Evita que se desconecte Internet continuamente al hacer Tethering

A la hora de compartir Internet entre dispositivos es posible que nos topemos con ciertos problemas. Lo normal es que se vean reflejados en la velocidad y no podamos navegar con normalidad, descargar o subir archivos. Por ello vamos a explicar algunos consejos para hacer Tethering con las mayores garantías y evitar así los molestos cortes y problemas de conexión que tanto pueden dañar la conectividad.

Qué significa Tethering

El término Tethering hace referencia al proceso de compartir conexión de Internet entre dispositivos. Es lo que podemos hacer con la mayoría de móviles y poder conectarnos desde un ordenador, tableta o cualquier equipo que no tenga acceso a la red.

Esto es muy útil por lo que mencionamos. Por ejemplo si estamos de viaje en un tren y no hay una conexión Wi-Fi disponible, podemos compartir Internet desde el móvil con un ordenador y así navegar. Lo que hacemos realmente es crear una red a la cual pueden conectarse otros terminales.

Podemos hacer Tethering a través de diferentes métodos, aunque lo normal es de forma inalámbrica creando una conexión Wi-Fi. También podemos usar cable USB o incluso Bluetooth, aunque esta última opción no es la más indicada.

El problema llega cuando intentamos conectarnos y aparecen cortes continuos o la velocidad de Internet es muy lenta. Esto puede deberse a diferentes factores, como una mala cobertura, mala configuración del dispositivo, estar conectados a la banda equivocada o incluso por malware.

Compartir Internet

Cómo evitar cortes al compartir Internet

Para evitar cortes y problemas de velocidad de conexión es posible tener en cuenta algunos consejos interesantes que vamos a mostrar. De esta forma lograremos que la velocidad sea la adecuada y reducir el riesgo de que aparezcan los temidos cortes.

Revisar la cobertura

Una de las principales causas de los problemas al compartir Internet o hacer Tethering es la cobertura. ¿Tenemos buena cobertura en el móvil? Si no es óptima podemos tener muchas limitaciones y la velocidad lógicamente va a ser inferior a la que nos gustaría.

Tenemos que asegurarnos de estar conectados a la red correcta. Por ejemplo ver si realmente tenemos conexión 4G o, en el mejor de los casos, 5G. Si por ejemplo estamos conectados en un lugar interior, esta causa es muy común.

Usar la banda correcta

¿Estamos conectados a la banda correcta? Esto es importante en las conexiones inalámbricas. Lo normal es que los dispositivos modernos cuenten con la opción de conectarnos en la banda de 2,4 GHz y también en la de 5 GHz. La primera es la que menos velocidad va a ofrecer, pero es la más estable a las distancias y posibles obstáculos. En cambio la segunda es la que va a permitir navegar con mayor velocidad.

Debemos elegir una u otra según sea nuestras circunstancias. Podemos probar a cambiar la banda en caso de que tengamos problemas y ver si así la conexión no se corta.

Optar por un router portátil

Lo normal es que hagamos Tethering conectando un ordenador o cualquier aparato a nuestro móvil. Esto puede ser interesante por su facilidad. Sin embargo no es la mejor opción si tenemos en cuenta el consumo de batería o las limitaciones propias de esta tecnología.

Para mejorar todo esto, para evitar cortes y problemas, lo que podemos hacer es utilizar un router portátil. Va a conectarse a la red 4G o 5G y a través de este aparato podremos conectar otros muchos. Suelen tener una autonomía de al menos 6 horas y podremos conectar más equipos que si lo hacemos desde el móvil.

Router 4G para tener Internet en todas partes

¿Tenemos la red segura?

Por supuesto debemos tener en cuenta también la importancia de la seguridad. Si estamos haciendo Tethering para compartir Internet y la red no es segura, podría haber intrusos que estén afectando a la velocidad y calidad de la señal.

Es muy importante que al compartir Internet creemos contraseñas que sean fuertes. Solo así lograremos una barrera para que terceros no tengan acceso. Pero además hay que mantener la propia seguridad en los dispositivos, como es contar con un buen antivirus y tener todo actualizado.

Evitar usar VPN

Los programas VPN son muy útiles para las conexiones de Internet móvil, para poder mejorar la privacidad al navegar por redes públicas. Sin embargo también son la causa de ciertos problemas relacionados con la velocidad y calidad, especialmente al compartir datos.

Si estamos utilizando una VPN, como podría ser ExpressVPN, NordVPN o cualquier otra, es necesario que verifiquemos que funciona correctamente. Podemos probar a apagarla momentáneamente y ver si así se soluciona el problema y, si fuera necesario, la apagamos permanentemente cuando vayamos a hacer Tethering.

Tener actualizado el dispositivo

Otra cuestión a tener en cuenta es la de tener el dispositivo actualizado. Pero aquí hay que mencionar tanto el móvil con el que vamos a hacer Tethering como también los otros dispositivos desde los que vamos a conectarnos a Internet.

Esto va a permitir mejorar el rendimiento general de los equipos y solucionar posibles problemas que puedan aparecer. De esta forma la conexión de Internet funcionará más optimizada y evitaremos riesgos de seguridad además, ya que evitaremos fallos que puedan explotarse.

Usar cable cuando sea posible

¿Estamos haciendo Tethering por Wi-Fi? Puede ser buena idea utilizar un cable y conectarnos de esta forma, siempre que sea posible. Es un hecho que las conexiones por cable son más estables, especialmente cuando la conectividad inalámbrica no es buena por limitaciones de hardware.

Por tanto, siempre que podamos deberíamos optar por compartir conexión por cable. Esto va a ayudarnos a mejorar la calidad y reducir el riesgo de que aparezcan los molestos cortes. Eso sí, lógicamente no todos los dispositivos van a ser compatibles y en ocasiones no podremos utilizar esta opción.

En definitiva, si vamos a hacer Tethering para compartir Internet del móvil a otros dispositivos, podemos tener en cuenta estos consejos que hemos dado. Así lograremos que la velocidad sea óptima y evitar problemas que puedan afectarnos y que se traduzcan en cortes continuos y pérdida de velocidad al intentar navegar por Internet.

¡Sé el primero en comentar!