Consejos para registrar un dominio web

Consejos para registrar un dominio web

Javier Jiménez

El dominio web es algo muy importante para cualquier página web. Cuando vayamos a registrar uno debemos tener en cuenta algunos puntos clave para todo funcione correctamente. Algunos incluso pueden ser irrevocables, por lo que no debemos equivocarnos de primeras y poner en riesgo el futuro de ese sitio que estamos creando. Vamos a dar algunas recomendaciones importantes y que podemos tener en cuenta al registrar un dominio.

Consejos para registrar un dominio

Cuando tenemos en mente crear una página web, algo esencial es elegir bien el dominio. Tenemos que crear un nombre, registrarlo, configurarlo… Hay aspectos que son realmente importantes y que no vamos a poder cambiar en el futuro. Otros en cambio sí podrían ser modificados pero igualmente conviene tenerlo muy claro desde el principio.

Una página web está compuesta por diferentes características, herramientas y partes muy marcadas. Una de las más importantes sin duda son el nombre de dominio y la extensión que estemos utilizando. Por ello conviene en todo momento registrarlo adecuadamente y no cometer errores.

Elegir bien el registrador

Una de las claves cuando vamos a registrar un dominio es precisamente elegir bien el registrador que vamos a utilizar. Esto lo puede marcar todo y es algo primordial que debemos tener en cuenta.

Podemos decir que un registrador de dominios es una empresa que gestiona y negocia la venta de nombres de dominio en Internet. Se trata de una compañía acreditada y que tiene puede llevar a cabo esta acción, no sirve cualquiera. Debe estar acreditada por la ICANN.

Sin embargo, como ocurre con cualquier servicio que contratemos en nuestra vida, no todos ofrecen la misma calidad y las mismas prestaciones. Hay registradores de dominio que por ejemplo no pueden vender los de alto nivel (TLD), ya que solo pueden ofrecer las opciones específicas de un país (.es, .pt…)

También habrá que tener en cuenta el precio. No todos ofrecen un dominio al mismo coste, lógicamente. Habrá que analizar qué nos interesa más y qué posibles prestaciones ofrece para determinar si merece la pena o no pagar algo más.

Optar por una extensión correcta

Esta es otra de las claves que debemos tener en cuenta al registrar un dominio. Además, esto puede marcar el futuro de nuestro sitio web. Como sabemos existen muchas extensiones. Hablamos de aquellas que son extensiones genéricas y las de código de país. En las primeras podemos mencionar .com, .org o .net, mientras que en las segundas podríamos incluir .es, .fr, .pt…

¿Qué extensión queremos que tenga nuestro sitio web? Esto es muy importante. Si por ejemplo nuestra página va a ser para usuarios de España, poco sentido tendría registrar un dominio con la extensión .de, que correspondería a Alemania. Esto, además, podría ser perjudicial de cara a posicionar el sitio web en buscadores.

Por tanto, la extensión que elijamos también va a determinar un poco el rumbo que va a coger nuestro sitio. Es algo que requiere de pararse a pensar.

Valorar registrar varias extensiones

¿Queremos solo una extensión o puede ser interesante tener varias? Esto no necesariamente lo tenemos que hacer nada más registrar el dominio, pero sí lo podemos incluir como una opción a tener en cuenta.

Podemos registrar más de una extensión y así asegurarnos de que ese dominio no lo va a coger nadie que pueda ser competencia nuestra o llegar a derivar visitas que pudieran ser nuestras en realidad.

Además, el hecho de tener extensiones alternativas a la principal que utilicemos también puede ser útil de cara a nuestros visitantes. Pongamos que nuestra página es sitioweb.es. Sin embargo un visitante pone en la barra de direcciones sitioweb.com porque cree que es esa la dirección. Si tenemos las dos extensiones no habría problema, pero si la extensión .com no la tenemos registrada el visitante no llegaría a nuestro sitio o incluso accedería a una página de un tercero.

Podemos crear tantas extensiones como queramos y posteriormente redirigirlas al dominio principal. Así nos aseguramos tener un amplio abanico de posibilidades que puede ser muy interesante para nuestra marca.

Ver las extensiones libres antes de registrar un dominio

Hemos visto que una buena idea es tener varias extensiones de dominio en nuestro poder. De esta forma nos garantizamos que los usuarios que lleguen desde .es, .com o .net, por nombrar tres ejemplos, lleguen al mismo sitio.

Sin embargo puede ocurrir que el nombre de dominio que queremos registrar esté siendo utilizado ya por otro usuario en otra extensión. ¿Merece la pena registrarlo o preferimos coger otro que esté libre por completo y así poder adquirir más extensiones y, además, tener más exclusividad?

Podemos ver fácilmente qué dominios hay libres y con qué extensiones. Esto también nos ayudará en caso de que tengamos dudas sobre qué nombre de dominio queremos registrar.

Meditar bien el nombre a elegir

Por supuesto también debemos pensar muy bien el nombre que vamos a elegir. En este caso hablamos del dominio de nivel secundario, también conocido como SLD. Se trata del nombre que va a tener nuestro dominio, independientemente de la extensión. Es decir, podemos decir que es todo lo que va entre www y .com (o .es, .net…). En el ejemplo sitioweb.es, “sitioweb” sería el nombre.

Debemos crear un nombre que vaya en sintonía con lo que buscamos. Debe contener el nombre de nuestra marca, la actividad que realizamos, el servicio que prestamos… Esto es inamovible, ya que lo que elijamos al registrar el dominio va a quedarse para siempre, salvo que decidamos registrar uno nuevo, independiente de este.

Nuestro consejo es que el dominio no sea excesivamente largo, ni lleve símbolos adicionales como puedan ser guiones y otros separadores, por ejemplo. Es importante que refleje fielmente de qué es nuestra web o el nombre de marca. Debe ser algo fácil de recordar por parte de los usuarios y evitar frases.

Para elegir el nombre habrá que tener en cuenta si se trata de una web corporativa, una página personal o un sitio de e-commerce. También habrá que pensar en el impacto que queramos crear con ese nombre que elijamos.

Diferencias entre hosting y dominio

Dominio y hosting

También debemos tener en cuenta la posibilidad de registrar un dominio con la misma empresa donde vamos a tener el hosting. Esto puede ser positivo de cara a la velocidad de la web, ya que es importante que ambos se encuentren en el mismo país, por ejemplo.

Por tanto debemos tener en cuenta la posibilidad de contratar un dominio y hosting al mismo tiempo. Incluso esto podría suponer un ahorro económico interesante, ya que suele haber ofertas al contratar este tipo de servicios combinados.

Registrar el dominio a nuestro nombre

Algunas empresas pueden ofrecer la posibilidad de registrar un dominio de forma más económica, pero a cambio no va a estar a nuestro nombre. Esto puede ser un problema importante de cara al futuro.

Es muy importante que ese dominio que estamos registrando tenga nuestros datos personales. De esta forma evitaremos posibles problemas y tener que cambiarlo posteriormente.

Poner correctamente el contacto administrativo

Siguiendo el hilo de lo que mencionábamos, a la hora de registrar un dominio hay que poner correctamente el contacto administrativo. Esto es esencial para realizar una transferencia de dominio o poder realizar cambios importantes, así como verificar ante terceros que realmente ese sitio web es nuestro.

Esto es algo que siempre podremos cambiar, pero conviene que todo esté correctamente configurado desde el principio. Debemos registrarlo con nuestros datos reales, sin errores y así evitar posibles problemas.

Elegir un sitio que no cobre por realizar gestiones

Otro punto a tener en cuenta cuando vayamos a registrar un dominio web es elegir un sitio que no cobre por realizar gestiones. En ocasiones podemos toparnos con una empresa que nos ofrece un dominio muy económico, lo vemos con buenos ojos si lo comparamos con otras opciones más costosas, pero después resulta que por cada gestión que queramos realizar va a cobrarnos dinero.

Esto es lo que podemos denominar como letra pequeña. Como cualquier otro servicio que contratemos, siempre hay que tener muy claro los posibles costes que pueda haber por llevar a cabo determinadas tareas. Quizás nos convenga más pagar algo más en un principio, pero asegurarnos que cualquier gestión que debamos realizar no va a tener un coste extra.

En definitiva, estos son algunos consejos importantes que podemos tener en cuenta cuando vayamos a registrar un dominio web. Es un proceso clave para cualquier sitio y debemos evitar errores de los que podamos arrepentirnos en un futuro si no lo hacemos bien desde el principio.

¡Sé el primero en comentar!