Ya puedes ejecutar Chrome en modo de invitado siempre

Ya puedes ejecutar Chrome en modo de invitado siempre

Javier Jiménez

La privacidad y seguridad a la hora de navegar por Internet es algo fundamental para los usuarios. Son muchas las amenazas que hay presentes. Muchos tipos de herramientas maliciosas que pueden comprometer nuestros equipos. Sin duda a través del navegador podemos ver cómo nuestra información y datos personales son comprometidos. En este sentido los principales navegadores constantemente introducen cambios y mejoras para evitarlo. Hoy vamos a explicar cómo ejecutar Chrome en modo de invitado de forma predeterminada. Esto es algo que puede mejorar nuestra privacidad y seguridad.

El navegador, foco de malware y ataques

No hay dudas de que el navegador es una pieza fundamental para nuestro día a día. Es la herramienta que utilizamos para conectarnos a Internet, buscar información, utilizar múltiples servicios… Sin embargo hay que tener en cuenta que también es un foco importante de malware y múltiples ataques.

Los piratas informáticos ponen sus miras en aquello que es más utilizado por los usuarios. Los navegadores, lógicamente, forman parte importante. Algunos navegadores incluso están basados en la privacidad y seguridad para evitar cualquier inconveniente.

A través del navegador podrían recopilar información de los usuarios. Muchos datos pueden filtrarse y poner en riesgo la privacidad. Por ello es interesante hacer uso de herramientas o incluso funciones que pueden ofrecernos. Un ejemplo es a la hora de navegar y evitar dejar rastro como nuestro usuario, es navegar en modo privado o modo de invitados.

Ahora Chrome ha introducido la posibilidad de entrar siempre en modo de invitado. De esta forma cada vez que naveguemos a través de esta herramienta, nuestra información personal no quedará registrada de forma normal como si navegáramos por el modo común.

Cómo activar el modo de invitado en Chrome de forma predeterminada

Activar el modo de invitado en Google Chrome de forma predeterminada y que se inicie así cada vez que abramos la aplicación es sencillo. Simplemente hay que seguir una serie de pasos que vamos a explicar.

Tenemos que cerrar Google Chrome si lo tenemos abierto. Posteriormente vamos al acceso directo, hacemos clic derecho con el ratón, entramos en Propiedades y en el apartado Destino hay que agregar, al final, Chrome.exe –guest. Tenemos que aceptar.

La próxima vez que abramos el navegador veremos que se inicia en modo de invitado. No aparecerá nuestro usuario, ni tampoco cualquier marcador que tuviéramos guardado o el historial.

Como vemos es un proceso sencillo y rápido. También podemos iniciar en modo de invitado de forma manual sin tener que hacer esto, pero de esta forma lograremos que se inicie siempre de forma automática así.

Modo de invitado en Chrome

Por qué es interesante el modo de invitado

El modo de invitado no guardará ningún tipo de información de nuestra navegación. Esto significa que no registrará las páginas web que visita el usuario, no aparecerá publicidad orientada según las búsquedas que realicemos, por ejemplo. Tampoco podremos acceder al historial previo de navegación o los marcadores que tuviéramos guardados.

Esto es interesante si vamos a compartir el ordenador con otros usuarios. De esta forma esos invitados (de ahí su término) no tendrán acceso a todo el contenido que tenemos. Es ideal si vamos a prestarle el ordenador a alguien y no queremos que entren en el historial nuestro, que accedan a los marcadores guardados, etc.

Se diferencia del modo privado. Hay que tener en cuenta que aunque el modo privado tampoco almacena esta información que mencionamos, sí podemos acceder al historial previo o a los marcadores que tenemos guardados. Por tanto podemos decir que el modo de invitado es diferente al modo privado, aunque en algunos momentos sea similar.

Eso sí, hay que mencionar que el modo de invitado no aporta seguridad más allá de evitar que se almacene información personal o de navegación. Esto quiere decir que no va a proteger nuestro sistema si entramos en una página fraudulenta y descargamos un archivo malicioso, por ejemplo. Más bien aporta privacidad, pero no nos va a proteger.