Cómo conectar muchos equipos por cable de red

Cómo conectar muchos equipos por cable de red

Javier Jiménez

Para conectarnos a Internet podemos hacer uso de conexiones Wi-Fi y también por cable. Es cierto que la primera opción ha ganado un peso mayor en los últimos años debido al auge de los dispositivos móviles y la mejor calidad de las conexiones inalámbricas. Sin embargo cuando hablamos de Ethernet, de cable, la estabilidad y calidad suele ser mayor. También lo es la velocidad, un factor tan importante para los usuarios. En este artículo vamos a explicar cómo podemos conectar muchos equipos por cable de red.

Las conexiones por cable siempre tienen más estabilidad

Como hemos mencionado, conectar nuestro ordenador por cable LAN suele dar resultados mejores. Es menos probable que haya pérdida de velocidad, cortes, fallos en la conectividad… A fin de cuentas las redes inalámbricas van a necesitar de una cobertura óptima y equipos que reciban una buena señal.

El problema es que podemos estar limitados al número de puertos Ethernet que tiene nuestro router. Generalmente suelen ser cuatro puertos, aunque algunos tienen incluso menos. Si queremos conectar ordenadores, televisiones, videoconsolas… Podríamos tener problemas.

Esto hace que debamos buscar alternativas para tener todos los aparatos conectados a la red doméstica. La opción más sencilla es utilizar el Wi-Fi, algo que casi todos los equipos tienen hoy en día. Pero claro, hemos indicado que esto también puede traer consecuencias negativas en cuanto a estabilidad y velocidad. Por suerte vamos a tener diferentes opciones para poder conectarnos por cable.

Qué hacer para poder conectar más equipos por Ethernet

Vamos a tener diferentes opciones para ampliar los puertos Ethernet que tenemos disponibles con el router. De esta forma podremos llevar la señal a otros aparatos domésticos sin necesidad de utilizar la red inalámbrica y tener problemas de cobertura o estabilidad. Tendremos que contar con algunos dispositivos adicionales, como veremos.

Utilizar un switch de red

Una opción muy interesante es la de tener un switch de red. Básicamente es un aparato que se conecta al router y a su vez ofrece múltiples puertos Ethernet para conectar otros muchos dispositivos. La cantidad de puertos disponibles dependerá del modelo, así como el hecho de ser Fast Ethernet o Gigabit Ethernet.

Podemos encontrar switches de red desde 4-5 puertos hasta otros mucho más profesionales que pueden tener más de 50 disponibles y que es ideal especialmente para empresas. Dependerá de qué necesitemos, ya que no será lo mismo un usuario doméstico que solo necesite conectar alguna televisión, ordenador o videoconsola, que una empresa que tenga que conectar en red una gran cantidad de ordenadores, servidores, etc.

Son equipos muy sencillos de utilizar, ya que lo normal es que sean Plug and Play y no requieran de una compleja configuración. Vamos a poder enchufar dispositivos de todo tipo, siempre que tengan conexión Ethernet. Esto nos permitirá ganar en estabilidad, calidad y velocidad.

Vista de los puertos Gigabit Ethernet del switch D-Link DGS-1016S

Hub Ethernet

Aunque no es lo mismo, un hub Ethernet tiene ciertas similitudes con un switch. También va a permitir utilizar los puertos disponibles para conectar una serie de equipos compatibles y evitar así la conectividad inalámbrica que suele dar más problemas.

No obstante, por sus limitaciones son dispositivos que están en desuso. Hoy en día no es lo más indicado, ya que tiene un mayor consumo de ancho de banda y además están limitados a tener conexiones Fast Ethernet de máximo 100 Mbps. Queda lejos de la capacidad de un switch, que puede ofrecer hasta 1 Gbps sin mayores problemas en la mayoría de modelos.

Router viejo

Un router viejo podría llegar a actuar de la misma forma que un switch de red. Podríamos aprovecharlo y conectar otros equipos por cable, siempre que tenga puertos Ethernet lógicamente. La mayoría de aparatos van a contar con al menos cuatro puertos, por lo que podremos aprovechar tres de ellos para conectar una televisión, ordenador, videoconsola, etc.

Es también una manera de aprovechar este tipo de dispositivos que muchas veces tenemos en casa sin darle utilidad. Es común que al cambiar de operadora de telefonía nos suministren un nuevo aparato y el antiguo pase al olvido y lo guardemos en un cajón sin más.

De esta forma podremos darle una segunda vida para conectar otros equipos por cable LAN e incluso lograr que la cobertura llegue a otras zonas de la vivienda. La capacidad irá también en función de si cuenta con Fast Ethernet o Gigabit Ethernet, así como la cantidad de puertos.

Wi-Fi router viejo

Repetidores

Pero más allá de estos aparatos que hemos mostrado, que podrían ser los más útiles para el objetivo que tenemos, también podemos contar con la posibilidad de usar repetidores Wi-Fi. Hay que tener en cuenta que muchos modelos no solo van a permitir que nos conectemos a través de la red inalámbrica, sino que van a disponer de uno o varios puertos Ethernet.

Esto va a permitir que podamos aprovechar la conectividad a través de cable y poder tener otros aparatos conectados de esta forma y no tener que usar la red inalámbrica, la cual podría dar problemas de estabilidad o de velocidad.

PLC

Algo similar podemos lograr con los dispositivos PLC. En este caso incluso la estabilidad y  velocidad podría ser mayor, ya que los repetidores normalmente se conectan a través del Wi-Fi. En este caso la conexión llega mediante el cableado eléctrico. Así podremos tener una mayor velocidad y sobre todo estabilidad.

Igual que en el caso de los repetidores, los dispositivos PLC suelen tener varios puertos Ethernet para conectar otros equipos por cable. Así podremos enchufar algún ordenador, televisión o cualquier aparato que sea compatible con esta tecnología.

Conectar varios dispositivos PLC

Sistemas Mesh

Una alternativa más es contar con sistemas Mesh. Están relacionados principalmente con el Wi-Fi, para poder cubrir una mayor superficie de nuestra vivienda, pero debemos tener en cuenta que también disponen de puertos Ethernet para conectar otros aparatos.

Estos sistemas pueden tener múltiples equipos repartidos por toda la vivienda. Estos satélites los podemos colocar cerca de los dispositivos que queremos conectar por cable y así evitar tener que conectarlos a través de la red inalámbrica.

Por tanto, estas son algunas opciones interesantes que tenemos para poder conectar más equipos por cable de red cuando nos quedamos sin puertos disponibles en el router. Tenemos diferentes alternativas que pueden resultar muy útiles para ganar en estabilidad.

¡Sé el primero en comentar!