TP-Link M7200


Los dispositivos MiFi adquieren especialmente importancia en periodo vacacional o en viajes de trabajo. Contar con un acceso a Internet para consultar el correo o páginas web se ha convertido en algo necesario para muchos. Para muchos resulta muy importante disfrutar de esto sin “comprometer” su terminal móvil. En este análisis vamos a tener como protagonista el TP-Link M7200, un router 4G portátil que no dejará indiferente a nadie, y que está muy equipado.

El dispositivo TP-Link M7200 destaca sobre todo por ofrecer un tamaño reducido. Cuenta con un diseño acabado en plástico rugoso de color negro. Exceptuando el frontal, donde se encuentra el botón de encendido acompañando a los indicadores LED, el diseño es totalmente limpio. En la parte inferior existe un puerto microUSB que permitirá al usuario cargar la batería. Cuenta con una capacidad de 2.000 mAh. Esto debería ser suficiente para un funcionamiento continúa de hasta 8 horas.

El usuario podrá disfrutar de cobertura 4G y 3G, con la posibilidad de conseguir hasta 150 Mbps de descarga y hasta 50 Mbps de subida. En el apartado Wi-Fi el fabricante no ha escatimado en detalles. Ha equipado al TP-Link M7200 con un punto de acceso Wi-Fi N que permite la conexión de hasta 10 dispositivos de forma simultánea sobre la banda de los 2,4 GHz.

La configuración también es un aspecto a tener en cuenta en el TP-Link M7200. El fabricante ofrece el dispositivo con una configuración por defecto. Sí, podríamos decir que se trata de un dispositivo Plug&Play, aunque no es así, ya que se debe configurar el operador de la tarjeta que se introduzca para que todo funcione de forma correcta. Para realizar esta operación nos podemos valer del menú de configuración web o de la aplicación tpMiFi, disponible para iOS y Android y que se puede descargar de forma gratuita:

tpMiFi
tpMiFi
Developer: TP-LINK
Price: Free
tpMiFi
tpMiFi
Price: Free

A falta de realizar el análisis, uno de los puntos fuertes de este dispositivo es, sin lugar a dudas, su precio. Aunque el PVP se encuentra entorno a los 90-100 euros, es posible encontrar el dispositivo por una cantidad inferior:

EUR 80,00 EUR

Antes de continuar con el análisis y meternos de lleno, tal y como es habitual, vamos a realizar un repaso a las principales características de este dispositivo.

TP-Link M7200 review de este router 4G

Características Técnicas del TP-LINK M7200

  • Banda Ancha móvil: 4G con módem integrado: Velocidad de descarga de hasta 150 Mbps y 50Mbps de subida. También es compatible con redes móviles 3G y 2G.
  • Red Wi-Fi: Wi-Fi N en la banda de los 2,4 GHz a una velocidad de hasta 300Mbps, con dos antenas internas.
  • La conectividad Wi-Fi es compatible con los cifrados comunes: WPA, WPA2, con opción de AES y TKIP.
  • Número de equipos: Máximo 10 clientes Wi-Fi conectados simultáneamente.
  • Ranura para tarjetas micro SD: No
  • Pantalla de estado: No.
  • Indicadores LED: PWR, Wi-Fi e Internet.
  • Batería: 2.000mAh (hasta 8 horas de funcionamiento)

Análisis externo

Comenzamos con el análisis externo, y que mejor forma de hacerlo que visualizando el vídeo del unboxing que publicamos hace unos días:

Para una mejor organización del contenido, vamos a dividir el análisis externo del TP-Link M7200 en varios apartados:

  • Embalaje: Hablaremos de todos los aspectos relacionados con la caja y la información contenida en ella.
  • Accesorios: Material complementario que acompaña al equipo que nos ocupa.
  • Router 4G portátil: Todo lo relacionado con este dispositivo.

Embalaje

Siempre hemos dicho que la caja que contiene el dispositivo juega un papel fundamental en la compra. Sobre todo, si hablamos de usuarios que no poseen amplios conocimientos de informática. La información ofrecida debe ser escogida de forma acertada para describir cuál es el funcionamiento y las funciones, y así determinar el usuario si se adapta o no a sus necesidades.

En el caso del embalaje del TP-Link M7200, además de ver una imagen del dispositivo, el usuario cuenta con información adicional. Para ser más precisos, en la parte inferior se hace mención a la gestión utilizando la aplicación móvil tpMiFi, hasta 8 horas de duración de la batería y los 150 Mbps que se pueden llegar a conseguir haciendo uso de coberturas 4G. “Go Anywhere, connect everywhere“. Podríamos decir que es el eslogan que el fabricante ha utilizado para este tipo de dispositivos. La finalidad es esa como hemos indicado al comienzo: disponer de acceso a Internet en cualquier lugar. De ahí que se conviertan en ideales para viajes y vacaciones.

TP-Link M7200 frontal del embalaje

En caso de sufrir algún tipo de problema con este dispositivo, el usuario cuenta con una garantía de tres años, tal y como se indica en la parte superior de la caja.

Además, en los laterales se ofrece información de las características del dispositivo. Muchos de los aspectos recogidos ya los hemos mencionado. Como, por ejemplo, la velocidad de descarga de hasta 150 Mbps, las bandas de funcionamiento en el caso de coberturas 3G y 4G, el número de dispositivos que se pueden conectar de forma simultánea al punto de acceso inalámbrico, o la duración de la batería. Hasta 8 horas de acceso a Internet, aunque ya se sabe que este tiempo depende mucho del uso que se haga del dispositivo.

En el otro lateral, lo que más podemos destacar es el contenido del embalaje, algo que repasaremos a continuación, justo después de dar por finalizado el repaso al embalaje y la información contenida.

Por último, en la parte trasera, el usuario encontrará sobre todo casos de uso de este dispositivo. No existe ningún tipo de restricción. El usuario puede conectar desde ordenadores portátiles, pasando por smartphones y tablets, y pudiendo incluso hacer uso de libros electrónicos, videoconsolas portátiles y así hasta completar una larga lista de dispositivos.

Teniendo en cuenta que las tarifas ilimitadas en nuestro país están lejos de generalizarse, conviene prestar especial atención a las actualizaciones de los equipos que conectemos y desactivarlas. De lo contrario, podemos ver cómo nuestra tarifa de datos se evapora en cuestión de minutos.

Tras repasar todo lo relacionado con el embalaje y su contenido, es el momento de realizar la apertura del mismo. La primera imagen que nos encontramos es la del dispositivo embalado.

Apertura del embalaje del dispositivo TP-Link M7200

Esto quiere decir que es el momento de realizar un inventario de qué hay en la caja y hablar de forma breve de todo el material complementario del TP-Link M7200.

Accesorios

La lista de accesorios de este equipo no es que sea excesivamente amplia. Es más, podríamos decir que hasta echamos algo de menos. El usuario se encontrará con:

  • El dispositivo MiFi TP-Link M7200
  • La batería
  • Cable USB-microUSB
  • Documentación (Guía rápida de instalación, condiciones de garantía, licencia GNU)

En la siguiente imagen se puede comprobar este listado que hemos confeccionado anteriormente:

Contenido de la caja del TP-Link M7200

Sí, seguro que ya te has percatado de qué es lo que falta. Si estás pensando en el adaptador de corriente, estás en lo cierto. El fabricante chino ha tomado la decisión de no incluirlo. Creemos que es un error, y que nunca está de más. También es cierto que, al tratarse de un dispositivo portátil y que será el compañero de viaje, se podrá cargar a través de un ordenador portátil o utilizando una Powerbank. Por lo tanto, problema menos, aunque es algo que hay que tener en cuenta.

El usuario también encontrará en el interior del embalaje cierta documentación. Sobre todo, en forma de guías rápidas de instalación. En este caso, son dos. La primera de ellas podríamos decir que resulta más visual y esquemática. Suficiente para muchos usuarios que quieran poner en funcionamiento su router 4G portátil. También se incluye otra guía rápida de instalación un poco más extensa y disponible el contenido en varios idiomas, entre ellos el castellano. Insistimos en que no se trata de un dispositivo complicado de configurar. El fabricante genera una configuración por defecto para que el usuario solo tenga que configurar lo relacionado con el operador de su tarjeta y estaría todo listo para disfrutar del acceso a Internet.

Documentación incluida en la caja del router 4G TP-Link M7200

Además de esto, el usuario también cuenta con información relacionada con las condiciones de garantía y la información relacionada con la licencia GNU.

Llega el momento para hablar del cable de carga del dispositivo. Cuenta con una longitud que supera los 30 centímetros. Para conectarlo a un enchufe tal vez sea insuficiente. Dado que junto con el TP-Link M7200 no se incluye adaptador de corriente, toma especial importancia que la carga se realice utilizando una Powerbank o bien un conectando el dispositivo a un ordenador portátil.

Llegamos al final del repaso de los accesorios no sin antes hablar de la batería. El elemento que ofrecerá al usuario hasta 8 horas de acceso a Internet en cualquier lugar y momento. Cuenta con una capacidad de 2.000 mAh. Con respecto a otros dispositivos MiFi de este fabricante cuenta con una capacidad menor, sin embargo, ofrece la misma autonomía. Menor tamaño, misma duración quiere decir que el fabricante ha hecho bien los deberes a la hora de optimizar el uso de la misma.

Destacar sobre todo su extrema delgadez, acorde con las dimensiones del dispositivo, tal y como veremos a continuación.

Dispositivos MiFi

Hemos hablado del embalaje y de los accesorios. Por lo tanto, solo nos queda hablar del TP-Link en el análisis externo.

Al comenzar este análisis ya realizamos alguna indicación referente con este dispositivo. Sin embargo, ahora vamos a entrar en profundidad.

De entrada, destacamos el color completamente negro que posee la carcasa de plástico de este dispositivo. Mientras la inmensa mayoría es acabado mate, posee algunas ubicaciones puntuales en las que se ha recurrido al brillo. Las dos primeras se encuentran en el frontal, tal y como se puede observar en la siguiente imagen:

Frontal del dispositivo TP-Link M7200

En la más grande, es la ubicación de los tres LED de estado que encontramos en este dispositivo. En otros modelos, el fabricante había optado por una pantalla LCD capaz de ofrecer mucha más información. Sin embargo, en este equipo y en pro de reducir el consumo de la batería, se ha optado por tres indicadores LED. Hablaremos más adelante de ellos.

En la segunda ubicación, está emplazado el botón de encendido del dispositivo. Es decir, en la parte inferior derecha.

Se trata de un dispositivo MiFi que ofrece unas dimensiones muy contenidas. Para ser precisos, son 94×56.7×19.8 mm. lo que le permite presentarse como un equipo ideal para guardarlo tanto en bolsos como en bolsillos de pantalones. Es más pequeño incluso que una cartera.

Detalle del frontal y el botón de encendido y apagado del TP-Link M7200

A todo esto, ayuda que las antenas de la red móvil y de la red Wi-Fi sean internas. Sí, es una ventaja para el tamaño, pero hay que tener en cuenta que esto supondrá que la calidad de la cobertura sea menor, sobre todo en el caso de la red inalámbrica. Recordamos que funciona en la banda de los 2,4 GHz, que son dos las antenas internas y que permite hasta 300 Mbps. Se pueden conectar hasta 10 dispositivos de forma simultánea y permite configurar seguridad WPA y WPA2.

Botón de apagado del TP-Link M7200

La otra ubicación donde encontramos este acabado brillo es en la parte superior, donde se aloja el puerto microUSB para realizar la carga de la batería de este router 4G portátil.

Puerto microUSB del dispositivo TP-Link M7200

¿Parece obvio que la carcasa se pueda abrir? Así es. Realizamos la apertura de esta, dejando al descubierto el emplazamiento de la batería. Pero no solo de esta. También podemos comprobar que se encuentra la ubicación de la tarjeta SIM del operador.

Ubicación de la batería, tarjeta SIM y botón de reset del TP-Link M7200

Retirar esta tapa implica dejar al descubierto muchos más elementos que interesan. Por ejemplo, el botón que permite realizar el reset del dispositivo. Muy útil si se nos olvida la contraseña de la red inalámbrica y no nos podemos conectar a él. No solo para disfrutar de Internet debemos conectarnos al TP-Link M7200. También para realizar la configuración del dispositivo. Si se nos olvida, tendremos que recurrir a este botón.

Los valores por defecto (SSID y contraseña) se encuentran ubicados detrás de esta tapa.

Como información complementaria, el usuario también encontrará el número de serie del dispositivo y su dirección MAC, además del IMEI del modem 4G.

Antes hemos hablado de ellos, pero hemos pasado de puntillas. Ahora es el momento de hablar de los tres indicadores LED existentes en el frontal, tal y como se puede observar en la siguiente imagen:

Imagen de los indicadores LED del TP-Link M7200 encendidos

El primero de ellos, empezando por la parte superior, indica el estado de carga de la batería del dispositivo MiFi. El segundo, si contamos con acceso a Internet, es decir, si la configuración de la SIM introducida es correcta. Por último, el indicador de la conexión Wi-Fi. Si está encendida o por lo contrario apagada. En lo que se refiere a información, los indicadores aportan más bien poca. Solo el de la batería ofrece un poco más. El de la conexión a Internet no nos permite determinar si la conexión está configurada pero no existe acceso. El indicador del Wi-Fi tampoco permite saber, sin entrar al menú de configuración, cuál es el número de clientes conectados a la red inalámbrica.

¿Con qué nos quedamos de este análisis externo? El equipo cuenta con unas dimensiones muy reducidas, algo necesario tratándose de un router 4G portátil que el usuario llevará a cualquier lugar. La batería debería ser más que suficiente, aunque aún debe pasar por nuestro banco de pruebas, y que se pueda configurar utilizando el menú de configuración web o la aplicación tpMiFi son aspectos positivos a tener muy en cuenta. Como punto negativo, tal vez la no inclusión por parte del fabricante del adaptador de corriente para realizar la carga del dispositivo.

Banco de pruebas

Llega el momento de ver cómo se comporta el dispositivo y valorar diferentes aspectos. Este banco de pruebas será diferente respecto al de otros dispositivos MiFi.

Además de la velocidad de acceso a Internet a través de un test de velocidad, evaluaremos la duración de la batería y su primera puesta en funcionamiento, para comprobar cómo de compleja resulta.

Test de velocidad

Las conexiones evolucionan. Por este motivo, aunque sea gracias a un router 4G, podemos disfrutar de velocidades que en muchos casos se equiparan a las de una conexión fija. Tal y como se puede observar en la siguiente imagen, hemos obtenido más de 35 Mbps de descarga y 28 Mbps de subida. Cifras que son excelentes si lo que se quiere es consultar el correo electrónico, ver vídeos y disfrutar de navegación web.

Prueba de velocidad 4G con el router portátil TP-Link M7200

Seguro que te estás preguntando dónde están los 150 Mbps de descarga y los 50 Mbps. Cuando se habla de estas cifras se hace mención a condiciones ideales de cobertura. Algo que resulta complicado, sobre todo si hablamos de redes móviles. Bajo nuestro punto de vista, todo lo que sea más de 30 Mbps tanto en descarga como en subida se puede dar por bueno. ¿Irse de vacaciones o de viaje de trabajo con garantías de no quedarse incomunicado? Por el momento todo parece discurrir por el buen camino.

Duración de la batería

Ha sido una de las sorpresas. Con un uso moderado del dispositivo y con 3-4 dispositivos conectados, hemos conseguido en varias ocasiones alcanzar una autonomía próxima a las 8 horas que indica el fabricante. Ya se sabe que, en estos casos, la realidad suele distar de lo indicado. Pero en el caso de este dispositivo, con un uso moderado y con una ubicación en la que la cobertura 4G era buena, hemos conseguido prolongar la duración de la batería más allá de las siete horas y media.

Si necesitamos un poco más de exigencia y realizamos el visionado de algún vídeo en Youtube y la navegación web se hace mucho más intensa, la autonomía se reduce hasta las seis horas y media, una cifra que tampoco está nada mal. Es decir, todo depende del uso que se dé a la red 4G y la calidad de la señal que reciba el dispositivo.

Primera instalación

Muchos usuarios buscan sencillez durante el proceso de instalación. Pronto disfrutarás del menú de configuración web del dispositivo. Nosotros hemos querido realizar una primera puesta en funcionamiento utilizando los valores por defecto del dispositivo. Es decir, reutilizando el SSID y la contraseña preconfiguradas.

Hemos procedido con la introducción de la tarjeta de nuestro operador y la batería. Encendemos el dispositivo y conectamos nuestro PC al SSID disponible. Una vez nos hemos conectado, comprobamos cuál es la puerta de enlace ofrecida por el DHCP y la introducidos en un navegador web. Accedemos al menú de configuración web. Tras hacer login utilizando la contraseña admin, observamos que lo primero que visualizamos es un asistente para realizar la configuración del dispositivo. Entre los pasos a seguir, la selección del operador de nuestra tarjeta. Al introducir la tarjeta de forma automática selecciona una configuración, pero puede que no sea esa, sobre todo si la tarjeta es de un OMV. En ese caso tendremos varias opciones disponibles. El resto de información se autocompleta de forma automática.

Aunque parezca un proceso complicado, este no incurrirá al usuario en un tiempo superior a 3 minutos. Esto quiere decir que la instalación de este dispositivo no será un problema para los usuarios, incluso si no poseen conocimientos amplios en informática.

A continuación, se puede observar en la galería los pasos seguidos durante este proceso:

Alcance de la red Wi-Fi

Ante todo, hay que tener muy presente a qué está dirigido este equipo. Es decir, en ningún momento se puede adquirir pensando que se tendrá una cobertura Wi-Fi equivalente a la de un router o punto de acceso con antenas exteriores. Este equipo tiene como, principal finalidad, permitir al usuario disfrutar de acceso a Internet de forma inalámbrica. Esto quiere decir que los dispositivos se encontrarán, como mucho a un par de metros en la mayoría de las ocasiones.

En las pruebas que hemos tenido la ocasión de hacer dentro de una vivienda, hemos observado que a una distancia de unos 10 metros en línea recta y con dos paredes de por medio, la señal llega justa a un MacBook.

Tal y como hemos indicado, no se trata de un dispositivo orientado a ofrecer cobertura inalámbrica en una vivienda. Con que se ofrezca de forma estable en un rango de 2-4 metros podríamos decir que es más que suficiente. En este caso, el dispositivo cumple con el objetivo que nos hemos marcado.

Menú de configuración web

Después de hacer una valoración, llega el momento de evaluar el menú de configuración web y cómo de sencillo/complicado tendrá el usuario la configuración del dispositivo utilizando este. A priori, y después de ver el proceso de instalación, todo parece indicar que no debería ser excesivamente complicado.

Tras introducir en el navegador web la puerta de enlace ofrecida por el DHCP del dispositivo, observamos una pantalla de login. La sortearemos introduciendo admin como contraseña.

El usuario visualizará la siguiente pantalla:

En ella cuenta con 4 opciones que, podríamos considerar generales:

  • Wizard
  • Status
  • SMS
  • Advanced

En lo que se refiere a Wizard, es el asistente de configuración que anteriormente hemos mostrado en otro apartado. En 5 pasos podrás configurar tu dispositivo MiFi de una forma rápida y sencilla.  Status mostrará el estado del dispositivo. Velocidad de transmisión de información en tiempo real, estando de la conexión Wi-Fi y el estado en el se encuentra la conexión móvil. En cada uno de estos tres apartados se permite acceder al usuario a la opción correspondiente que encontraremos en Advanced. SMS, como su propio nombre indica, permite realizar una lectura de los mensajes de texto que se han recibido en la tarjeta SIM. Por último, Advanced, que como ya hemos indicado, permite acceder al menú de configuración, propiamente dicho.

Las opciones disponibles dentro de Advanced son:

  • Dial-up
  • Wireless
  • NAT Forwarding
  • DHCP Server
  • Data Usage Settings
  • Power Saving
  • Device

Dial-up

En este apartado, el usuario debería ser capaz de configurar todo lo relacionado con la tarjeta SIM, desde el operador y los parámetros asociados, pasando por el PIN de la tarjeta, la forma de gestionar las actualizaciones de información por parte del USP o el USSD.

Wireless

El apartado Wireless es sin lugar a dudas uno de los más extensos. De forma básica, sin profundizar, el usuario podrá modificar el SSID y la contraseña de acceso a la red, pudiendo escoger incluso si quiere WPA o WPA2. El canal y el modo de funcionamiento también son otros dos aspectos configurables.

El usuario también podrá configurar todos los aspectos relacionados con el WPS. Por defecto está activado, y en caso de que no se vaya a utilizar, conviene llevar a cabo su desactivación.

El usuario también podrá visualizar los clientes que hay conectado en el punto de acceso del TP-Link M7200. Recordad que se pueden conectar de forma simultánea hasta un total de 10. Aquí es donde se podrán localizar posibles intrusos en la red.

En el caso de detectar algún intruso, bastará con acudir a Black List y utilizar la MAC para añadir el equipo a una lista negra.

NAT Forwarding

Como si de un router de sobremesa se tratase, el router 4G portátil que nos ocupa también ofrece un amplio repertorio de funciones relacionadas con la apertura de puertos.

DHCP Server

El usuario también contará con amplia potestad sobre el DHCP del dispositivo, pudiendo configurar el tamaño del slot de direcciones, el comienzo y el fin, el tiempo de concesión o incluso los servidores DNS principal y secundario que se utilizarán.

Data Usage Settings

Teniendo en cuenta que las conexiones de datos aún no son infinitas y cuentan con límites, el usuario podrá realizar un marcaje del consumo que se está realizando. De esta forma, podrá establecer alarmas para controlar que el consumo no sea excesivo. De esta forma se evitará caer en penalización en la factura si se encuentra en una compañía u OMV que cobra el exceso de datos.

Power Saving

Uno de los puntos fuertes de este dispositivo es el manejo de los 2.000 mAh con los que cuenta la batería. Gracias a esta opción en el menú, el usuario podrá decidir si activar o desactivar el modo de ahorro de energía y configurar algunos aspectos relacionados con este, como, por ejemplo, la potencia de la señal inalámbrica o el tiempo de desactivación de esta interfaz en caso de inactividad.

 

Device

Por último, es el apartado característico de todos los dispositivos. Está destinado sobre todo al mantenimiento del mismo. Es decir, el usuario podrá modificar la contraseña de acceso, realizar el reinicio del mismo o su restablecimiento a valores de fábrica o comprobar el log del sistema.

La realidad es que el menú de configuración web no es para nada limitado, y permite modificar un amplio abanico de configuraciones, pero sin dejar de lado la sencillez. El usuario no tendrá ningún problema. Tal vez, como punto negativo, indicar que el menú de configuración no se encuentra en castellano.

Configuración con tpMiFi

Como hemos visto, la interfaz de configuración web es fácil e intuitiva a pesar de estar en inglés. Se puede configurar el dispositivo en muy pocos pasos y ofrece información de interés para el usuario, sobre todo a la hora de gestionar los “megas” consumidos.

Sin embargo, como ya se ha mencionado en más de una ocasión a lo largo de este análisis, no es la única vía con la que cuenta el usuario para configurar el dispositivo. Puede realizar el proceso a través de la aplicación tpMiFi, disponible de forma gratuita tanto para iOS como para Android.

tpMiFi
tpMiFi
Developer: TP-LINK
Price: Free
tpMiFi
tpMiFi
Price: Free

En el siguiente vídeo, se puede ver un uso detallado de la misma a la hora de configurar un dispositivo MiFi:

Conclusiones del dispositivo MiFi TP-Link M7200

Puntos fuertes

  • Precio: Sin lugar a dudas, uno de los puntos fuertes, con un valor que puede ser incluso inferior a 90 euros.
  • Tamaño: Si adquieres un dispositivo de estas características, se busca que sea fácil de transportar. En este caso, el fabricante ha dado en el clavo con las dimensiones y forma de la carcasa.
  • Plug&Play: Aunque es necesaria cierta configuración, resulta tan sencilla que podríamos considerar al dispositivo como Plu&Play sin ningún problema.
  • Menú de configuración web: Muy completo, permitiendo al usuario configurar cualquier aspecto del dispositivo y acceder a información de forma sencilla.
  • tpMiFi app: ¿No te gusta configurar los dispositivos a través de un menú web? Aplicación fácil e intuitiva y disponible de forma gratuita para iOS y Android.

Puntos débiles

  • Echamos en falta una pantalla LCD/LED que aporte un poco más de información al usuario.

Puntuación final

Si estás pensando en irte de vacaciones, debes tenerlo en cuenta sin lugar a dudas. Hay muy pocos “peros” que se pueden poner a este equipo MiFi. Diseño elegante, robusto y además ligero y de dimensiones muy reducidas. Aspectos fundamentales en este tipo de dispositivos. Pero el TP-Link M7200 puede ofrecer mucho más. Posee un menú de configuración web muy intuitivo, que se puede sustituir por una aplicación gratuita disponible para iOs y Android. Hablamos de tpMiFi. Es decir, la sencillez elevada a su grado máximo. Además de todo esto, la primera puesta en funcionamiento resulta sencilla, y con apenas dos minutos de “instalación”, podríamos decir que el equipo está cerca de ser Plug&Play.

El punto de acceso Wi-Fi es bueno y cumple con lo esperado. Permite conectar hasta 10 dispositivos en la banda de los 2,4 GHz con una cobertura buena, que no se limita solo a 4 metros de radio, a pesar de contar con dos antenas internas.

¿Y el precio? Sin lugar a dudas es la sorpresa mayúscula. Aunque el PVP del producto estaba situado entorno a los 90-100 euros, la realidad es que el dispositivo está disponible por una cantidad inferior a 90 euros. Bajo nuestro punto de vista, una auténtica ganga de acuerdo a lo que hemos podido ver en este análisis.

EUR 80,00 EUR

Como aspectos negativos o que se deberían mejorar de cada a futuras versiones, indicar que el cable USB no viene acompañado de un adaptador de corriente, aunque hoy en día este tipo de adaptadores que usamos para cargar smartphones los encontramos por casa fácilmente. Los indicadores LED son poco informativos y se echa en falta una pantalla LCD, o, al menos, indicadores LED con diferentes estados para evitar acceder al menú o a la app para consultar cierta información. Por último, el menú de configuración web no posee una versión en castellano, aunque esto mismo sucede también en el resto de MiFi del fabricante.

Con todo esto sobre la mesa, el equipo de RedesZone ha tomado la decisión de otorgar la máxima puntuación al TP-Link M7200. Es decir, un 10/10.

Esperemos que os haya gustado el análisis. Si tenéis alguna duda relacionada con este dispositivo o cualquier otro producto nos podéis dejar la pregunta que estaremos encantados de resolver y dar respuesta.

Publicado por Adrián Crespo el 30 abril 2018 , actualizado el 06 mayo 2018

  • Franco Castillo

    ¿Un 5 de calificación?

    • No, tiene un 10, el plugin ha fallado y ha puesto un 5 en la home, ya está arreglado :))))

      • Franco Castillo

        A me parecía, porque al entrar en el análisis muestra un 10.

Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
6
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9