Comprueba si una IP ha sido parte de la red TOR

Comprueba si una IP ha sido parte de la red TOR

Javier Jiménez

La dirección IP sirve para identificar una interfaz de red en concreto. Puede por tanto indicar qué dispositivo se ha conectado a un servidor o incluso bloquear una dirección en concreto para que no pueda acceder. Hay que tener en cuenta que puede ser fija o dinámica. En este artículo vamos a explicar cómo saber si una dirección IP ha formado parte de la red TOR.

Qué es la red Tor

En primer lugar vamos a recordar qué es la red TOR. Se trata de un proyecto creado para desarrollar una red de comunicaciones basada en el intercambio de mensajes de forma anónima. Esto es posible gracias a una serie de organizaciones y también usuarios particulares que donan su ancho de banda. Así las conexiones se enrutan de forma anónima.

El nombre viene de The Onion Router, que en español podríamos decir que es El Router Cebolla. Está basado en una estructura de capas, de ahí el nombre de cebolla. Estas capas son lo que aportan un anonimato al usuario. Así podemos, por ejemplo, ocultar la dirección IP cuando entramos en un sitio en concreto.

Esta red descentralizada nos permite navegar por la Deep Web. Hay que indicar que para que esto sea posible se necesitan nodos para poder mantener así la privacidad. Hay miles de nodos disponibles.

Aquí es donde entra en juego lo que vamos a explicar para saber si una dirección IP ha formado parte o no de los nodos de TOR.

Cómo saber si una IP ha formado parte de TOR

Saber si una dirección en concreto ha sido un nodo de TOR en algún momento lo podemos lograr gracias al proyecto ExoneraTor. Pertenece a la propia red TOR. Se trata de una base de datos donde aparece la información de todos los nodos que han participado en la red.

Esto nos permite que, si tenemos una dirección IP y queremos saber si ha formado parte o no, lo podamos realizar de una manera sencilla. Además, también podemos utilizar una función para saber si esa dirección formaba parte de la red TOR en una fecha determinada.

Para ello lo primero que tenemos que hacer es entrar en ExoneraTor. La interfaz, como podemos ver, es muy sencilla. Simplemente tenemos un campo para poner la dirección IP que nos interesa y justo al lado otro para poner la fecha que queremos comprobar.

Conocer si una dirección IP ha formado parte de la red TOR

Cuando tengamos rellenos los datos solo tenemos que darle a Search. Automáticamente nos aparecerá un mensaje con el resultado. En caso de que esa dirección IP haya sido parte de los nodos de TOR nos indicará que coincide con la base de datos. En caso de que no haya resultados nos dirá que no han encontrado coincidencia para esa dirección IP.

El proceso, como vemos, es muy rápido. Simplemente basta con conocer cuál es la dirección IP que queremos comprobar y asignarle la fecha que nos interesa. Podemos llevar a cabo esto tantas veces como queramos, tanto para una misma dirección cambiando la fecha, como también probando diferente direcciones que nos interesen.

Así funciona ExoneraTor. La herramienta no es más que un buscador para saber si una dirección IP en concreto ha formado parte de la red de TOR. Puede que en algún momento tengamos dudas de si nuestra IP ha formado parte o no o simplemente queremos comprobarlo.

Usos de la red TOR

La red TOR, así como su navegador, tiene diferentes usos que vamos a explicar. Algunos de ellos están más orientados en mantener nuestros datos protegidos y el anonimato en Internet.

Acceder a la Deep Web

Aunque no es para lo que fue creada la red TOR originalmente, lo cierto es que hoy en día se puede utilizar para acceder a la Deep Web y a la Dark Web. Ya sabemos que en esto último no todo lo que hay es precisamente legal. Allí podemos encontrar, por ejemplo, foros donde los piratas informáticos intercambian herramientas y malware para atacar.

La red TOR permite a un usuario acceder a esta parte oculta de Internet a la que no podrían acceder en circunstancias normales.

Navegar con privacidad

Por supuesto la privacidad también es una de las razones. Ya sabemos que nuestros datos tienen un gran valor en la red y son muchos los métodos que pueden utilizar para recopilar información personal.

Hacer uso de navegadores que se centren en la privacidad es importante. Ahí es donde entra en juego también la red TOR.

Ocultar nuestra dirección IP

Ocultar la dirección IP real es otra de las razones. Hemos visto cómo funciona a través del sistema de capas para poder ofrecer más privacidad y evitar que la dirección real de un usuario aparezca al entrar por ejemplo en una página web.

Evitar la censura

Por último, otra utilidad de la red TOR es evitar la censura. Esto es útil en determinados países en los que la libertad de prensa no está presente. Muchos periodistas utilizan esta red para poder desempeñar su trabajo sin miedo a ser descubiertos.

En definitiva, estas son algunas de las utilidades que podemos lograr gracias a la red TOR. Hemos visto también cómo saber si una dirección IP en concreto ha formado parte de un nodo.