Así se renueva el ransomware para estafarte

Una de las amenazas de seguridad más importantes, que más problemas causa a las víctimas, es el ransomware. Pero además, los ciberdelincuentes buscan constantemente la manera de perfeccionar los ataques y lograr así una mayor probabilidad de éxito. En este artículo vamos a hablar de cómo se renueva el ransomware para atacar. También daremos algunos consejos para estar protegidos en todo momento.

El ransomware cambia para atacar más

El funcionamiento del ransomware básicamente consiste en cifrar archivos y sistemas para que la víctima no pueda acceder a ellos. A cambio van a pedir un rescate económico y liberarlos. Van a mejorar las estrategias que utilizan y de esta forma llegar a más posibles víctimas y hacer que esos ataques sean más efectivos.

Uno de los cambios que han realizado es en la manera en la que se propaga. ¿Qué significa esto? Los piratas informáticos encuentran muchas opciones para distribuir el ransomware. Podemos hablar de archivos adjuntos que llegan por e-mail, pero además a través de documentos muy variados como puede ser un Word o una imagen. También puede llegar a través de redes sociales como Facebook, al instalar aplicaciones, entrar en páginas web y hacer clic en un enlace fraudulento… Usan, por tanto, múltiples métodos para llegar a estafar.

También hay que mencionar que están llegando a más sectores económicos y usuarios domésticos. No se centran únicamente en determinadas empresas donde pueden tener más éxito u obtener más beneficio, sino que diversifican más los ataques. Esto les permite llegar a más hipotéticas víctimas, aunque no todas sean igual de rentables.

Pero si hay algo que ha cambiado en los últimos tiempos, algo que ha supuesto un punto de inflexión importante, es el ransomware como servicio o RaaS. ¿Qué es esto? Básicamente significa que cualquiera puede comprar un ransomware en la Dark Web, aunque no tenga amplios conocimientos, y ejecutarlo para infectar a sus víctimas. Es como un servicio que funciona por comisión y se reparten las ganancias con los que realmente han creado ese software malicioso.

Otra evolución más es el uso de la nube. Los piratas informáticos se basan cada vez más en el alojamiento en la nube para colar archivos maliciosos y llegar a más víctimas. Pueden llegar a utilizar plataformas muy populares, como son Google Drive o Dropbox.

Qué hacer para estar protegido

Lo más importante para evitar el ransomware es el sentido común. Aunque este tipo de malware evolucione y los piratas informáticos busquen otros métodos para estafar, lo cierto es que casi siempre van a necesitar que cometamos algún error. Por tanto, evitar abrir archivos que llegan por correo y que pueden ser falsos, evitar instalar aplicaciones no oficiales o navegar por sitios peligrosos es un buen punto de partida para no tener problemas.

También conviene instalar aplicaciones de seguridad. Un buen antivirus siempre va a ayudar a reducir el riesgo de sufrir ataques informáticos de todo tipo. Aquí vas a encontrar muchas opciones. Algunas de las más populares son Microsoft Defender o Avast. Elijas la que elijas, debes asegurarte de que funciona correctamente.

Por otra parte, otro punto que no puede faltar es tener todo actualizado. Esto también es imprescindible para evitar el ransomware y corregir cualquier vulnerabilidad que pueda aparecer en un equipo.

¡Sé el primero en comentar!