QNAP Virtualization Station


QNAP Virtualization Station es un completo software del fabricante que nos va a permitir virtualizar sistemas operativos en nuestro NAS. En nuestros ordenadores podemos virtualizar sistemas operativos como Windows y una gran cantidad de distribuciones basadas en Linux y Unix con VMware Workstation y con Virtual Box. Virtualization Station es la solución del fabricante QNAP para virtualizar sistemas operativos en sus servidores NAS, utilizando como base su sistema operativo QTS.

Uno de los puntos fuertes de QNAP Virtualization Station es que incorpora una interfaz gráfica de usuario muy sencilla de utilizar, por lo que podremos administrar las diferentes máquinas virtuales fácilmente de manera centralizada. Otras características es que podremos acceder al contenido del propio NAS desde estas máquinas virtuales, y además podremos gestionarlas desde nuestro smartphone y tablet fácilmente, ya que se usa la interfaz gráfica de QTS. Podremos controlar las máquinas virtuales como escritorio remoto, de esta forma, podremos operar con varias máquinas a la vez basadas en Windows, Linux y Unix de manera fácil y rápida. En este enlace tenéis un listado de los sistemas operativos compatibles.

qnap-virtualization-station

La mayoría de servidores NAS del fabricante QNAP tienen una salida HDMI, gracias a esta salida HDMI podremos conectar el NAS a un monitor o TV y ver la interfaz gráfica de usuario del sistema operativo virtualizado. Si además queremos controlar dicho sistema virtualizado, tan solo tendremos que conectar un teclado y un ratón a través de los puertos USB 2.0 o USB 3.0 que tenga el NAS.

En este artículo os vamos a explicar cómo instalar QNAP Virtualization Station, cómo funciona este software y qué opciones de configuración tenemos disponibles para exprimir al máximo el hardware del servidor NAS. También os vamos a contar nuestra experiencia usando diferentes sistemas operativos virtualizados.

A lo largo de todas las pruebas vamos a utilizar el servidor NAS QNAP TS-253A del que tenemos un completo análisis en RedesZone. Este modelo cuenta con 2 bahías para alojar discos duros y con el siguiente hardware:

  • CPU: Intel Celeron N3150 Braswell Quad-Core a 2.08GHz, incorpora GPU Intel HD y soporta para instrucciones AES-NI.
  • RAM: Incorpora una memoria RAM DDR3L de 4GB de capacidad, ampliable hasta 8GB.
  • Puertos USB: Un puerto USB 3.0 en el frontal, 3 puertos USB 3.0 en la parte trasera.
  • LAN: 2 puertos Gigabit Ethernet (10/100/1000 Mbps) con soporte Link Aggregation.
  • Dos salidas HDMI
  • Salida de audio jack 3.5mm, y dos entradas de micrófono de 6.3mm.
  • Sistema operativo: QTS 4.2.3 con todas las funcionalidades.

Debemos tener muy en cuenta la capacidad de la memoria RAM a la hora de virtualizar sistemas operativos, en nuestro caso tenemos 4GB de capacidad por lo que podremos ejecutar simultáneamente uno o dos sistemas operativos.

Cómo instalar QNAP Virtualization Station

Todos los servidores NAS del fabricante QNAP tienen el sistema operativo QTS, un sistema que se caracteriza por tener una gran tienda de aplicaciones con la que podremos instalar software adicional en el NAS muy fácilmente. Virtualization Station está en la tienda oficial de aplicaciones. Cuando entremos en el servidor NAS a través de su dirección IP privada, algo así: http://192.168.1.100, e introduzcamos los credenciales de acceso, veremos algo como esto:

qnap_virtualization_station_instalacion_1

En el menú principal debemos pinchar sobre “App Center” que es donde tenemos la tienda de aplicaciones con todo el software del NAS. Al pinchar sobre la tienda, si usamos el buscador y ponemos “virtualization” nos aparecerá automáticamente el software de Virtualization Station:

qnap_virtualization_station_instalacion_2

Si pulsamos sobre el icono o sobre el nombre, se nos desplegará una nueva ventana con toda la información sobre este software, algo que ya os hemos contado en la introducción.

qnap_virtualization_station_instalacion_3

Para instalar Virtualization Station simplemente necesitaremos pinchar sobre “+ Instalar” y automáticamente el sistema operativo QTS se lo descargará de los repositorios oficiales de QNAP y lo instalará, no tenemos que hacer ninguna acción adicional.

qnap_virtualization_station_instalacion_4

Una vez que se haya instalado, pinchamos sobre el icono de Virtualization Station que automáticamente se nos crea en el escritorio del NAS. Al pinchar sobre él nos indicará que internamente este software utiliza el puerto 8088 por defecto, y que deberemos tenerlo accesible para que todo funcione correctamente. En circunstancias normales siempre lo tendremos habilitado ya que estamos en la red local doméstica, tal y como indica la dirección IP privada:

qnap_virtualization_station_instalacion_5

Una vez que pinchamos en OK, tendremos un pequeño asistente de configuración de este software. Lo primero que tenemos que hacer es configurar la carpeta predeterminada donde se almacenará la VM, a continuación, también deberemos configurar la red ya que tiene varios modos de uso para adaptarse a todas las circunstancias.

qnap_virtualization_station_instalacion_6

Al pinchar sobre la flecha de la derecha, nos saldrá el menú donde deberemos elegir la carpeta donde almacenar la VM. Si queremos podemos definir cualquier carpeta que ya tengamos creada, aunque la interfaz gráfica de usuario nos permite crear subcarpetas fácilmente.

El segundo paso fundamental es elegir el adaptador de red, los NAS QNAP se caracterizan porque la mayoría de ellos incorporan al menos dos puertos Gigabit Ethernet, aquí nos saldrá los que tenemos disponibles y más tarde nos permitirá configurarlos a nuestro gusto.

qnap_virtualization_station_instalacion_9

Una vez que hayamos seguido todos los pasos, podremos empezar a crear máquinas virtuales en el servidor NAS utilizando el software de Virtualization Station.

qnap_virtualization_station_instalacion_10

Una vez que terminamos este pequeño asistente de configuración, nos saldrá otro asistente pero esta vez a modo informativo, nos servirá para saber qué modos de configuración de red permite el software de cara a las VM que levantemos. Tal y como se puede ver, permite tres modos distintos:

  • Red en puente: las VM creadas y levantadas comparten la misma interfaz de red y la dirección IP que el servidor NAS. Por supuesto, en este modo la transferencia de datos entre las VM y el NAS se hace localmente.
  • Red solamente externa: en este modo de funcionamiento el tráfico de la VM no va a través del NAS, de esta forma, podremos utilizar un segundo puerto Gigabit Ethernet para dotar a las máquinas virtuales de una dirección IP privada propia, no dependiendo de la IP principal del NAS.
  • Red aislada: en este modo de funcionamiento las VM están aisladas de la red local doméstica, sin embargo, sí permite configurar direccionamiento IP manualmente en las VM para que entre ellas sí compartan información, pero no “tocarán” la red local doméstica.

El conmutador virtual de las VM también soporta Port-Trunking, en modo failover de la conexión, 802.3ad Link Aggregation y también en modo equilibro-tlb. Por supuesto, también soporta una interfaz 10GbE virtual si se usa un controlador virtual Ethernet de QNAP para lograr un rendimiento adicional en la transferencia entre VM levantadas.

qnap_virtualization_station_instalacion_13

Una vez que hemos terminado este asistente de información, podremos ir a la configuración de red o simplemente salir para acceder al menú principal de administración del Virtualization Station. A continuación, podéis ver el aspecto del menú, es muy intuitivo y fácil de manejar, además, en la pantalla principal tenemos lo más importante como las VM levantadas, el consumo de CPU y memoria RAM que se está produciendo, así como estadísticas de transferencia de datos.

qnap_virtualization_station_instalacion_14

Hasta aquí hemos llegado con la instalación del software para la virtualización de sistemas operativos en un NAS QNAP, ahora vamos a ver cómo virtualizar un sistema operativo Windows 10.

Cómo virtualizar Windows 10 con Virtualization Station

En este tutorial os vamos a mostrar cómo podemos instalar un Windows 10 virtualizado con el software Virtualization Station. Aunque QNAP pone a nuestra disposición un “mercado” de VM externo (de VMware y de Bitnami), nosotros vamos a crearla desde cero con una imagen ISO de Windows 10 Anniversary Update, la misma ISO que vosotros podéis descargar gratuita y legalmente desde la web de Microsoft.

En el menú principal de Virtualization Station debemos pinchar sobre “Crear VM” que se encuentra en la parte superior a la izquierda.

qnap_virtualization_station_windows_1

Una vez dentro del menú, tendremos varias plantillas preconfiguradas con unos determinados núcleos de CPU, memoria RAM y disco. No obstante, nosotros vamos a crear una máquina virtual personalizada, para ello pinchamos sobre “Crear VM Pers.“.

qnap_virtualization_station_windows_2

En la ventana que nos aparece deberemos indicar el nombre de la máquina virtual, el tipo de sistema operativo (Windows en nuestro caso), la versión (Windows 10) en nuestro caso, cuántos núcleos de CPU queremos dedicar, cuánta capacidad de memoria RAM como máximo queremos dedicar, la configuración de la red, y la contraseña del VNC para acceder remotamente a la misma utilizando este programa.

Algo muy importante que debemos hacer es pasar al NAS la imagen ISO de Windows o del sistema operativo que vayamos a virtualizar (por samba, FTP, FTPES o cómo queráis). Donde pone “Imagen de DD” es la imagen donde se va a almacenar todos los datos de la propia máquina virtual, por lo que deberemos darle una ubicación concreta y un nombre descriptivo para saber qué es. Asimismo, también deberemos fijar un tamaño de disco duro como máximo, por ejemplo nosotros hemos incluido 250GB. Por último, podemos poner una descripción de la máquina virtual para que sepamos qué VM es exactamente y cómo está configurada internamente.

Virtualization Station detecta que el sistema operativo que vamos a instalar es Windows 10, y nos propone una instalación automática sin apenas intervención nuestra, sin embargo, os recomendamos hacerlo manualmente para poder elegir la configuración de Windows como nosotros queramos. Por tanto, pinchamos sobre “Cancelar”.

qnap_virtualization_station_windows_5

Para acceder a la VM podemos utilizar el propio navegador web entrando a través del propio servidor NAS, sin embargo, también podremos utilizar cualquier cliente VNC como UltraVNC y RealVNC para navegar por los diferentes menús de la VM creada. También podremos utilizar SPICE en caso de que necesitemos una salida de audio. Por este motivo anteriormente a la hora de crear la VM nos decía “Contraseña VNC”, ya que deberemos poner la IP de la VM (dependiendo de qué modo de configuración de red hayamos elegido), el puerto y por supuesto, la contraseña de acceso.

qnap_virtualization_station_windows_6

Una vez que pinchamos en “Yo entiendo”, nos llevará directamente al menú principal donde hemos creado la nueva VM. En este menú tendremos la posibilidad de “Iniciar” la máquina, crear una “Foto” o también conocido como Snapshot, eliminarla, clonarla e instalar los controladores de VM.

qnap_virtualization_station_windows_7

Si pulsamos sobre “Iniciar” lo primero que hará la máquina virtual es leer desde el “DVD” virtual, es decir, la imagen ISO que hemos cargado anteriormente en el menú de configuración de la VM. A continuación podéis ver el aspecto de la VM cuando se ha arrancado, nos mostrará el uso de CPU y memoria RAM entre otros detalles.

qnap_virtualization_station_windows_8

Si pulsamos sobre “Consola” podremos lanzar una consola remota para ver todo lo que esté ocurriendo en la VM que hemos arrancado, es como el VNC pero directamente desde Virtualization Station. Elegimos el modo de consola que es únicamente HTML5 y también la calidad de la conexión, como estamos en red local elegimos la máxima calidad posible para que todo se vea perfecto.

qnap_virtualization_station_windows_9

Una vez que pulsamos en el botón “Conectar” nos aparecerá una nueva pantalla. En el lateral izquierdo tendremos todas las acciones que podremos hacer con la VM como pausarla, reiniciarla, apagarla, tomar una snapshot y un largo etcétera de funciones.

qnap_virtualization_station_windows_10

Lo más importante que debemos hacer aquí es introducir la contraseña que anteriormente hemos puesto en “Contraseña VNC”, al ponerla y pinchar en “Entrar” veremos la interfaz gráfica de Windows para comenzar con su instalación.

Una vez que hayamos instalado el sistema operativo desde la ISO a la imagen DD que hemos visto anteriormente, se reiniciará automáticamente la VM y entrará directamente en el escritorio, tal y como podéis ver aquí:

qnap_virtualization_station_windows_13

Y ya estaría instalado el sistema operativo Windows 10 en una VM utilizando Virtualization Station, como habéis visto es realmente fácil y rápido poder desplegar una o varias VM, aunque debemos tener en cuenta las limitaciones de hardware de nuestro servidor NAS. Por ejemplo el NAS utilizado tiene 4GB de memoria RAM por lo que no podremos instalar 2 VM con 2GB de RAM cada una de ellas.

Una vez que hemos aprendido cómo instalar Windows 10, os vamos a mostrar las principales opciones que tiene este software de virtualización.

Opciones de administración y configuración disponibles

Lo primero que veremos en el menú principal de Virtualization Station es el estado de los recursos del NAS, así como las VM que tenemos activas en ese mismo momento y su consumo a nivel de recursos. En el lateral izquierdo es donde encontraremos todas las configuraciones y opciones que podemos realizar de cara a las VM que nosotros vayamos a crear.

qnap_virtualization_station_opciones_1

Comparte la administración de la VM fácilmente

Lo primero que nos gustaría destacar, es que podremos compartir la administración de la máquina virtual con cualquier equipo que esté en la misma red local que el QNAP. Si pinchamos en la parte inferior derecha en el botón de “Compartir”, nos saldrá una ventana desplegable con un enlace que nos llevará directamente a la administración de la máquina virtual.

qnap_virtualization_station_opciones_2

Importa y exporta máquinas virtuales fácilmente

Este software de Virtualization Station también nos va a permitir importar y exportar las máquinas virtuales. Si por ejemplo tenemos una máquina virtual con extensión .ova, .ovf, .qvm o .vmx podremos importarlas fácilmente a Virtualization Station y simplemente tendremos que reconfigurar los requisitos de hardware si es que lo necesitamos, y a continuación simplemente encendemos la VM y funcionará exactamente igual que donde la teníamos anteriormente (Virtual Box y VMware). Os recomendamos visitar este completo manual de cómo importar y exportar máquinas virtuales a Virtualization Station.

Clona las VM para desplegar la misma configuración en VM separadas

Como os hemos dicho anteriormente, este software permite clonar una máquina virtual, de esta forma, configurando la primera podremos desplegar varias máquinas iguales en el sistema. Hacer esto es realmente fácil ya que únicamente hay que pinchar en “Clonar” dentro de la administración de la propia VM, una vez que pinchamos en clonar nos saldrá una ventana indicando el nuevo nombre de la VM clonada. Si la VM es muy grande, nos aparecerá en la lista de tareas hasta que se haya realizado la acción.

qnap_virtualization_station_opciones_5

Realiza instantáneas para volver rápidamente hacia atrás en caso de cambio en el sistema operativo de la VM

Otra acción que podremos realizar es por ejemplo sacar una “Foto”, también conocida como “Instantánea” o Snapshot de la máquina virtual, de esta forma, si hacemos algún cambio dentro de la VM (alguna configuración, instalar algún programa etc.) podremos revertir esos cambios fácilmente.

Configuraciones a nivel de red que podemos realizar

A nivel de red, anteriormente hemos explicado los tres tipos de configuración de red que tenemos disponibles. En el asistente de configuración pusimos que la configuración fuera automática, y por defecto está en modo “puente”, es decir, la VM toma la IP privada del propio NAS.

qnap_virtualization_station_opciones_9

El servidor NAS con el que estamos realizando estas pruebas tiene dos interfaces de red, una con IP 10.10.2.125 y la otra con 10.10.2.126, dependiendo del adaptador físico que elijamos, podremos hacer que la VM esté “aislada” de la red principal, usando esta secundaria para que la información de la VM no vaya a través del NAS sino de la propia red. Anteriormente en modo puente podíamos elegir la interfaz de red que nosotros quisiéramos, tal y como podéis ver a continuación:

qnap_virtualization_station_opciones_10

Si pinchamos sobre “red solamente externa”, nos permitirá elegir el otro adaptador físico que está disponible y que tiene otra dirección IP privada distinta. Si pinchamos en “aplicar” automáticamente cambiaremos la configuración de la red de las VM.

qnap_virtualization_station_opciones_11

Al hacerlo, veremos que la configuración a nivel de red ha cambiado, tal y como podéis ver a continuación:

qnap_virtualization_station_opciones_12

Gestión de usuarios para tener permisos en las VM

La plataforma de virtualización nos va a permitir crear diferentes usuarios con diferentes permisos de cara a la administración de las VM. Esto es ideal si necesitamos que diferentes personas trabajen con el sistema de virtualización, pero sin darles acceso como administrador para que no puedan hacer y deshacer como ellos quieran.

En la sección de “Administración de cuentas” pinchamos sobre “Crear usuario” para crear un nuevo credencial de acceso con unos permisos determinados, lo primero que haremos es introducir el nombre de usuario y posteriormente la contraseña, además, sería recomendable en la descripción dar más datos del usuario para saber fácilmente quién es y qué permisos en las VM tiene.

Si por ejemplo al usuario que creemos le damos permisos de “Control”, tendremos la opción de darle permisos para realizar instantáneas y también para realizar configuraciones de la VM (apagarla y pausarla). De lo contrario, en modo “solo lectura” no tendrá el control de la VM y no podrá acceder al propio sistema operativo de dentro de la VM. Ambas opciones son exclusivas, o tenemos la opción de “Control” o “Solo lectura”.

Una vez que creemos el usuario con unos permisos determinados, si compartimos la VM con el botón de compartir que anteriormente os hemos enseñado, el usuario tendrá que iniciar sesión con los credenciales que acabamos de crear.

qnap_virtualization_station_opciones_2

Nada más acceder a esa URL que automáticamente crea, accederemos al panel de inicio de sesión de los diferentes usuarios, tal y como podéis ver a continuación:

qnap_virtualization_station_opciones_user_1

Al introducir los credenciales nuevos que hemos creado, veremos cómo accederemos directamente a la administración por consola de la VM, donde deberemos poner la contraseña si es que la hemos configurado.

qnap_virtualization_station_opciones_user_2

También tendremos acceso a un panel de control de las diferentes VM que nosotros podemos controlar o visualizar, tal y como podéis ver a continuación, es una interfaz diseñada similar a la de administración pero con muchos menos permisos de configuración.

qnap_virtualization_station_opciones_user_3

Administrando los diferentes dispositivos de las máquinas virtuales

La interfaz gráfica de Virtualization Station también tiene una zona de administración de dispositivos, donde tendremos un resumen de todas las VM creadas y de dónde está DD (el disco duro principal de la VM), la configuración del adaptador de red, si tiene CD/DVD para leer imágenes ISO, así como si tiene la posibilidad de vídeo.

qnap_virtualization_station_opciones_17

Virtualization Station también nos permite guardar copias de seguridad de las diferentes máquinas virtuales, tanto localmente para después guardarlo en un PC o en un disco duro externo conectado por USB, como remotamente en otros servidores NAS a través de la red local.

Si pinchamos sobre “Copias de seguridad remotas”, veremos un nuevo menú donde deberemos elegir el nombre de la tarea, qué máquina virtual queremos realizar la copia de seguridad, y también los datos del servidor NAS (IP, nombre de usuario, clave y puerto SSH), asimismo también nos permitirá guardarla cifrada y programar la copia de seguridad a una determinada hora del día.

qnap_virtualization_station_opciones_20

Preferencias

En la zona de “Preferencias” podremos elegir las carpetas predeterminadas para almacenar tanto los archivos de imágenes ISO como los discos duros virtuales (DD). También tendremos aquí la configuración de los puertos de red de acceso a las VM, tanto por HTTP, HTTPS como el uso de la consola HTML5 que va a través de otro puerto diferente.

Otra característica bastante interesante es que Virtualization Station tiene el protocolo UPnP, de esta forma, si la VM necesita que tengamos un puerto abierto en nuestro router para conectarse con Internet, o mejor dicho, para que se conecten con él, podremos abrirlo dinámicamente con UPnP. Por último, también podremos seleccionar el idioma que nosotros queramos, tal y como habéis podido ver, está en español por lo que el idioma no será un impedimento para hacer funcionar esta magnífica herramienta.

Mercado de VM

La herramienta de Virtualization Station, tal y como os hemos explicado anteriormente, permite la importación de máquinas virtual de forma rápida y fácil. Gracias a esta característica, podemos descargar máquinas virtuales ya creadas y configuradas de Internet. En la zona de Mercado de VM tendremos únicamente dos enlaces, a la tienda de Bitnami y a la de VMware donde podremos descargar diferentes máquinas virtuales con diferentes sistemas operativos, ideal para ahorrar algo de tiempo en la instalación del sistema operativo.

qnap_virtualization_station_opciones_25

No obstante, teniendo en cuenta que no sabemos cómo han configurado esas máquinas virtuales, desde RedesZone os recomendamos crear las VM siempre desde cero vosotros. Aunque vamos a necesitar algo más de tiempo, tampoco será demasiado ya que como habéis visto, la instalación es muy fácil.

Registros

Por último, Virtualization Station nos permite ver un completo registro con todas las acciones que se han realizado en el software, desde los inicios de sesión de los diferentes usuarios, pasando por la creación de snapshots e incluso también el encendido y apagado de las VM que tengamos en el sistema.

qnap_virtualization_station_opciones_26

Hasta aquí hemos llegado con todas las opciones del QNAP Virtualization Station, un software de virtualización de sistemas operativos muy completo. En el siguiente vídeo podéis ver todas estas opciones de las que hemos hablado explicadas:

Conclusiones de QNAP Virtualization Station

QNAP Virtualization Station nos ha sorprendido gratamente durante la semana que hemos estado probándolo. El funcionamiento de este software para la creación de máquinas virtuales funciona realmente fluido, pero debemos tener algo muy en cuenta, el hardware de nuestro NAS donde se debe asentar el o los sistemas operativos virtualizados.

Si tenemos en cuenta que el procesador del NAS es de bajo consumo, y no tenemos un Intel i5, el funcionamiento del sistema operativo virtualizado es bastante fluido. Si en tu hogar tienes un servidor NAS de QNAP con un hardware como el que nosotros hemos probado o superior, estamos seguros que podrás virtualizar sistemas Windows sin demasiados problemas, aunque siempre debes tener presente el consumo de recursos.

Las múltiples posibilidades que nos permite Virtualization Station de QNAP hará que olvidemos Virtual Box y VMware en nuestro ordenador de sobremesa o portátil, ya que podremos centralizar todas las VM en el propio NAS fácilmente. Gracias al acceso a las VM con HTML5, podremos utilizar los navegadores web para administrar fácilmente todas las máquinas virtuales, sin necesidad de utilizar VNC para ello.

Funciones tan importantes como la clonación de las VM, los snapshots, las copias de seguridad locales y remotas, así como la gestión de usuarios con diferentes permisos sobre las máquinas, son todo un acierto y hace que este software sea un “must have” si tienes un NAS QNAP y necesitas virtualizar sistemas operativos para diferentes pruebas.

Por último, algo que nos gustaría destacar es que este software de QNAP es totalmente gratuito, no tendremos que adquirirlo ni pagar ningún tipo de suscripción, por lo que el fabricante nos da la posibilidad de exprimir aún más las posibilidades de sus servidores NAS con esta opción.

valoracion_10

Os recomendamos visitar nuestra sección QNAP en RedesZone donde encontrarás todos los análisis del fabricante, así como manuales de su software.

Publicado por Sergio De Luz el 01 marzo 2017 , actualizado el 19 abril 2017

  • Si no vas a un por un modelo de gama ALTA, puedes virtualizar, pero el rendimiento es lamentable. Lo he descubierto con un modelo de gama media. O te dejas más de 700€ o ni lo intentes.

    • Ale mor bel

      Pues yo tengo un ts-251+ aumentado a 8 gb de RAM y puedo ejecutar 5 máquinas virtuales a la vez, ya que normalmente solo tengo 2 un Windows server 2012 R2 con remoteapp y que usa programas como Office 2016 y otra con Ubuntu 16.04 lts que utilizo a través de la salida HDMI, ambas máquinas funcionan muy fluidas y me ahorro tener un servidor que gaste 500w por solo los 200w de este nas. Así que no comparto tu opinión.

Últimos análisis

Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8