Cómo saber si un dominio ha sido registrado como marca

Uno de los pasos más importantes cuando vamos a crear una página web es elegir correctamente el nombre del dominio. Debe estar relacionado con la temática de la que vamos a hablar, ser nuestra marca de empresa o algo que invite a los lectores a acceder. Hay que evitar, por ejemplo, una frase larga, nombres sin mucho sentido, símbolos… Ahora bien, ¿cómo saber si un nombre de dominio lo vamos a poder usar o tendremos problemas?

Cómo ver si podemos usar un nombre de dominio o está restringido

Hay algo que se conoce como derechos de marcas. Esto quiere decir que alguien registra un nombre y nadie más va a poder utilizarlo para fines comerciales. Por ejemplo podemos pensar en un restaurante que sea una franquicia. No podemos abrir uno por nuestra cuenta y ponerle el nombre y logo.

Algo así puede ocurrir también con los nombres de dominio web que utilicemos para nuestras páginas. Es importante no elegir alguno que pueda traernos problemas por estos derechos. Existe la Ley de Marcas que impide hacer un uso indebido de algunos nombres.

Esto se conoce también como ciberocupación. Consiste en usar un nombre de dominio que está registrado o incluso unir ese nombre con cualquier otra palabra para diferenciarlo pero que no deje de contener el mensaje principal.

Por suerte podemos acudir al registro de marcas tanto a nivel nacional, europeo o internacional. De esta forma, a través de la Oficina de Patentes podremos ver si un nombre que queremos utilizar está registrado. En caso de que estuviera libre no tendríamos ningún problema y podríamos usarlo con garantías. Incluso podemos registrar nuestro propio nombre para no tener problemas en un futuro.

Esto último que mencionamos es importante. Pongamos que elegimos un nombre para nuestra página web y el sitio va muy bien y triunfa. Es posible que otra persona intente copiarnos y aprovecharse de ese nombre. Si no lo tenemos registrado tendría vía libre para ello.

Qué nombres de dominio pueden estar registrados en la Ley de Marcas

Hay que tener en cuenta qué tipos de nombres de dominio podrían estar registrados como marca y por tanto no estar disponibles para los usuarios. Podríamos tener problemas legales en caso de utilizarlo sin permisos.

Marcas y nombres empresariales

Lo más conocido son las marcas y nombres corporativos que puedan estar registrados y por tanto limitados su uso. Hablamos por ejemplo de un gran supermercado, una marca de coches, etc. Estos dominios lo normal es que estén restringidos.

Pero no hablamos solo del nombre en sí, sino también usarlo como parte del dominio. Pongamos como ejemplo CocaCola. Lógicamente ese nombre está registrado, pero también tendríamos limitación para registrar una página del tipo webcocacola.

Nombres de personas físicas

También podríamos tener problemas si vamos a utilizar un nombre de persona física que esté registrado. Esto es muy habitual en nombres de famosos. Registran su nombre precisamente para que terceros no puedan aprovecharse libremente y crear una página con esos datos.

Esta es otro de los errores que podríamos cometer al crear un dominio web. Podríamos tener problemas legales si utilizamos un nombre personal sin permiso.

Dominios similares

En muchas ocasiones las marcas importantes cuando van a registrar su nombre también registran otros nombres similares. De esta forma, cuando hablamos de una página web, se garantizan que no van a usar un nombre parecido para suplantar la identidad y poder llegar incluso a lucrarse.

Pongamos como ejemplo nuevamente CocaCola. Puede que tengan registrado también C0caC0la o cualquier nombre que pueda parecer similar al verlo escrito. También errores comunes que pueden cometer los usuarios al escribir un dominio.

Nombres y títulos reconocidos

En este caso hablamos de cualquier nombre o título que pueda ser reconocido. El nombre de una serie, título de un libro famoso, película… Todo esto también podría ser sancionable en caso de que un usuario decidiera crear un dominio con este tipo de nombres.

En definitiva, a la hora de crear una web debemos tener en cuenta diferentes aspectos que son fundamentales. Uno de ellos, como vemos, es saber que ese nombre no está registrado como marca. Si utilizamos uno que lo esté podríamos incumplir la normativa legal y tener una sanción económica importante.