar a los empleados y dotarlos de los recursos necesarios para que puedan realizar su trabajo de forma eficiente y segura. Esta formación debe ser continuada en el tiempo y no de manera puntual, por ejemplo, con cursos de concienciación sobre ataques de Phishing.

La evaluación de los fallos de seguridad

En ese aspecto debemos identificar las vulnerabilidades de seguridad de nuestra empresa y mitigarlas mediante actualizaciones de software, configuraciones de red actualizadas y más. Por otra parte, si tenemos un proveedor de ciberseguridad debemos asegurarnos que nos ofrezca una evaluación de vulnerabilidades. Sin duda, es una buena manera de prevenir los ataques cibernéticos.

El análisis de vulnerabilidades debe ser muy completo y debe tener:

  • Un escaneo de red para detectar direcciones IP, servicios y funciones.
  • Realización de pruebas de penetración o pentesting para descubrir vulnerabilidades en las configuraciones e infraestructura de la red.
  • Hacer una auditoría de configuración para garantizar que los sistemas y las aplicaciones estén bien configurados.
  • Realizar una evaluación de vulnerabilidades de software, como, por ejemplo, navegadores web y otros programas que tengamos instalados.

Conclusiones

Los ataques cibernéticos conllevan muchas amenazas para nuestras empresas. En ese aspecto tenemos que hacer todo lo posible para prevenir los ciberataques. Reducir la superficie de ataque externa, la concienciación en seguridad de los empleados y la evaluación y corrección de los fallos de seguridad debe ser muy importante para las empresas.

Si implantamos estas medidas ahora, puedes ahorrarle a tu organización mucho dinero en el futuro. Los ataques cibernéticos provocan daños como pérdida de archivos, inactividad temporal, menos ganancias y también su negocio pierde reputación. Por último, quizás os interese conocer los mapas más completos sobre amenazas y ciberataques del mundo.

¡Sé el primero en comentar!