Cómo saber si un dominio web está cogido

Cómo saber si un dominio web está cogido

Javier Jiménez

Uno de los primeros pasos que debemos realizar cuando vayamos a crear una página web es elegir el nombre de dominio que queremos utilizar. Debe ser algo que esté relacionado con la temática de la web, el nombre de marca o la actividad o servicio que ofrecemos. Ahora bien, es muy común que el nombre que queramos utilizar ya esté cogido. En este artículo vamos a explicar cómo saber si un dominio web ya lo está utilizando otro usuario.

Cómo ver si un dominio está cogido

Tenemos en mente una página web para nuestro negocio, para una organización o simplemente para uso particular. Sabemos lo que queremos ofrecer en ese sitio, ya sea información, vender algún producto o servicio… Nos queda registrar el dominio. Sin embargo no sabemos realmente si ese nombre que queremos usar ya está cogido y por tanto va a ser un problema.

Por suerte esto es algo que podemos saber de una manera sencilla y rápida. Simplemente con utilizar algún servicio de registradores de dominio podremos conocer si un nombre concreto está cogido y además ver qué extensiones podrían estar libres.

Hay que tener en cuenta que puede que un nombre de dominio esté cogido para una extensión, pero sin embargo en otras esté libre. Por ejemplo si queremos crear una página que se llame sitioweb, quizás sitioweb.com esté cogido pero no sitioweb.es.

Existen muchos servicios en Internet que nos permiten saber si un dominio está disponible. Un ejemplo es el de Don Dominio. Solo tenemos que entrar en la página, poner el nombre que nos interesa y darle a buscar. Automáticamente nos irán apareciendo las diferentes extensiones y nos dirá si están libres o no.

Ver si un dominio está ocupado

Qué hacer si el nombre de dominio que buscamos no está disponible

En el caso de que veamos que el dominio que queremos utilizar está cogido, no todo está perdido. Es cierto que no podremos utilizar justo el nombre y extensión que teníamos en mente, pero sí hacer uso de otras alternativas. Podremos adaptarnos a la situación. Vamos a ver diferentes opciones.

Elegir otra extensión diferente

La opción más sencilla es elegir otra extensión que podamos encontrar disponible. Volviendo al ejemplo que pusimos antes, tal vez queríamos crear una página con el nombre de sitioweb.com. Buscamos si ese dominio está libre y vemos que está cogido. Sin embargo observamos que la extensión .es o .net, por ejemplo, están libres.

Tenemos por tanto la opción de crear una página como la que queríamos, pero cambiando ligeramente por otra extensión. En este caso sería sitioweb.es o sitioweb.net, por ejemplo. Tenemos un amplio abanico de opciones en este sentido.

Buscar un nombre alternativo

Otra opción es la de hacer uso de otro nombre diferente. Podemos cambiar la marca que queremos poner para esa web, el producto o servicio que vamos a ofertar. Esto lógicamente será una alternativa siempre y cuando no trastoque nuestros objetivos finales, ya que a veces el nombre del sitio corresponde con el de una empresa ya existente y no podemos poner cualquier otra cosa.

No obstante, siempre que sea una página web que vamos a crear de cero, que no está presente en ningún otro sitio como pueden ser redes sociales y por tanto el nombre no está vinculado a nada, podemos elegir cualquier otro relacionado.

Modificar el dominio que queremos usar

Para evitar el problema de tener que elegir un nombre completamente nuevo, podemos modificar el dominio que queremos usar. Es decir, vamos a seguir utilizando el mismo nombre pero de una forma diferente o agregando algo nuevo que sea diferencial.

Por ejemplo si queremos crear una página que sea sitioweb.com y está cogido el nombre, podemos ver si está libre misitioweb.com o sitio-web.com. Como vemos, modificamos ligeramente el nombre agregando alguna palabra o símbolo pero manteniendo lo principal.

En definitiva, como vemos es sencillo saber si un dominio está ocupado o no. En caso de que el nombre que queremos poner a nuestra página no esté libre, siempre podemos hacer uso de alternativas como cambiar la extensión, modificar el nombre o, en última instancia, elegir otro totalmente diferente.

Hoy en día hay millones de páginas web y lo cierto es que la mayoría de los nombres de dominio principales están ocupados. Por tanto a veces puede resultar difícil que el que buscamos no esté ocupado, salvo que sea algo fuera de lo común.

¡Sé el primero en comentar!