Así puedes evitar problemas con las extensiones que impiden navegar

Cuando hay problemas con las extensiones puede significar que nos quedemos sin acceso a Internet. Podría afectar al navegador y bloquearlo. Esto causa conflicto que impide que abramos páginas web o usemos servicios desde Chrome o Firefox. Normalmente ocurre con nuevos complementos que hemos instalado, pero también podría ocurrir que incluso sea algo repentino con alguno que tuviéramos ya instalado previamente.

Por qué las extensiones afectan a la conexión

¿Qué puede hacer que una simple extensión que hemos instalado en el navegador pueda bloquear la navegación? Hay diferentes factores que podemos tener en cuenta, como veremos. En cualquiera de los casos puede generar conflicto con el programa, como puede ser Google Chrome o Mozilla Firefox.

Una de las causas es que cree un conflicto a nivel de software. Por ejemplo si hemos instalado una extensión que está desactualizada, el navegador puede tener problemas al intentar ejecutarla y eso da lugar a fallos al abrir una página. Pero esto podría ocurrir en el caso opuesto, y es que el navegador no tenga la última versión.

También puede pasar que se trate de un complemento que en realidad es un fraude. Puede ser adware y que tenga la única misión de que empiece a mostrarnos ventanas emergentes con publicidad o incluso barras de búsqueda. Pero podría ocurrir que ese complemento realmente funcione, pero no aporte lo que esperamos de él y provoque un mal funcionamiento

Lo normal es que estos problemas los evitemos al desinstalar esa extensión problemática, pero es importante evitar llegar a este punto y tener únicamente instalados complementos que sean seguros. Así podremos disfrutar de ese complemento que nos interesa, pero sin que tengamos problemas.

Pasos para evitar problemas al usar complementos en el navegador

Siempre podemos tener en cuenta algunos consejos para instalar con total seguridad las extensiones en el navegador y evitar fallos. De esta forma podremos navegar con normalidad y no tendremos problemas cuando intentemos abrir cualquier web o iniciar sesión en redes sociales como Facebook o Twitter.

Instalar extensiones oficiales

El primer paso que debemos dar es instalar complementos únicamente desde fuentes oficiales. Nunca debemos agregarlas desde sitios de terceros, como pueden ser páginas que nos hemos encontrado por Internet sin que realmente sean fiables.

Lo ideal para evitar problemas que lleguen a afectar al navegador es descargar las extensiones solo de las tiendas oficiales de Chrome o Firefox. Por lo menos vamos a asegurarnos de que han pasado un primer filtro.

Evitar tener el navegador cargado de complementos

¿Está el navegador lleno de extensiones? Esta puede ser la causa por la que afectan a la conexión de Internet y se bloquea. Podemos instalar complementos de todo tipo y son interesantes, pero no hay que abusar de ellos. A fin de cuentas es como si tuviéramos muchos programas instalados en nuestro móvil u ordenador. Lo normal es que termine yendo mal.

Por tanto, nuestro consejo es controlar la cantidad de extensiones instaladas. De esta forma tendremos solo las que realmente necesitamos y no tener así problemas.

Revisar siempre que están actualizados

¿Están las extensiones actualizadas? Este punto es muy importante para evitar conflictos con el navegador. Si tenemos algún complemento obsoleto puede llegar un momento que, al instalar una nueva versión de Chrome o Firefox, haya problemas. Es importante revisar bien que estén actualizados.

Para verlo en Chrome hay que ir al menú de arriba (los tres puntos), Más herramientas y Extensiones. Allí hay que pinchar en la que queremos analizar y le damos a Detalles. Una vez dentro nos mostrará la procedencia (hay que asegurarse de que la hemos bajado de sitio oficial), los permisos que tiene y también la versión.

Uno de los apartados nos lleva a la tienda oficial de la extensión. Allí podremos ver cuál es la última versión que hay disponible y comparar con la que tenemos instalada. Si vemos que es una versión superior tendremos que instalarla y así contar con la más reciente.

Pero esto mismo hay que hacer con el propio navegador. Tenemos que ir al menú, entrar en Ayuda, Información de Google Chrome y automáticamente comenzará a buscar nuevas versiones e instalarlas si las hubiera.

Actualizar Google Chrome

Evitar el adware en el navegador

Otra de las razones por las que las extensiones pueden bloquear el navegador es cuando hay algún tipo de software malicioso. Generalmente se trata de adware en este caso. Ocurre que instalamos un complemento que no es seguro y eso nos empieza a llenar el navegador de ventanas emergentes de publicidad o incluso barras de búsqueda.

En ocasiones esas mismas extensiones llegan a bloquear el navegador. Intentamos abrir una página y no responde. Lo que debemos hacer para que esto no ocurra es evitar adware en Chrome o Firefox. Esto tiene mucha relación con lo que comentábamos anteriormente, ya que algo esencial para lograrlo es que los complementos estén actualizados y siempre bajarlos de sitios oficiales.

Pero también podemos tener siempre programas de seguridad en los ordenadores y móviles que instalemos. Por ejemplo antivirus como pueden ser Windows Defender, Avast, Betdefender… Esto nos ayudará a detectar y eliminar posible malware que afecte al navegador.

Volver a valores predeterminados

Puede ocurrir que una extensión haya creado algún problema en el navegador e incluso desinstalándola sigue pasando lo mismo. Seguimos los pasos que hemos dado, la descargamos desde sitios oficiales, está actualizada y aparentemente todo bien pero intentamos abrir una página y continúa el bloqueo. ¿Qué hacemos?

En este caso lo que podemos tener en cuenta es la posibilidad de restablecer los valores predeterminados en el navegador. Básicamente es como si lo instaláramos desde cero. Así eliminará cualquier extensión y limpiará todos los registros. Si se ha producido un fallo por algún motivo al instalar un complemento, esto lo resolverá.

En Chrome tendremos que ir al menú, entramos en Configuración, Configuración avanzada y vamos al apartado de Restaura los valores predeterminados originales de la configuración. Esto nos devolverá el navegador tal y como estaba cuando lo instalamos por primera vez y puede solucionar muchos errores.

Restablecer los valores del navegador

En definitiva, si tienes problemas con alguna extensión y está bloqueando el navegador, setos son los pasos que debes dar para que funcione correctamente sin tener que prescindir de ella. Es un problema que ocurre a veces y normalmente es por un problema con las actualizaciones o por haber instalado ese complemento desde fuentes no oficiales y dan fallos.

2 Comentarios