Bloquea una IP o web desde PowerShell

Bloquea una IP o web desde PowerShell

Javier Jiménez

Windows nos ofrece un gran abanico de posibilidades a la hora de configurar nuestras redes y herramientas. Tenemos muchas opciones que están integradas en el propio sistema, así como otras que encontraremos al utilizar programas de terceros. En este artículo nos vamos a centrar en cómo bloquear una dirección IP o página web a través de PowerShell. De esta forma podremos hacerlo fácilmente desde Windows 10 sin necesidad de instalar nada adicional.

Cómo bloquear una página web o IP con PowerShell

Son muchas las páginas web que hay en Internet. Tenemos a nuestra disposición millones de sitios en todos los idiomas y de temáticas muy variadas. Puede ocurrir que en un momento dado nos interese bloquear un sitio en concreto. Queremos que al abrir el navegador y poner su dirección no se abra.

Esto lo podemos hacer de formas diversas. Podemos hacer uso de cortafuegos de terceros y otras herramientas, por ejemplo. Así evitaremos que nuestro sistema tenga acceso a un sitio en concreto. Ahora bien, el propio sistema operativo también dispone de herramientas para lograr el mismo objetivo de una manera sencilla y rápida.

Es ahí donde entra en juego PowerShell. Podremos utilizarlo para llevar a cabo una serie de pasos y bloquear tanto el acceso a una página web en concreto como a una dirección IP. Simplemente hay que realizar algunas acciones sencillas que vamos a explicar.

Bloquear una dirección IP o página web

Vamos a explicar cómo bloquear una página web dirección IP desde PowerShell. Hay que tener en cuenta que podremos bloquear una IP en concreto o también un rango de direcciones. Para ello lo primero que vamos a hacer es ir a Inicio, escribimos PowerShell y lo ejecutamos como administrador.

El comando que hay que ejecutar es el siguiente:

New-NetFirewallRule -DisplayName «Block NOMBRE.com IP address» -Direction Outbound –LocalPort Any -Protocol TCP -Action Block -RemoteAddress DIRECCION

De ese comando simplemente hay que cambiar dos cosas: NOMBRE y DIRECCIÓN. En nombre hay que poner la web del sitio, el dominio; en dirección pondremos la IP de ese sitio. Posteriormente solo tendremos que darle a ejecutar y comenzará el proceso.

Bloquear IP desde PowerShell

En nuestro ejemplo hemos probado una web random que hemos encontrado por Internet. El objetivo simplemente era probar que funcionaba correctamente. Una vez lo ejecutemos podremos abrir Google Chrome, Mozilla Firefox o cualquier navegador y comprobar que la página no carga. Aparecería un mensaje como vemos en la imagen de abajo.

Bloquear una página web en Windows

Podemos acceder también al firewall de Windows y comprobar, dentro de las reglas de salida, si está bloqueado correctamente. Allí aparecerá la página que hemos decidido bloquear. Incluso podremos hacer clic con el botón derecho encima y darle a deshabilitar regla. De esta forma podremos volver a acceder a ese sitio sin problemas. El cambio es instantáneo.

Reglas de cortafuegos en Windows

Como vemos podemos bloquear tanto una página web como también una dirección IP de algún servidor, etc.

En definitiva, siguiendo estos pasos podremos bloquear el acceso a un dominio cualquiera de Internet de una manera sencilla. Básicamente es lo mismo que si creamos una regla en el cortafuegos de Windows. Sin embargo en este caso únicamente hay que ejecutar el código que hemos mencionado, cambiar los parámetros y listo. No necesitaremos perder más tiempo en crear reglas de ningún tipo.

También, como hemos informado, podremos acceder al cortafuegos del sistema operativo y comprobar allí que la regla o reglas que hemos creado, realmente se han almacenado. Así podremos asegurarnos de que efectivamente están activas en todo momento. Siempre podremos revocar la acción y de esta forma poder acceder a ese sitio que en un momento dado hemos decidido bloquear.

Hay que tener en cuenta que ese bloqueo va a estar presente en cualquier navegador. No es algo que pueda afectar solo a Google Chrome o al navegador principal que utilicemos, sino que estará presente en cualquiera que instalemos. A fin de cuentas nuestro sistema está bloqueando el acceso a ese sitio o dirección IP.