Por qué el tipo de copia de seguridad te librará o no del ransomware

El ransomware es sin duda una de las peores amenazas de seguridad que podemos sufrir. Se trata de un tipo de malware que tiene como objetivo cifrar los archivos y sistemas para que la víctima no pueda usarlos con normalidad. A cambio el atacante va a pedir un rescate económico y de esta forma se lucra. Ahora bien, una de las barreras de seguridad más importantes para combatir este problema son las copias de seguridad. Pero no basta con cualquiera, como vamos a explicar.

No todas las copias de seguridad sirven contra el ransomware

El problema del ransomware es que perdemos el control de los archivos. Piensa, por ejemplo, en un ordenador donde almacenas documentos importantes y eres víctima de este tipo de malware. No vas a poder abrir esos archivos y básicamente es como si no los tuvieras, salvo que pagues el rescate.

Si realizas una copia de seguridad, todo eso va a estar a salvo. Simplemente puedes restaurar la copia y volver a acceder con normalidad a esos documentos que has almacenado previamente. Pero no todas valen, ya que crear una copia de seguridad que pueda estar expuesta va a suponer un lastre para la protección.

¿Qué significa esto? Por ejemplo una copia de seguridad que no se actualice periódicamente o no cubra todas las áreas de un equipo, va a hacer que el ransomware afecte al no poder restaurar todos los archivos. Como demuestra un informe realizado desde Enterprise Strategy Group, simplemente podríamos recuperar los documentos que parcialmente hemos incluido en esa copia, la cual puede haber cambiado mucho con el paso del tiempo y perder archivos importantes.

También es un error crear una copia de seguridad que no esté correctamente aislada. Piensa, por ejemplo, en una copia que realizas a nivel doméstico, en un disco duro externo que a su vez conectas al ordenador que se ha visto afectado por el ransomware. Eso puede dar lugar a que ese disco duro donde está la copia de seguridad va a cifrarse también.Ataque de ransomware en una universidad

Crea copias seguras contra el ransomware

Por tanto, lo que debes hacer para estar realmente protegido contra el ransomware es crear copias de seguridad que te protejan adecuadamente. Lo ideal es que esta copia cumpla una serie de requisitos para que sea efectiva y pueda venirte bien en el hipotético caso de que seas víctima de esta amenaza de seguridad:

  • Estar actualizada: lo primero es que esa copia de seguridad debe estar actualizada. Por tanto, vas a tener que generar una nueva copia de forma periódica, ya sea manualmente o de forma automática. Así te asegurarás de tener siempre almacenados los archivos más recientes.
  • Guardar la copia de forma aislada: otro punto clave es guardar esa copia de seguridad de forma aislada. Debes evitar que pueda ser accesible a través de dispositivos que pueden ser vulnerables o ser los que se han infectado con ransomware.
  • Usar herramientas seguras: si vas a crear alguna copia de seguridad con alguna herramienta, debes utilizar siempre programas que sean seguros.
  • Mantener los dispositivos protegidos: por supuesto, debes mantener los dispositivos donde vayas a almacenar esa copia de seguridad correctamente protegidos. Por ejemplo si la vas a guardar en otro ordenador, en un disco duro externo, etc.

Por tanto, como has podido ver, crear copias de seguridad es una barrera importante para evitar problemas con el ransomware. No van a protegerte del malware en sí, pero sí de las consecuencias que va a tener. Debes tener en cuenta que hay motivos para no pagar el ransomware y si tienes protegidos tus archivos tendrás menos necesidad de tener que financiar a los cibercriminales.

¡Sé el primero en comentar!