TunnelBear: Manual de uso y rendimiento de este servidor VPN

TunnelBear: Manual de uso y rendimiento de este servidor VPN

Rubén Velasco

En la sección de Redes, hemos hablado de varios servidores VPN para poder navegar de forma anónima y segura.

Tras los problemas de censura que está en todo el mundo por parte de los gobiernos, está bien conocer varias alternativas que nos cifren nuestro tráfico y nos permitan autentificarnos de forma anónima en la red y a la vez nos puedan evitar problemas.

El servidor del que vamos a hablar hoy se llama TunnelBear y es de los servicios VPN más fácil de usar y que mejor rendimiento proporcionan de velocidad y latencia.

TunnelBear es un servidor VPN que nos permite conectarnos a servidores situados en Estados Unidos, en Reino Unido y en Alemania de una manera más fácil imposible gracias a su sencilla e intuitiva interfaz.

tunnelbear_tutorial_1

TunnelBear ofrece un servicio gratuito el cual está limitado a 500Mb de tráfico mensual. Luego dispone de una modalidad de pago que ofrece tráfico ilimitado y su uso en plataformas móviles.

tunnelbear_tutorial_2

TunnelBear está disponible para Windows, Mac, Android e iOS. No dispone de cliente para Linux ni para Windows Phone, por lo que no puede ser utilizado por el 100% de los usuarios. Para comenzar a usar TunnelBear debemos acceder a su página web y descargarnos el cliente correspondiente a nuestro sistema operativo.

Una vez descargado lo instalaremos como cualquier otro programa para nuestro sistema operativo.

tunnelbear_tutorial_3

Una vez finalizada la instalación nos pedirá crear una cuenta (o iniciar con una cuenta ya existente).

tunnelbear_tutorial_4

Introduciremos nuestros datos y completaremos el registro para continuar. Una vez finalizado nos preguntará por el tipo de cuenta que queremos usar. En nuestro caso vamos a seleccionar la Free para poder probar el rendimiento de los servidores antes de adquirir una licencia.

tunnelbear_tutorial_5

Una vez registrado el programa nos pedirá instalar unos drivers para la red antes de iniciar sesión. Se lo permitimos para que el programa pueda gestionar nuestras redes.

tunnelbear_tutorial_6

Una vez finalizado el registro y la configuración inicial el programa iniciará sesión y podremos ver la interfaz sencilla.

tunnelbear_tutorial_7

La interfaz tiene aspecto de radio o televisión antigua. Para comenzar a usarlo, en el selector de la derecha debemos seleccionar el servidor dónde nos queremos conectar, en nuestro caso, vamos a probar los servidores de Alemania. Una vez seleccionado Alemania, en el selector de la izquierda seleccionaremos ON y el programa se conectará automáticamente.

tunnelbear_tutorial_8

De esta forma ya estamos navegando de forma segura y anónima. El programa no tiene opciones a configurar ni nada a destacar, por lo que se convierte, sin duda, en la aplicación más sencilla de usar dentro de los clientes VPN vistos.

Pruebas realizadas

En primer lugar realizamos un test de velocidad para comprobar el estado de nuestra conexión sin pasar por proxy. Tenemos una conexión de 20Mb con Jazztel.

tunnelbear_tutorial_9

A continuación activamos el cliente VPN y volvemos a realizar otro test de velocidad para comprobar los cambios.

tunnelbear_tutorial_10

Podemos ver que hemos perdido bastante velocidad, aunque para navegar por internet puede ser suficiente. También hemos ganado un poco de ping, pero es un ping aceptable. La subida hemos perdido algo, pero bastante poco comparado a otros clientes VPN. Los servidores de Alemania funcionan bien.

A continuación vamos a probar un servidor de Reino Unido.

tunnelbear_tutorial_11

Como podemos ver, los resultados son algo peores, pero muy similares a los de Alemania. Sin embargo, si nos conectamos a Estados Unidos, la cosa cambia, ya que los resultados son notablemente peores.

tunnelbear_tutorial_12

Como podemos ver, al igual que en todos los servidores VPN perdemos velocidad, pero dentro de todos, TunnelBear es de los que menos pérdida tienen por lo que es una alternativa muy buena a los demás servicios de redes privadas virtuales.