Cómo elegir un buen nombre de dominio

Cómo elegir un buen nombre de dominio

Oscar Espinosa

Hoy en día cada vez más usuarios y pequeñas empresas toman la decisión de darse a conocer al mundo gracias a la creación de un sitio web o tienda online. Una de las tareas más importantes es la compra del nombre del dominio. Aunque pueda parecer sencillo, puede llegar a ser una tarea realmente compleja. En este artículo te desvelamos la mejor manera de adquirir un dominio y ciertos trucos para decidir su nombre.

Cuando empezamos con un proyecto nuevo online, uno de los factores y decisiones más importantes es la compra de tu dominio web. Aunque parezca una tarea muy sencilla, realmente no lo es, ya que hay que tomar una serie de decisiones muy importantes. Una de estas decisiones es elegir el nombre del dominio. No es nada recomendable elegir el primero que se nos ocurra, hay que pensarlo con calma y valorar los pros y contras del nombre que hemos pensado. Tenemos que hacernos la pregunta de si ese nombre define lo que somos, y lo que queremos vender o dar a conocer. Hay que tener en cuenta que el nombre es parte de la imagen de nuestra imagen y de nuestro negocio.

¿Por qué es importante elegir bien un nombre de dominio?

Además de lo anteriormente dicho, cuando vamos a registrar y comprar un dominio, es muy importante tener en cuenta los siguientes factores:

  • Analizar el nombre que elijamos, ya que este será asociado a nuestro negocio por muchos años. Aunque los dominios web por norma general se contratan de año en año, es muy difícil que una vez llevemos un año con él, decidamos cambiar el nombre del mismo, ya que muchos clientes nos conocerán por ese nombre.
  • Posicionamiento: Dependiendo del nombre elegido, tenemos que saber que los buscadores pueden posicionarnos mejor o peor.
  • Será nuestra identidad en internet, y así nos conocerán por ella. Pensar que tenemos que tener cuidado con la unión de diferentes palabras y también su pronunciación y significado a nivel mundial.
  • Determinar a qué tipo de público estará dirigido el sitio web para usar unas palabras o nombres concretos en el nombre del dominio.

Es por todos estos motivos que, cuando estemos pensando qué nombre de dominio comprar, tenemos que hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿El nombre del dominio que he pensado va dirigido y define mi negocio y a los clientes?
  • ¿A quién va dirigida la web?
  • ¿Es un negocio?
  • ¿Es un sitio web personal?
  • ¿El sitio web es de una marca conocida o es una marca que tiene que darse a conocer?
  • ¿Cuál será el objetivo de nuestro sitio web?
  • ¿Tendrá publicidad?
  • ¿En qué me voy a diferenciar de otros sitios web?

Todas estas preguntas, son preguntas básicas que tenemos que hacernos si queremos elegir correctamente el nombre de nuestro dominio web. Si se trata de una marca conocida, seguramente tendremos mucho más sencillo elegir el nombre del dominio web, sin embargo, si es un sitio web nuevo a lanzar, nos costará mucho más elegir el nombre correcto.

Varios ejemplos que nos pueden servir son, por ejemplo, si queremos montar una tienda de venta de caravanas, un buen nombre podría ser, caravanaszone.es, con este nombre podéis ver que identificamos el negocio, es fácil de posicionar en buscadores, y sencillo de encontrar. Alguien que vea o busque caravanas, sabrá que este negocio es de caravanas.

Otro ejemplo podría ser que queramos hacer un sitio web personal. En estos casos lo mejor es registrar el dominio utilizando el nombre por el que queremos que nos conozcan. Tenemos que tener en cuenta que, si algún día queremos vender nuestro sitio web, será mucho más difícil si este tiene un nombre personal. Por este motivo, siempre es mejor escoger un nombre que no tenga nada que ver con nuestro nombre real.

Una cuestión que tenemos que tener en cuenta es que, una vez elegido el nombre, puede darse el caso que esté ocupado. En estos casos muchos usuarios suelen añadir un guión, números o caracteres especiales. Es muy recomendable evitar hacer esto, ya que puede provocar una penalización en los buscadores a la hora de aparecer, y, además dificulta la memorización del nombre del dominio.

Si os veis esta situación, es siempre mejor intentar buscar otro nombre o probar con otro TLD, utilizando siempre como principales los “.com, .es, .net”. Si todos esos están ocupados, entonces mejor buscar otro nombre que nos defina nuestro sitio web.

Límites que existen al crear un dominio

Diferentes posibilidades

Una vez hemos tomado la decisión final de que nombre vamos a registrar tenemos diferentes opciones que podemos hacer:

  • Registrar un dominio nuevo con el nombre elegido.
  • Registrar un dominio de una marca comercial.
  • Registrar un dominio que contiene varias palabras para así usarlas en el posicionamiento de los buscadores.
  • Comprar un dominio existente.
  • Comprar un dominio de una marca comercial.

Si estamos pensando en registrar o comprar un dominio de una marca comercial, esto puede ser una excelente solución en cuanto a búsquedas de clientes en los buscadores, ya que es más fácil que un cliente busque el nombre de una marca que no un nombre genérico. Esto se conoce como registrar un dominio web apostando por el branding.

Esto también tiene inconvenientes, el primero es que si no es una marca conocida el nombre del sitio web no aportará información sobre qué productos o servicios ofrece. El segundo inconveniente es que requiere de más tiempo y dinero invertido en poder posicionar bien la marca en los buscadores y darla a conocer.

Nombres de dominio usando keywords

Para los casos en que el nombre de la marca no es conocido y no podemos invertir tiempo y dinero en posicionar, la mejor solución es decantarnos por un dominio conocido como «exact match domain» que consiste en registrar un dominio usando las palabras clave en el mismo, para que así los buscadores obtengan gracias al propio nombre mejores resultados. Un ejemplo sencillo de esto sería www.tallereszone.es, donde podéis ver que el nombre ya indica el tipo de negocio que es.

Es por esto que, si optamos por este tipo de dominios, lo primero que tenemos que hacer es tener en cuenta que palabras debemos incluir en el nombre para hacer un posicionamiento seo adecuado. Un truco sería usar términos vinculados a lo que ofrecemos, como hemos visto en el nombre de dominio anterior.

Este tipo de dominios formados por palabras clave son muy útiles para dar a conocer nuestro negocio de forma sencilla y concreta. Sin embargo, cada vez más este tipo de nombres de dominios son utilizados. Debido al aumento de la competencia, cada vez es más difícil posicionarse.

En este tipo de nombres de dominio no todo serán ventajas, y presenta una serie de inconvenientes que veremos a continuación:

  • Si elegimos el nombre de un dominio muy concreto, ligado a una actividad muy concreta, puede suponer un gran problema si algún día decidimos cambiar de negocio o ampliarlo hacia otro tipo de negocio que no coincide con el nombre del dominio.
  • Puede llegar a quitar credibilidad al negocio, ya que, si algún día el nombre no coincide con lo que ofrecemos, puede generar desconfianza con los usuarios.

En resumen

A la hora de registrar un dominio, y no nos cansaremos de repetirlo, es muy importante tener claro y haber repasado las siguientes cuestiones:

  • El nombre del dominio tiene que ser fácil de memorizar: si elegimos un nombre largo o con caracteres raros será más difícil que los visitantes se acuerden del nombre y por lo tanto accedan.
  • El nombre del dominio tiene que ser fácil de pronunciar: si elegimos un nombre difícil de pronunciar será más difícil que los usuarios hablen de nuestro sitio web.
  • El nombre del dominio tiene que ser fácil de leer: si elegimos un nombre difícil de leer, los usuarios no compartirán el sitio web con otros, al no saber cómo leerlo.
  • El nombre del dominio tiene que identificarnos con lo que ofrecemos: esto sin duda es uno de los puntos más importantes, de nada sirve elegir un buen dominio cumpliendo los anteriores puntos, si después resulta que el nombre no tiene nada que ver con los que ofrecemos en el sitio web.
  • No utilizar guiones, ni dobles consonantes, abreviaturas, ni caracteres especiales.
  • Elegir un TLD adecuado, es preferible utilizar un “.com” o un “.es”.
  • Es muy importante que registres el dominio con tus datos auténticos, ya que en caso de cualquier problema te serán necesarios.
  • No uses nombres o marcas registradas, puedes tener problemas legales.

Tener en cuenta que a diferencia de lo que ocurre con las personas, en los sitios web, la primera impresión es clave, ya que si no gusta lo que ven, se marcharán a otros sitios web de la competencia. Como podéis ver, estos consejos son muy sencillos de seguir y os servirán para encontrar el mejor nombre de dominio que se ajuste más a vuestras necesidades.