WannaCry sigue siendo una amenaza tres años después

WannaCry sigue siendo una amenaza tres años después

Javier Jiménez

Siempre que navegamos por Internet podemos toparnos con muchas amenazas que ponen en riesgo nuestra seguridad y privacidad. Hay muchos tipos de malware que pueden afectar a nuestros dispositivos y no hay ningún sistema que esté a salvo. Ahora bien, en ocasiones nos topamos con amenazas que pueden ser más peligrosas que otras y, en definitiva, afectar más a nuestros equipos. Ese es el caso de WannaCry, que muchos lectores lo recordarán como uno de los problemas de seguridad más importantes en años. Hoy nos hacemos eco de una noticia que alerta de cómo sigue siendo un problema hoy en día.

WannaCry sigue siendo un problema

Hace ya tres años desde que surgió WannaCry. Esta amenaza, que también se la conoce como WannaCryptor o simplemente WCrypt, causó problemas importantes en todo el mundo. Se propagó a través de un exploit llamado EternalBlue, que se aprovechaba de una vulnerabilidad en los sistemas de Windows. Un fallo que ya está parcheado, como podemos imaginar. Sin embargo fueron muchos los equipos afectados y, según vemos, siguen siéndolos.

Un ciberdelincuente básicamente lo que hacía era buscar en la red equipos que tuvieran esta vulnerabilidad que afecta al protocolo SMB de Microsoft en el puerto 445, que se utiliza principalmente para compartir archivos e impresoras.

Sin embargo WannaCry sigue teniendo un peso importante dentro de las amenazas de ransomware, pese a tener ya tres años. De hecho su presencia es bastante importante, ya que un informe de ESET para el primer trimestre de 2020 ha indicado que WannaCry representa el 40,5% de las detecciones de ransomware.

No hay duda de que es una cifra bastante importante, ya que como decimos ha pasado tres años desde que apareció. Se calcula que hay alrededor de 1 millón de equipos en todo el mundo con la vulnerabilidad que permite la entrada de esta amenaza sin corregir. Un problema importante que sigue afectando a muchos usuarios.

En definitiva, después de tres años desde que apareció WannaCry podemos decir que sigue siendo una amenaza presente. Todavía hay muchos equipos que están sin actualizar en todo el mundo.

La importancia de actualizar los equipos

Una vez más se demuestra la gran importancia de mantener los equipos actualizados. Son muchas las vulnerabilidades que pueden surgir y algunas, como vemos, pueden suponer un riesgo importante para nuestros equipos. Es esencial que cuidemos la seguridad, que mantengamos siempre las últimas versiones y parches instalados en nuestros equipos y sistemas.

Esto es algo que hay que aplicar sin importar el tipo de dispositivo o sistema operativo que estemos utilizando. Cualquiera puede ser víctima de algún tipo de fallo de seguridad que exponga nuestros datos. Es esencial por tanto que estemos alerta y siempre instalemos las últimas versiones que encontremos disponibles para nuestras aplicaciones y sistemas.

Son los propios fabricantes y desarrolladores quienes lanzan parches y actualizaciones para corregir las vulnerabilidades que se conozcan. Nuestro consejo desde RedesZone es que los usuarios instalen siempre las últimas versiones que haya disponibles.

Os dejamos un artículo con algunos consejos sobre cómo evitar el ransomware.