¿Es importante que los routers tengan un procesador (CPU) rápido?

¿Es importante que los routers tengan un procesador (CPU) rápido?

Sergio De Luz

Los routers domésticos cada vez tienen más núcleos y son más rápidos, si nos fijamos en los nuevos routers con el estándar Wi-Fi 6, podemos ver que ya tenemos con nosotros procesadores para routers que son Quad-Core a velocidades de 1.8GHz, algo impensable hace unos años, y es que a medida que van incorporando mejoras técnicas, las CPU también van mejorando. ¿Realmente merece la pena un router con un procesador rápido o me va a funcionar igual que uno más lento? Hoy en RedesZone os explicamos por qué en algunos casos sí, y en otros casos no merece la pena.

Los procesadores para routers más potentes del momento

Los fabricantes de routers utilizan tanto chipsets de Broadcom como de Qualcomm para tener el mejor rendimiento en sus routers. Ambas marcas de chipsets disponen de procesadores (SoC) de todas las gamas, desde la gama media, alta y también procesadores tope de gama.

Uno de los procesadores más utilizados por los fabricantes es el Broadcom BCM49408, utiliza arquitectura 64-bit ARM, tiene cuatro núcleos y funciona a una velocidad de 1.8GHz. Este modelo de CPU es utilizado por routers tope de gama como el ASUS ROG Rapture GT-AX11000, el ASUS RT-AX88U y RT-AX86U entre otros modelos de otros fabricantes. Este procesador dispone de aceleración NAT por hardware, integra un total de 5 puertos Gigabit Ethernet, aceleración criptográfica cuando usamos IPsec, y también dispone de compatibilidad con Wi-Fi 6 y la tecnología Multigigabit por si incorporamos un switch adicional con este tipo de conectividad.

Respecto a Qualcomm, tenemos el Qualcomm IPQ8074, un procesador con arquitectura ARM Cortex A53, es un Quad-Core funcionando a 2.2GHz de velocidad. Esta CPU dispone de aceleración NAT por hardware, soporte para puetos Gigabit Ethernet, y lo veremos en routers tope de gama como el ASUS RT-AX89X, donde tendremos puertos 10G Multigigabit y un total de 12-streams con Wi-Fi 6.

En RedesZone ya hemos visto en diferentes análisis el rendimiento excelente que ha conseguido el chipset de Broadcom, una CPU muy nueva que nos proporciona un alto rendimiento. Si os habéis dado cuenta en nuestras pruebas de rendimiento, hemos conseguido un rendimiento muy similar en pruebas LAN-LAN y LAN-WAN y Wi-Fi 5 con este procesador de última generación, y otros procesadores como los BCM470X que tienen routers bastante antiguos como el RT-AC68U.

¿Merece la pena pagar un sobreprecio por tener un procesador potente en un router?

Es importante una CPU potente si vas a usar el router para esto

Una CPU con muchos núcleos (Triple-Core o Quad-Core) y una gran velocidad (más de 1.4GHz) es fundamental si vamos a utilizar ciertos aspectos de un router, de lo contrario, con un router Dual-Core a 1GHz es más que suficiente para conseguir altas velocidades en LAN, WAN y también en Wi-Fi.

Rendimiento USB 3.0

Si quieres conseguir altas tasas de transferencia en lectura y en escritura con los puertos USB 3.0 que incorpora tu router, es fundamental un procesador rápido. Es en este aspecto donde más vamos a notar la diferencia de rendimiento de un procesador con otro. Si utilizamos un procesador lento, se pondrá la CPU al 100% y no dará más de sí cuando estemos transfiriendo datos vía Samba, FTP o cuando usemos el servidor de medios DLNA.

Alimentación y USB 3.0 del router ASUS RT-AX86U

Para que veáis lo importante de esto, os vamos a hacer una comparativa de velocidad en lectura y escritura con un router nuevo (RT-AX86U) con procesador Quad-Core a 1.8GHz, y el antiguo RT-AC68U que hemos analizado en RedesZone.

Samba en puerto USB 3.0

  • RT-AX86U: 150MB/s de lectura y 144MB/s de escritura
  • RT-AC68U: 50MB/s de lectura y 40MB/s de escritura

FTP en puerto USB 3.0

  • RT-AX86U: 150,5MB/s de lectura y 140MB/s de escritura
  • RT-AC68U: 45MB/s de lectura y 40MB/s de escritura

Tal y como podéis ver, conseguimos entorno al triple de velocidad si tenemos un procesador rápido.

Rendimiento si utilizas VPN

Los routers domésticos suelen incorporar servidor VPN, de tipo OpenVPN o de tipo IPsec, e incluso en algunos casos, incorporan ambos servidores VPN. También es posible que tengan cliente VPN para redirigir todo el tráfico de Internet al servidor VPN remoto, y desde ahí salir a Internet. Esto último nos permite evadir posibles bloqueos regionales.

Como habéis visto anteriormente, los procesadores nuevos incorporan aceleración IPsec por hardware, esto permite conseguir mejores velocidades de descarga y subida, además de no tener la CPU de nuestro router continuamente al 100% de uso, impidiendo o dificultando el resto de tareas. Si utilizas OpenVPN, esta aceleración no está disponible, pero también notarás una gran mejoría en el rendimiento de las VPN.

Si comparamos el RT-AX88U (nuestro router principal) vs RT-AC68U, el rendimiento VPN es bastante superior en el caso del primero. El RT-AX88U es capaz de proporcionar unos 80Mbps de descarga y 160Mbps de subida. En el caso del segundo, el rendimiento es de entorno a 25-35Mbps aproximadamente. Estos valores dependen del tipo de cifrado simétrico y de la configuración del servidor OpenVPN.

Rendimiento LAN-WAN (con NAT por hardware deshabilitado)

Actualmente todos los routers disponen de aceleración NAT para tener la máxima velocidad posible en las pruebas LAN-WAN y WAN-LAN, de esta forma, podremos obtener velocidades de hasta 900Mbps reales sin ningún problema, y sin apenas aumentar el uso del procesador, porque esto se hace a nivel de aceleración por hardware. Si deshabilitamos la aceleración NAT por hardware, entonces es cuando notaremos que el uso de CPU aumentará cuando estamos realizando tests de velocidad, descargando al máximo de la línea, y otros usos de Internet intensivos.

En el caso de que, por alguna extraña razón, deshabilites la aceleración NAT por hardware, notarás una gran diferencia de rendimiento si tu router tiene un procesador lento. Con procesadores lentos es muy posible que no superes los 500Mbps de velocidad de Internet, sin embargo, con procesadores rápidos conseguirás velocidades por encima de los 800Mbps, pero recuerda: tendrás un alto uso de CPU porque la gestión del tráfico se realiza a nivel de software y no por hardware.

Otros usos donde la CPU es importante

Si tu router tiene un limitador de ancho de banda, un QoS para priorizar dispositivos de la red local para mejorar la latencia en juegos, un sistema de seguridad que se encarga de proteger los equipos de la red local analizando el tráfico intercambiado para detectar amenazas, e incluso un analizador de tráfico y otro software que pueda tener su firmware y que afecte al tráfico intercambiado, es importante también tener una CPU potente.

En estos casos, a medida que vamos activando características en su firmware, se hace más necesario un procesador en nuestro router potente, porque de lo contrario, con altas velocidades de Internet tendremos cuello de botella.

¿Y el rendimiento LAN-LAN, LAN-WAN y Wi-Fi no se ven afectados?

El encargado de gestionar el tráfico LAN-LAN es el switch que se encuentra dentro del SoC (procesador principal), y no depende de la potencia de procesamiento o los núcleos del procesador, tal y como podéis ver en nuestros análisis de routers antiguos, hemos conseguimos sin problemas superar los 100MB/s de velocidad en las diferentes pruebas de velocidad con una CPU Dual-Core a 800MHz o 1GHz. No obstante, es muy importante que el firmware esté optimizado y gestione correctamente este tráfico, de lo contrario, tendremos un mal rendimiento.

En cuanto al tráfico LAN-WAN, la gran mayoría de CPU, aunque sean antiguas, disponen de aceleración NAT, esto significa que lo gestiona una sección de la CPU, y no importa si el procesador es Dual-Core o Quad-Core, el rendimiento que conseguirás será exactamente el mismo. En este apartado también es muy importante que el firmware esté optimizado y gestione correctamente este tráfico. Si os habéis fijado alguna vez, cuando hacemos tráfico LAN-WAN el uso de CPU no aumenta, porque se hace por hardware.

2 WiFis

Por último, respecto al Wi-Fi, las diferentes bandas de frecuencias disponen de su propio chipset individual, que gestiona correctamente el tráfico inalámbrico, aunque lógicamente el tráfico también pasa por la CPU principal. Hemos comprobado en múltiples ocasiones, cómo un router con procesador más lento que otro, puede conseguir mejores velocidades vía Wi-Fi, justamente por la optimización del firmware y por el uso de estos chipsets individuales. Por ejemplo, los nuevos routers con Wi-Fi 6 usan el chipset Broadcom BCM43684 que es un 4×4 MU-MIMO.

Tal y como habéis visto, tener un procesador rápido es importante para el rendimiento USB, VPN, gestor de descargas, servidor de medios DLNA e incluso por si desactivas la aceleración NAT, de lo contrario, no notaremos diferencia.